Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 1 2005 Opinión 5 Un carrerón Se cumple hoy un año desde que ABC revelase la reunión mantenida en Perpiñán por Josep Lluís Carod- Rovira y Josu Ternera, en la que el líder de ERC negoció una tregua de ETA a la medida, reducida a Cataluña. En tan lamentable episodio empezó su carrera desenfrenada de despropósitos ofensivos y su conversión en lo que ya es la caricatura de sí mismo, con el antiespañolismo al fondo. Insólito despliegue La insólita operación abierta para dar con los autores de las agresiones, físicas y verbales, contra José Bono en la manifestación del pasado sábado comenzó ayer a dar fruto. Los primeros detenidos prestaron declaración antes de ser puestos en libertad y la Policía continuó pasando, adelante y atrás, las secuencias del vídeo del alboroto. Aún siendo lamentables los hechos del sábado, parece desproporcionado el dispositivo policial y el ostentoso despliegue de medios puestos en marcha por la Delegación del Gobierno, inversamente proporcionales a la rácana presencia policial el día de autos. Suma y sigue Mientras Zapatero espera esa mínima oportunidad que le permita abrir un diálogo con ETA, Baltasar Garzón no se detiene y sigue estrechando el cerco al entorno abertzale. El magistrado de la Audiencia Nacional procesó ayer a 36 miembros de Batasuna y pidió una investigación sobre cinco de sus parlamentarios, incluido Otegi. El delito, pertenecer a ETA, todavía una banda terrorista. AP Meditación sobre el agua. El vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel (del Partido Aragonés) arremetió ayer contra las malas compañías de Su Santidad el Papa, pues, según él, éstas aportaron a Juan Pablo II una errónea información sobre el Plan Hidrológico Nacional. El Sumo Pontífice afirmó anteayer que el agua, siendo un bien común, no se puede despilfarrar ni olvidar el deber solidario de compartir su uso Tan mal encajó Biel esta recomendación papal que pidió a los obispos aragoneses que den a Juan Pablo II (en la imagen, observando la masa de agua del lago Albano, en Castelgandolfo) una información más fidedigna sobre el problema del agua. los grandes dignatarios son redactados por eminencias más oscuras que grises. Por lo tanto, dejemos al Papa tranquilo y no nos escandalicemos por algo que no tiene mayor importancia, ya que- -puestos a escandalizarse- -a uno le preocupan mucho más las declaraciones del Rey de Marruecos. Sin embargo, aprovechando que los redactores de los pronunciamientos del Papa obligaron al Santo Padre a mojarse- -nunca mejor dicho- -en las procelosas aguas de la política hidrológica nacional, ¿por qué no fueron algo más contundentes con algún que otro prelado que le baila el agua al nacionalismo radical? ¿por qué no quisieron ser un pelín más severos con aquellos obispos que le niegan un responso cristiano a las víctimas de ETA? Puestos a denunciar conflictos regionales causados por los ríos, me indignan mucho más los ríos de sangre que atraviesan España por culpa del terrorismo y sus secuaces, porque- -de hecho- -me siento más próximo a un laico de la España constitucional que a un católico del entorno etarra. Que la jerarquía eclesiástica se lleve el agua a su molino es normal. Y que a falta de molino sugiera quién se la tiene que llevar, también. Como reza el refrán (porque al menos los refranes siguen rezando) Algo tendrá el agua cuando la bendicen EL AGUA DEL PLAN ERA BENDITA FERNANDO IWASAKI N O me han sorprendido las declaraciones del Papa en torno a la situación del catolicismo en España porque es un tema que le concierne. Tampoco me ha llamado especialmente la atención su reflexión hidrológica, porque desde hace siglos que los Papas se vienen pronunciando con desigual fortuna sobre los temas más variopintos: antaño negando la teoría heliocéntrica o dudando de los descubrimientos arqueológicos de los primeros homínidos, y hogaño alertando del peligro capitalista o condenando la invasión de Irak, opiniones que la parroquia socialista ha recibido incluso diciendo amén ¿A qué viene tanto escándalo entonces? En realidad, el Papa sabe tanto del Trasvase del Ebro como Zapatero de la Alianza de Civilizaciones, porque a nadie se le escapa que los discursos de