Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 25 1 2005 ABC Regresan los forenses españoles que han trabajado en Tailandia ABC BARCELONA. El equipo de forenses del Instituto de Medicina Legal de Cataluña desplazado a Tailandia para trabajar en la identificación de cadáveres tras el tsunami, regresó ayer a Barcelona. La expedición, formada por diez especialistas, ha participado en la identificación de más de cien cadáveres en la zona de la isla de Phuket, donde parece que hubiera caído una bomba atómica según Joan Armany, director del equipo. El grupo viajó a Tailandia el pasado día 13 para sustituir a médicos portugueses y canadienses y ha trabajado en uno de los tres equipos de identificación, el comandado por el Gobierno suizo. Los forenses, los únicos de España que se han desplazado a la zona del tsunami, se llevaron con ellos las fichas dentales de los dos ciudadanos españoles que siguen desaparecidos, lo que permitirá su identificación. Josep Arimany explicó que el equipo se ponía en marcha cada día a las cinco de la mañana para viajar desde la isla de Phuket hasta Khao Lak, a 230 kilómetros, y que a las cuatro de la tarde eran relevados por médicos ingleses. Arimany destacó la impecable metodología empleada por los forenses, coordinados por Interpol, que suelen invertir entre 80 y 90 minutos para completar una identificación. Resaltó que cada cuerpo genera multitud de datos después de muerto que se tienen que procesar y cruzar con los de antes del fallecimiento La ONU conmemora el 60 aniversario de la liberación de los campos nazis Kofi Annan evoca otros genocidios como los de Ruanda y Sudán b El secretario general logró la aprobación de la Asamblea General para recordar el 60 aniversario de la quiebra de los muros de Auschwitz y de otros campos nazis ALFONSO ARMADA, CORRESPONSAL NACIONES UNIDAS. El próximo jueves hará sesenta años que las tropas soviéticas entraron en Auschwitz- Birkenau y acabaron de destapar el horror de los campos de exterminio nazis. La Asamblea General de las Naciones Unidas, una organización que se creó sobre las cenizas de la Segunda Guerra Mundial para evitar que una hecatombe tal se repitiera y que nunca más el genocidio emponzoñara la faz de la tierra, conmemoró ayer ese aniversario: el de la liberación de los campos, liberación en muchos casos de cuasi cadáveres, de sombras, de humo. Al tiempo, Kofi Annan, el secretario general de una ONU baqueteada por críticas de ineficacia, evocó genocidios como el de Ruanda, que el Consejo de Seguridad no quiso impedir, y el drama de Darfur, en Sudán, del que hoy recibirá un nuevo informe que en principio debe esclarecer si lo que las milicias árabes cómplices del Gobierno de Jartum están haciendo equivale a genocidio. El formulario nunca más que también se ha empleado en España para recordar a los desmemoriados la imperiosa necesidad de impedir que el país se abra las entrañas en una nueva gue- recordar el 60 aniversario de la quiebra de los muros de Auschwitz y de otros campos nazis de la muerte, símbolo del Holocausto en el que fueron exterminados al menos seis millones de judíos y otros: gitanos, eslavos, prisioneros de guerra soviéticos y españoles, disminuidos físicos y mentales, testigos de Jehová y homosexuales. Víctimas del futuro El propio Annan señaló ante miembros de los 191 países que hoy forman la mayor organización multinacional del planeta: Se trata, sobre todo, de recordar no sólo a las víctimas de horrores pasados, a quienes el mundo abandonó, sino también a las víctimas potenciales del presente y del futuro Era la primera vez que la Asamblea General celebraba una conmemoración especial de esa naturaleza. El secretario general de la ONU se refirió también a casos más recientes, como los de Camboya, Ruanda o la antigua Yugoslavia, haciendo hincapié en que la retórica es más fácil que la acción: Desde el holocausto el mundo, para su vergüenza, falló en más de una ocasión para prevenir o evitar la comisión de genocidio Antes de la larga sesión, en la que tomaron parte entre otros los ministros de Asuntos Exteriores de Israel y Alemania, herederos de las dos orillas más netas del Holocausto, Annan ofreció una recepción a supervivientes de los campos nazis, entre los que se encontraba el premio Nobel de la Paz Elie Wiesel. Elie Wiesel ayer en la ONU AP rra civil, estuvo ayer en boca de los oradores que llenaron la Asamblea General, un foro de palabras donde cada año se pronuncian centenares de discursos a los que nadie presta atención. El secretario general logró vencer las reticencias de algunos países árabes y obtener la aprobación suficiente por parte de la Asamblea General para