Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25 1 2005 43 La Real Academia pide que no se utilice la palabra matrimonio para uniones homosexuales EFE EL PROBLEMA DEL AGUA El agua, siendo un bien común, no se puede despilfarrar, ni olvidar el deber solidario de compartir su uso participaron también el cardenal Julián Herranz, presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, y algunos prelados españoles de la Curia romana. ñoles en la preocupación por el debilitamiento de la práctica religiosa en nuestro país, pero insistió en que las raíces religiosas de España, como puse de relieve en mi última visita pastoral en mayo de 2003, no pueden arrancarse, sino que han de seguir nutriendo el crecimiento armónico de la sociedad En tono realista, el Papa admitió que en los últimos años, en Aragón, Asturias, Castilla- La Mancha, Castilla y León, Madrid, Navarra y el País Vasco han cambiado muchas cosas en el ámbito social, económico y también religioso, dando paso a veces a la indiferencia religiosa y a un cierto relativismo moral, que influyen en la práctica cristiana y que afectan consiguientemente a las estructuras sociales mismas Pero la Iglesia de España tiene también una gloriosa trayectoria de generosidad y de sacrificio, de fuerte espiritualidad y de altruismo que ha dado un gran número de santos y que ayudará a superar los restos y dificultades de este momento difícil. Juan Pablo II advirtió que en el ámbito social se va difundiendo también una mentalidad inspirada en el laicismo, ideología que lleva gradualmente, de forma más o menos consciente, a la restricción de la libertad religiosa hasta promover un desprecio o ignorancia de lo religioso, relegando la fe a la esfera de lo privado y oponiéndose a su expresión pública Y esta circunstancia, consideró el Papa, no forma parte de la tradición española más noble, pues la impronta que la fe católica ha dejado en la vida y la cultura de los españoles es muy profunda para que se ceda a la tentación de silenciarla. Un recto concepto de libertad religiosa no es compatible con esa ideología, que a veces se presenta como la única voz de la racionalidad. No se puede cercenar la libertad religiosa sin privar al hombre de algo fundamental sia Respecto a los aspectos políticos, el Santo Padre afirmó que por otra parte, la diversidad de pueblos, con sus culturas y tradiciones, lejos de amenazar esa unidad, ha de enriquecerla desde su fe común El mensaje de rechazo a los separatismos era claro: se trata de aportar lo específicamente propio al patrimonio común para enriquecerlo, no de dividirlo o de socavarlo mediante una labor de zapa en la que participan algunos sectores de la Iglesia española. Trinidad Jiménez dice que Rouco es fundamentalista J. BASTANTE MADRID. La responsable de Política Internacional del PSOE, Trinidad Jiménez, acusó ayer al cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, de no respetar los principios y valores que representa la cultura católica tachando de fundamentalistas las palabras pronunciadas por el presidente del Episcopado el sábado, en las que se lamentaba de que la renuncia a la fe católica comienza a ser una realidad entre nosotros y afirmaba que en Madrid el pecado es masivo Durante su presencia en el Fórum Europa, la concejala socialista en el Ayuntamiento de Madrid subrayó que la Iglesia en España no respeta los principios y valores que representa la cultura católica y que actitudes como la de Rouco suponen una vuelta a posiciones anteriores al Concilio Vaticano II. Lo que está haciendo la Iglesia es una vuelta a una posición que en el siglo XIX tuvo una gran acogida, que fue el regreso a lo antiliberal, a lo fundamentalista, por parte de la Iglesia católica, que el Concilio Vaticano II consiguió frenar, reformar y modernizar. Ahora, de nuevo, volvemos a lo mismo La dirigente del PSOE criticó las referencias de Rouco Varela al pecado masivo preguntando a la jerarquía católica qué es pecar y señalando que la Iglesia, mejor dicho, la jerarquía católica, cree que una mayor igualdad, una mayor libertad, la defensa contra la discriminación supone en alguna medida pecar, pero para mí pecar está en algo mucho más grave, que es permitir la pobreza En su opinión, el Episcopado busca convertirse en portavoz de una pequeña minoría Enseñanza de la Religión Después de denunciar el laicismo, impulsado vigorosamente por grupos mediáticos y políticos, el Santo Padre rechazó las maniobras del Gobierno Zapatero contra la enseñanza de la religión. Según el Papa, la educación integral de los más jóvenes no puede prescindir de la enseñanza religiosa en la escuela cuando lo pidan los padres, con una valoración académica acorde a su importancia En tono severo, Juan Pablo II recordó que los poderes públicos tienen el deber de garantizar ese derecho de los padres, y asegurar las condiciones reales de su efectivo ejercicio como está recogido en los Acuerdos entre España y la Santa Sede de 1979, actualmente en vigor Juan Pablo II completó sus referencias a problemas políticos con un llamamiento a la responsabilidad de los laicos, pues los fieles católicos, a los cuales incumbe buscar el Reino de Dios ocupándose de las realidades temporales y ordenándolas según la voluntad divina, están llamados a ser testigos valientes de su fe en los diferentes ambientes de la vida pública Agua y solidaridad En el capítulo de la solidaridad, amenazada en España por egoísmos territoriales cada vez más ruidosos, el Papa se refirió al problema del agua. Según el Santo Padre, el agua, siendo un bien común, no se puede despilfarrar, ni olvidar el deber solidario de compartir su uso. Las riquezas no pueden ser monopolio de quienes disponen de ellas, ni la desesperación o la aversión pueden justificar ciertas acciones incontroladas de quienes carecen de las mismas Crisis religiosa La visita ad limina es, sobre todo, un examen quinquenal, diócesis por diócesis, de la tarea evangelizadora, y en ese sentido el Papa señaló a los obispos que en vuestros informes se refleja una seria preocupación por la vitalidad de la Iglesia en España El Santo Padre coincidió con los obispos espa- Unidad espiritual y física de España A lo largo de su extenso discurso en español, el Papa abordó también el problema de la unidad, en primer lugar espiritual, y recordó a los obispos que en vuestra propia diócesis, estáis llamados a vivir y dar testimonio de la unidad querida por Cristo para su Igle-