Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MIÉRCOLES 26 1 2005 ABC Trágico balance de la banda En el auto de procesamiento, Garzón cuantifica en 600 millones de euros los daños provocados por acciones terroristas en 2004. En el periodo 1994- 2003, las pérdidas económicas ascienden a 4.339 millones de euros, a los que hay que sumar los 3.497 millones que provocó el cierre de la central de Lemoniz. Además, en esos años el PIB en el País Vasco disminuyó 89.880 millones de euros. Más de 8.000 acciones criminales contra la vida, integridad física y el patrimonio, 838 víctimas mortales, 1.410 heridos y 78 secuestros constituyen el trágico balance de ETA en 26 años de historia. Garzón procesa a 36 batasunos y pide que se investigue la relación de Otegi con ETA Es terrorista tanto el que ejecuta los actos como el que los dirige, dice el juez N. VILLANUEVA MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón procesó ayer a 36 miembros de la ilegalizada Batasuna por integración en ETA y ha elevado una exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) para que actúe contra Arnaldo Otegi, Jon Salaberría y José Federico Álvarez Forcada por delitos que estos parlamentarios proetarras hayan podido cometer en esa Comunidad Autónoma. Garzón extiende esta consulta a José Antonio Urruticoechea, Josu Ternera quien está suspendido de sus derechos parlamentarios al encontrarse en paradero desconocido, pero que, al seguir aforado, no puede ser procesado por el magistrado. Respecto a Joseba Permach, recuerda que ya elevó una petición similar el TSJPV el 1 de septiembre pasado. En el auto, de 256 folios, el instructor ratifica todas las medidas cautelares decretadas en la causa, como el embargo de los bienes de las herriko tabernas el instrumento con el que los procesados- -que prestarán declaración indagatoria el 31 de enero- -cometieron el delito de integración en ETA. De ella forma parte Herri Batasuna, no sólo como brazo político de aquélla, sino como una estructura más del complejo político- violento diseñado para conseguir, entre otras, una finalidad concreta: la autodeterminación de la denominada Euskal Herria Lo que denominan conflicto no es más que una actividad criminal de contenido terrorista señala Garzón. Todas las estructuras del entorno de ETA- KAS- EKIN, entre ellas Batasuna, están íntimamente relacionadas unas con otras y dependen y cumplen las directrices que ETA imparte directamente o a través de otras estructuras. En este sentido, prosigue el magistrado, Batasuna ha sido consciente de la subordinación a ETA y ha aceptado la distribución de papeles en el desarrollo de la violencia, aunque ahora pretenda adoptar posiciones meramente nacionalistas que buscan el final del conflicto Garzón apunta que la visión simplista de que sólo los que matan, extorsionan y secuestran son los que deben responder por su pertenencia a ETA es, además de una visión miope del fenómeno terrorista, un planteamiento falso Recuerda que terrorista no es sólo el que ejecuta estos actos, sino también el que incita, dirige, financia y da vida a todo el complejo organizativo Así, los procesados constituyen parte del núcleo central financiador que sustenta la columna vertebral de la banda criminal. Fuera de la ley En el auto de procesamiento también dedica unas palabras y lanza una advertencia en relación con la ilegalización de Batasuna, hoy Sozialista Abertzaleak- -con cuyos votos ha salido adelante el plan Ibarretxe- Cuando se acordó la suspensión del grupo, el 26 de agosto de 2002, no se trató de suspender las actividades de un partido político para privar a los ciudadanos de un medio de expresión o participación democrática, sino que ha sido ese mismo grupo el que, a través de sus responsables, ha quebrantado las normas que permiten su existencia legal y con ello violenta a los propios ciudadanos, situándose fuera de la ley Y esa situación debe ser así declarada y no consentida, porque su sostenimiento perjudica y agrede a todos los demás y al ordenamiento jurídico