Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MIÉRCOLES 26 1 2005 ABC Imputan al regidor de IU y a trece vecinos por los sucesos racistas de Cortegana b Asociaciones gitanas acusan a El alcalde de Murcia ordena a su Policía detener a los sin papeles de Canarias A su vez, el delegado del Gobierno amenaza con arrestar a los que cumplan la orden Gobierno Central advierte de que el mandato del alcalde es ilegal ya que no puede detener a hombres libres que no han cometido delito RICARDO FERNÁNDEZ MURCIA. La Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Murcia están inmersos en los últimos días en el mayor enfrentamiento conocido entre ambas instituciones desde hace años. La razón de esta grave crisis hay que buscarla en el traslado desde Canarias a la Región de cientos de inmigrantes subsaharianos- -varios miles en los últimos años- a quienes el Ministerio del Interior está abandonando a su suerte en las calles de diversas localidades, principalmente de Murcia. Un hecho que, aunque se viene produciendo desde el año 2000, ha elevado ahora hasta extremos insospechados la tensión entre el munícipe popular, Miguel Ángel Cámara, y el máximo representante del Gobierno central, Ángel González. El enfrentamiento se inició la pasada semana, a raíz de que el periódico La Verdad publicase un amplio reportaje en el que se contaba la peripecia de una veintena de inmigrantes subsaharianos, a quienes un avión fletado por el Ministerio del Interior trasladaba desde Fuerteventura hasta el aeropuerto murciano de San Javier. Allí eran recogidos por furgonetas del Cuerpo Nacional de Policía, que unos kilómetros más allá de las instalaciones hacían descender a los inmigrantes y les dejaban abandonados a su suerte en una carretera del término municipal de San Pedro del Pinatar. b El representante del Antonio Marín de ser el auténtico responsable del ataque contra una barriada de la localidad ABC HUELVA. Un total de catorce personas, trece vecinos de la localidad de Cortegana y su alcalde Antonio Marín, de Izquierda Unida, están hasta el momento imputadas por los altercados racistas registrados el pasado día 16 en este municipio onubense, tras una manifestación en memoria de Mateo Vázquez, asesinado el día de Año Nuevo. Fuentes de la Guardia Civil precisaron que las diligencias primeras realizadas a estos imputados ya han sido trasladadas al Juzgado de Aracena, encargado de instruir el caso y que debe llamarlos a declarar. Además, indicaron que las investigaciones sobre estos altercados contra la comunidad gitana de la localidad continúan abiertas por parte de la Policía Judicial que sigue con las tareas de identificación de las personas que participaron en los mismos, por lo que no se descarta que pueda haber más imputados en los próximos días. JAVIER CARRIÓN Un grupo de inmigrantes, en un parque de Murcia, tras el traslado de la pasada semana de 20 inmigrantes subsaharianos desde Canarias a la Región Continúa la vigilancia El alcalde de Cortegana, Antonio Marín, está imputado en el caso como promotor de la manifestación y los trece vecinos como participantes en los incidentes públicos ocurridos tras la movilización. Los imputados permanecen en libertad a la espera de las diligencias que instruya el Juzgado de Aracena, después de recibir la información de las investigaciones realizadas por la Guardia Civil. El Instituto Armado informó de que continúa el dispositivo especial, formado por varias patrullas, que desde el día que ocurrieron los hechos velan por la seguridad en el municipio. El día 16, una manifestación en protesta por la muerte de un vecino del lugar acabó con unos incidentes en los que un grupo de alborotadores atacaron varias viviendas habitadas por gitanos. Asociaciones gitanas habían elaborado un manifiesto en el que denunciaban el comportamiento insensato y antidemocrático del alcalde de la localidad onubense, y le acusaban de ser el auténtico responsable. Por su parte, Marín elude responsabilizarse de los sucesos, pues aunque él había convocado la manifestación, alega que el itinerario diseñado ni siquiera pasaba cerca de la barriada gitana Asegura también que pidió a la