Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MIÉRCOLES 26 1 2005 ABC ELECCIONES EN IRAK Bush pide 80.000 millones de dólares extra para Irak y Afganistán Unos 120.000 soldados seguirán en Mesopotamia hasta el año 2007 presidente de Estados Unidos eleva los costes de la guerra en los dos países por encima de los 300.000 millones de dólares ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Si todo sale como promete la Casa Blanca, el 30 de enero comenzará con las elecciones una nueva era en Irak. Sin embargo, el presidente George W. Bush pidió ayer un caudal suplementario de 80.000 millones de dólares para hacer frente a los crecientes costes de la guerra en Irak y el despliegue en Afganistán. La Oficina Presupuestaria del Congreso estimó el déficit federal para la próxima década- -sin incluir los costes de la guerra y el ambicioso plan presidencial de reformar la Seguridad Social- -en 855.000 millones de dólares. Al mismo tiempo, el teniente general James J. Lovelace, director de operaciones del Ejército de Tierra, arrojó ayer un jarro de agua fría sobre quienes vaticinaban un rápido regreso a casa de la mayoría de las tropas destacadas en Irak, al asegurar que los planes previstos hasta el año 2007 incluye mantener en Mesopotamia el mismo número de combatientes ahora desplegados: 120.000. Otros 30.000 soldados destacados en Irak forman parte de los marines, la armada y la aviación. La petición de otros 80.000 millones de dólares para ayudar a combatir la cosecha de opio en Afganistán, perseguir a Sadam Husein y mantener las operaciones en marcha en Irak, además de instruir al nuevo Ejército iraquí, eleva los costes de la guerra en los dos países por encima de los 300.000 millones de dólares. Cuando el consejero económico de la Casa Blanca, Lawrence Lindsey, se atrevió a calibrar entre los 100.000 millones y los 200.000 millones el coste de la guerra durante los primeros compases del primer mandato del presidente Bush, fue denigrado por sus colegas en el Gabinete. Según estimaciones de la agencia Associated Press, al situarse el coste de las campañas afgano- iraquíes por encima de los 300.000 millones de dólares se acerca a la mitad de los 613.000 millones de dólares gastados en la Primera Guerra Mundial o los 623.000 que se emplearon en Vietnam, convertidos los respectivos montantes a dólares del año en curso. Mientras en el comité de Asuntos Exteriores del Congreso los demócratas volvieron ayer a incomodar a Condoleezza Rice y a posponer la confirmación de la segura candidata a reemplazar a Colin Powell en la Secretaría de Estado, a cuenta precisamente de la guerra de Irak- -las inexistentes armas de destrucción masiva que fueron esgrimidas para justificar la invasión, la nula planificación de la posguerra, b Esta petición del EDICTO DOÑA MARGARITA LÓPEZ BAUTISTA, Secretario del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Requena. HAGO SABER: Que en este Juzgado al número 268 2004 y a instancia de CONSTRUCCIONES Y REFORMAS CARAJAL, S. L. se ha iniciado expediente de Jurisdicción Voluntaria para la declaración de fallecimiento de DOÑA TERESA VERDEJO REMOHI, casada con DON VICENTE LATORRE ARNAU, el cual murió en la localidad de GODELLETA, de donde era natural, el día 10 de febrero de 1919. Que DOÑA TERESA VERDEJO REMOHI, en el año 1919 contaba con 66 años de edad. Que de los anteriores nacieron tres hijas llamadas TERESA, VICENTA Y FRANCISCA ARNAU VERDEJO, que en el año 1919 eran todas mayores de edad. Que por la parte demandante en este expediente, no se ha podido averiguar la fecha de defunción de DOÑA TERESA VERDEJO REMOHI, ni tan siquiera obtener certificados de nacimiento de la referida señora y o de su matrimonio con DON VICENTE LATORRE ARNAU. Que el último domicilio de DOÑA TERESA VERDEJO REMOHI era en calle Del Rincón, 16, de la localidad de GODELLETA (VALENCIA) El presente edicto se hace público en cumplimiento del artículo 2.038 de L. E. C. de 1881 (que con intervalo de 15 días, se publicará en el B. O. E. en un periódico de gran circulación de MADRID y en otro de la provincia de Valencia, por ser su último domicilio) Requena a 14 de junio de 2004. LA SECRETARIO JUDICIAL. Bush, junto al helicóptero con el que regresó este lunes de Camp David la falta de estrategia de salida- y el Congreso empezó a mediar en la guerra desatada entre la CIA y el Pentágono por la pretensión del secretario de Defensa de crear una nueva unidad de espionaje y acción secreta en el campo de batalla bajo la denominación de Agencia de Inteligencia de Defensa, la Casa Blanca insiste en que todo marcha según el calendario previsto en Irak. AFP En el presupuesto de 2005 Durante los primeros compases que llevaron a la invasión de Irak, el Pentágono tuvo sus más y sus menos con la CIA y con el Departamento de Estado, precisamente por el manejo de información confidencial y por la creación de una sección especial de espionaje encargada de facilitar al jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, su propia evaluación de la amenaza iraquí. Fuentes del Pentágono confirmaron el lunes que la minuta de la nueva unidad que ha despertado la ojeriza de la Agencia Central de Inteligencia ya ha sido con- signada en el presupuesto para 2005. Miembros del Congreso se apresuraron ayer a pedir información suplementaria a la Casa Blanca sobre la nueva partida de 80.000 millones de dólares, y de los eventuales planes de una retirada escalonada de Irak, que en principio choca frontalmente con lo adelantado por el general Lovelace. Tanto la nueva secretaria de Estado- -cuya confirmación se da por cierta esta semana- -como otros cargos de la Administración han hecho hincapié en el progresivo traspaso a las nuevas unidades iraquíes de las tareas de seguridad y lucha contra la insurgencia. Pero la propia Rice se vio obligada a reconocer ante el comité de Exteriores del Senado que tal vez la cifra de iraquíes plenamente equipados y entrenados para hacerse cargo de la parte del león de la seguridad en Irak estaba muy lejos de los 120.000 hombres que aventuró. Un senador demócrata cifró en 4.000 el número de iraquíes suficientemente preparados para la lucha contra una insurgencia.