Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 25 1 2005 ABC Cartas al director La bandera nacional Que los símbolos nacionales desaparezcan de forma sistemática y continuada en aquellas regiones donde triunfa el sectarismo y la exclusión como forma política no sorprende en absoluto. Pero que se siga escenificando la burla día tras día a la Ley, al Derecho y a la Constitución por aquellos que saben que la blandura del Estado no les sancionará, no tiene más calificativo que debilidad y desidia. El artículo 3.1 de la Ley 39 1981 dice: La bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del Estado Antes de que la reforma estatutaria y constitucional acabe con esta hermosa ley, vamos a cumplirla y hacerla cumplir: sanción ejemplar para los Ayuntamientos que la infrinjan. Gonzalo J. Moreno Muñoz. Cartagena (Murcia) Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es algunas de las figuras más reconocidas de este grupo, España y la UE parece que vuelven a su siesta habitual, escribo con el deseo de que se divulgue la situación de él para que de alguna manera tratemos de impedir su muerte. Por favor, Alexis no es periodista, no es poeta, no es letrado, no fue un alto funcionario del Gobierno, no es uno de los líderes de la disidencia reconocido internacionalmente, es sólo un muchacho lleno de juventud y coraje, un joven consecuente con su pensamiento que lleva años luchando con todas sus fuerzas por la libertad y el derecho a la vida. Su vida es tan valiosa como la de cualquier ser humano. No es justo que ni él ni el resto de los que aún permanecen presos caigan en un limbo y queden abandonados a su suerte. Hagan lo que puedan para salvarlo de una muerte segura. Maritza Aguirre. Tampa. ¿Qué les asombra? -Ni aún con manifestantes de derechas abucheándole, consiguen los socialistas que José Bono se arrepienta de defender la unidad de España. ¿Por qué nunca hay controles fijos de velocidad en los puntos peligrosos de la carretera? ¿por qué los radares se colocan en largas rectas cuesta abajo? y ¿por qué les importan tres narices los motivos por los que vas a esa velocidad (sin causar ningún peligro en la conducción, como ellos reconocen de palabra) Estas preguntas tienen una respuesta: recaudación rápida y segura, importando poco las consecuencias que conllevan a los ciudadanos la retirada del carné. En mi caso supone parar de trabajar durante un mes, ya que para colmo de cachondeo me dicen que podría dejar el carné los fines de semana o el mes de vacaciones. Desconocen que algunos contribuyentes no tenemos nunca unas vacaciones reglamentarias y que los fines de semana trabajamos (soy un médico- cirujano que realiza de forma obligatoria guardias de alerta para la medicina pública, teniendo que acudir en ocasiones urgentemente a mi trabajo, que se encuentra incomunicado por transporte público todas las noches) Espero que estas líneas contribuyan a que determinadas multas de Tráfico sirvan para algo más que recaudar dinero para la Administración. Ramón Díaz Conradi. Madrid. Hace pocos días supimos del descalabro sufrido por el cine español. Parece que tres millones de españoles han dejado de ver cine patrio, y eso a pesar del considerable aumento en el número de espectadores. Las causas de la catástrofe no están claras. Descartada la posibilidad de que sea por falta de calidad, para Mercedes Sampietro sólo la explicación de que los imperialistas americanos nos hacen competencia desleal parece plausible. Tan desleal es su competencia que ni siquiera tienen subvenciones. Por si esto fuera poco, los españoles somos tan incultos y tan incapaces de apreciar el sublime talento artístico de nuestros intelectuales que nos negamos a ir a ver sus películas, simplemente por el hecho de ser españolas. Pues no, resulta que no es por eso. Ni por competencia desleal, ni porque son españolas, ni por falta de publicidad, ni por distribución deficiente. Los españoles nos negamos a ir a ver las películas españolas porque son una garantía de ordinariez, aburrimiento y dinero público despilfarrado. Los españoles no queremos saber nada de nuestros intelectualoides porque han demostrado su incapacidad para hacer algo interesante, para cambiar el argumento de sus películas, aunque sólo sea un poco, y salir de la loa a la homosexualidad, de las infancias traumáticas y de la crítica gratuita e inconsistente a la Iglesia o las Fuerzas Armadas. Por exaltar lo peor de España y cargar contra lo mejor, los españoles no vemos películas españolas. Álvaro Silva. Madrid. Radares o recaudar Tuve que dejar mi autorización administrativa para la conducción durante un mes en la Jefatura Provincial de Tráfico (así llama la Administración a la retirada del carné de conducir) El motivo fue porque iba a 93 km h por una vía de servicio por la que no se podía ir a más de 60 km h. Imagino que están en la misma situación los conductores que iban en fila india por delante y detrás de mío. Todos pensamos que los radares de velocidad se colocan en sitios estratégicos para cazar al conductor importándoles un pimiento por qué se iba a esa velocidad y si causaban un peligro en la carretera. Preso cubano Acabo de enterarme que Alexis Rodríguez Fernández está en huelga de hambre. Alexis es uno de los 75. Y dado que después de las excarcelaciones de Memoria, dignidad y justicia El pasado sábado se celebró en Madrid una manifestación por todas las víctimas del terrorismo en la cual se produjeron unos acontecimientos desagradables y condenables. Por desgracia, estos graves sucesos han tratado de sustituir al verdadero titular, que no debía haber sido otro que la respuesta masiva de apoyo y cariño hacia los verdaderos protagonistas: las víctimas. Tras los puntuales hechos lamentables realizados por un mínimo grupo de exaltados, sería bueno trasladar al resto de España el verdadero significado de lo que fue la manifestación. Fuimos a acompañar a los organizadores, la AVT, quien nos convocó a la ciudadanía bajo el lema Memoria, dignidad y justicia con las víctimas del terrorismo con los siguientes objetivos: mostrar nuestro apoyo a las víctimas; expresar nuestro rechazo a que miembros de bandas asesinas encarcelados con muertes a sus espaldas salgan a la calle tras cumplir una mínima e irrisoria parte de la condena; apoyar las medidas tomadas por los miembros del Pacto Antiterrorista, y reconocer el trabajo desarrollado por la Audiencia Nacional. Estos eran los lemas de la convocatoria, en la cual la Asociación Víctimas del Terrorismo pidió que la manifestación fuera silenciosa y respetuosa; y que no se coreara consigna de ningún tipo. Y ésos fueron los lemas que en silencio expresamos la mayoría. Y lo que haya hecho un reducido grupo en una manifestación, que debía haber sido un éxito, no anula ni sustituye el verdadero mensaje del sábado y de cada día de nuestras vidas: hemos estado, estamos y estaremos al lado de las víctimas, porque por memoria, por dignidad y por justicia se lo merecen. David García García. Madrid.