Subdelegación del Gobierno que mandara efectivos para garantizar la seguridad. Autobús de San Pedro a Murcia La reacción del alcalde de esa localidad fue, en el mismo momento en que se enteró de la noticia, contratar un autobús y trasladar a los subsaharianos hasta Murcia para dejarlos a las puertas de la Delegación del Gobierno. Tampoco se quedó cruzado de brazos el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, quien horas más tarde anunció que iba a dar órdenes a la Policía Local para que detuviese a todos los inmigrantes subsaharianos irregulares y los trasladase a comisaría. Esto es, que volviese a trasladar la responsabilidad a la Delegación del Gobierno. González advirtió que la orden del alcalde era ilegal ya que no puede detener a hombres libres que no han cometido delito y transmitió a los policías locales que si cumplían esas indicaciones, y arrestaban a los inmigrantes que ya han permanecido 40 días en un centro de internamiento, serán ellos quienes quedarán detenidos Estas amenazas e imputaciones como fueron calificadas ayer las palabras de Ángel González por parte del alcalde de Murcia, llevaron a éste a enviar una carta a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para preguntarle si la posición del Ejecutivo es la de su delegado y si respalda las amenazas proferidas, y, en caso contrario, pedirle su cese Trato inhumano y vejatorio Cámara calificó de sorprendentes las declaraciones del delegado del Gobierno, y añadió que que ante el trato inhumano y vejatorio que ha dado a los inmigrantes, se le ha ido la mano o no ha sido capaz de afrontar una situación tan grave Por ello reclamó una inmediata rectificación a González, de quien dijo que está tratando como delincuentes a los agentes de la Policía Local, que realizan una tarea importantísima, ya que, además de ordenar el tráfico, se esfuerzan por garantizar la seguridad en las calles. El penúltimo capítulo de este enfrentamiento lo escribió ayer el representante del Gobierno, quien a través de un comunicado aclaró que no existen tales amenazas a la Policía y es preciso dejar claro que el único riesgo para los agentes de dicho Cuerpo se deriva de la orden dada por el alcalde de Murcia, en el sentido de que se detuviera a los ciudadanos subsaharianos Marruecos despliega en El Aaiún cuatro compañías de la Gendarmería para combatir la inmigración ilegal P. MUÑOZ FUERTEVENTURA. El Gobierno de Marruecos ha desplegado a lo largo de los últimos días cuatro compañías- -400 hombres- -de la Gendarmería Real en El Aaiún, una de las provincias del país desde la que zarpan buena parte de las pateras con subsaharianos que llegan a las costas canarias, y muy en particular a las de Fuerteventura. La medida, según destacó ayer el coronel Cañamero, de la Guardia Civil, a cuyas órdenes se desarrolla estos días la operación internacional Gua- narteme contra la inmigración ilegal, se produce sólo unos días después de que Don Juan Carlos y Doña Sofía visitaran Rabat. El Rey, en su discurso en el Parlamento, el de más calado político de todo el viaje, pidió que ambas naciones unieran esfuerzos para evitar que el mar que nos une se convierta en una fosa común para cientos de jóvenes que, engañados por las mafías, intentan llegar a nuestras costas en frágiles embarcaciones. La medida, según fuentes del Instituto Armado, no tiene precedentes y parece indicar un cambio de actitud significativo de las autoridades marroquíes. La noticia del despliegue de las fuerzas marroquíes se conoció en la presentación de los primeros resultados de la operación Guanarteme desarrollada en aguas de Canarias desde el día 17 y que finaliza mañana, jueves. En la misma participa directamente, además de España- -que aporta efectivos de la Guardia Civil, la Policía, la Armada y el Ejército del Aire- Portugal, que ha enviado una corbeta. También asisten observadores de Alemania, Italia, Chipre, Grecia y Francia. Desde el comienzo de la operación, no ha sido detectada ni una sola patera. La Guardia Civil cree que esa falta de actividad de las mafias se debe a que sus responsables conocieron a través de la Prensa la puesta en marcha del dispositivo.