Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MARTES 25 1 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND El ringorrango de su innecesario nombramiento sólo se justifica con su presencia en actos y manifestaciones EL PRIMER AVISO A ZP Si un día el Gobierno comienza a negociar, ZP deberá hacer público el proceso. El pueblo español deberá estar al tanto. Porque tiene derecho a ello. Aquí no valen tapujos la fortaleza que parece exI Zapatero se niega a hibir ante el amigo amerinegociar el plan Ibacano la pierde ante el vecirretxe y, sin embarno enemigo de Marruecos. go, está dispuesto a hacerlo Desde el punto de vista con ETA es porque piensa estratégico es alarmante que las condiciones que que Zapatero haya anunvan a plantear los terrorisciado en un programa de tetas son más llevaderas. Lo CÉSAR ALONSO DE levisión su ansiedad por contrario no respondería a LOS RÍOS dialogar con ETA. Pero la lógica, y yo aún sigo penes tan grave la apuesta en sando que al Gobierno sola que estamos que no me gustaría cialista aún debe de quedarle un tener que afearle sus comportamínimo de lógica. Así que la cuesmientos fatuos. En este envite nos tión es saber qué entiende Zapatejugamos demasiado los españoles. ro por condiciones más o menos Alguien cercano y con autoridad llevaderas, más o menos fáciles de debería decirle a Zapatero que cocumplir. menzar, como lo ha hecho, es enSabiendo como sabemos que Zatregarse. Y entregarnos a todos. patero va a aprovechar la más míTiene que ser ETA la que haga panima ocasión para negociar con tente su disposición a negociar, ETA (lo ha dicho él) conviene que abriendo una tregua, reclamando los ciudadanos hagamos nuestros una negociación. Mientras eso no deberes, es decir, pensemos en ocurra, el aparato represivo debequé circunstancias el Gobierno rá funcionar al máximo, el que dipuede negociar con los terroristas rige Alonso, la Fiscalía General, y cuál es el precio que puede pagar los servicios antiterroristas europor la paz. Incluso deberíamos peos, el Pacto por las Libertades... imaginar qué es lo que estaría disY si un día el Gobierno comienpuesto a pagar Zapatero con tal de za a negociar, ZP deberá hacer púpoder llegar a un pacto con ETA blico el proceso. El pueblo español una vez que conocemos su prodigadeberá estar al tanto. Porque tiene lidad cuando se dedica a negociar derecho a ello. Aquí no valen tapulos intereses de la Nación. En los jos. Ni guiños de ojo a los cuatro debates sobre nuestra representaenterados. Las negociaciones no ción en la Unión Europea echó por deben ser menos transparentes tierra lo conseguido en Niza. Toda que los crímenes que hemos tenido que soportar. El PSOE pagó muy caro el terrorismo de Estado. Lo pagamos todos. Ahora este Gobierno tiene la tentación de aprovechar el atajo del diálogo. Es más light en apariencia pero puede tener consecuencias nefastas. Pero en el supuesto de que llegara el momento de la negociación porque lo pide ETA (sólo si ETA lo pide) porque lo necesita, porque está agotada, habrá que hacerlo público y la sociedad deberá saber el precio. El que ponga ETA, que pondrá un precio al fin del Terror. Yo sé que es muy tentador para un gobernante pasar a la historia por haber conseguido la paz pero también sé que una nación no puede quedar humillada por unos terroristas. Los demás no hemos nacido para hacer feliz a Zapatero, sino para vivir en la seguridad y con dignidad. Suárez luchó contra ETA. González se arrepintió en 1987 de sus errores y siguió luchando contra ETA. Aznar sufrió un terrible atentado antes de llegar al gobierno y se dedicó a luchar contra ETA. Supo declinar una primera propuesta de negociación, y únicamente se avino a unos tanteos una vez abierta la tregua. Por cierto, con luz y taquígrafos. Y ¿cuál deberá ser el deber de Zapatero? Seguir luchando contra ETA. ¿O cree que ha nacido para la gloria? La manifestación organizada por la AVT fue un aviso para el Gobierno. Es la justa y necesaria fiscalización de la sociedad, la más castigada por cierto. LA AUSENCIA DEL ALTO COMISIONADO ESULTA evidente que quienes agredieron a José Bono, ministro de Defensa, en el curso de una manifestación organizada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo no son lo que comúnmente entendemos como gente respetable Entre la crítica, siempre deseable, y la violencia, nunca aceptable, media la distancia que separa la civilización de la barbarie y, más aún, la democracia de cualquiera de las muchas formas con las que suele manifestarse la enfermedad totalitaria. No es suficiente, en cualquier caso, una diferenciación tan simple y obvia. La gravedad del caso exige conocer una clasificación más honda y matizada de los perversos agresores del ministro y sus familiares. El Ministerio del Interior, que por razones de especialización ya está a la tarea, descarta en sus investigaciones que los agresores de Bono sean ultraderechistas o neonazis, que son los grupúsculos organizados que suelen sospecharse en estos casos de violencia contra personajes de la izquierda. Eso asusta mucho porque, salvo que nos pongamos en la fabulación, hay que entender que quienes rompieron la convivencia con su violencia cobarde no eran especialistas siempre reducidos en el número; sino gente común ¿Son tantos los españoles capaces de asilvestrar su ira al menor pretexto? ¿A tan altas cotas ha llegado ya la presión ambiental como para que una madre de familia o un jefe de negociado- -un suponer- -la emprendan a palos con un respetable ministro del Gobierno? El nombre de Gregorio Peces- Barba, Alto Comisionado para la Atención a las Víctimas del Terrorismo, no es ajeno al germen del problema. El pluriempleado- ¿todavía magnífico? -rector de la Carlos III brilló por su ausencia en la manifestación de marras y eso, sin ser causa, adquiere condiciones de motivo en la indignación del personal. Más aún si alguno de los integrantes de la AVT no ha perdido memoria y recuerda a quien hoy es su Alto Comisionado- -su interlocutor con el Gobierno- -como defensor de etarras en los tiempos, políticamente muy distintos, en que con la irregularidad propia de la dictadura, el Juicio de Burgos iniciaba los procedimientos contra los ya violentos asesinos de ETA ante un tribunal militar. No es el antecedente óptimo para dibujar el perfil del cargo del que ahora tanto, y por el momento tan injustificadamente, se espera; pero inescrutables son los senderos que, de sonrisa en sonrisa, conducen la ruta política de José Luis Rodríguez Zapatero, gran especialista en quimeras y juegos de salón. Nadie está obligado a acudir a una manifestación; pero tan rotundo principio general tiene, como suele suceder, alguna excepción: la de sus organizadores o promotores y, en el caso que nos ocupa, la de un Alto Comisionado. El ringorrango de su innecesario nombramiento solo se justifica, y siendo generosos en la concesión, con su presencia en actos y manifestaciones como la muy desgraciada del pasado sábado. R S REVISTA DE PRENSA cráticos Ambos dirigentes apuestan por una Europa fuerte que sepa y quiera transmitir los valores que desde siempre la inspiran Por eso creen que la Constitución Europea es mucho más que un simple texto legal ya que refuerza la cohesión económica, social y territorial, alcanzando una protección especial para las regiones periféricas Consideran que invita a los europeos a fomentar la paz, combatir la exclusión social y discriminación así como a garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, la sociedad entre generaciones y la protección de los derechos de los niños. Finaliza el artículo definiendo la Constitución como el gran paso en el camino de creación de un lenguaje universal, que apueste en la defensa de las personas y que garantice sus derechos Los valores que la inspiran son, para Zapatero y Sócrates, la mejor imagen de Europa que puede ser proyectada en todo el mundo. BELÉN RODRIGO Para una Europa del siglo XXI El semanario luso Expresso publicó en su última edición un artículo de opinión firmado por el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de los socialistas portugueses, José Sócrates, en el que abordan la trascendencia de la Constitución Europea para los ciudadanos de la Península Ibérica. Los dos políticos calificaron de desafío histórico el momento en el que vivimos porque se trata de un nuevo avance en el proceso de construcción europea y recordaron que la entrada en la Unión Europea fue un sueño real de generaciones enteras de españoles y portugueses que veían Europa como la gran referencia de los principios demo- Cambio climático en diez años El punto de no retorno en el cambio climático podría alcanzarse dentro de sólo diez años, según un informe elaborado por políticos, dirigentes económicos y académicos que el diario The Independent recogió en su edición de ayer. El informe advierte de que, con las tendencias actuales, la media de temperatura podría aumentar en dos grados centígrados por encima de la de 1750, época en que comenzó la Revolución Industrial y, con ellas, las emisiones a la atmósfera de los gases de efecto invernadero, especialmente del dióxido de carbono. Los expertos señalan que estos cambios podrían generar efectos catastróficos. S. I.