Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 Deportes PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA JORNADA LUNES 24 1 2005 ABC ANECDOTARIO DE LA JORNADA LUIS GARDE Los 36 goles, récord de la temporada, igualan el tope de la pasada Liga Jornada productiva para los goleadores. Los 36 tantos que ayer se lograron acaban con el anterior registro, establecido en 33 en la jornada 13. Antes se habían conseguido 31 en las jornadas 3 y 17. La mejor marca de la temporada pasada son las 36 dianas de la octava fecha. Desde que comenzó la década, el récord está en los 43 goles de la jornada 37 de la Liga 2002- 2003. Goleada del Deportivo. Logró su mayor goleada de la campaña (4- 1 al Español) Hasta ahora sólo había hecho tres en un partido, 3- 0 al Shelbourne irlandés en la previa de la Liga de Campeones. Tristán, que ayer marcó dos, ha anotado 94 goles en los 200 encuentros que ha jugado con el Deportivo. Riquelme supera a Aimar AFP Riquelme, tres goles, da otra lección frente al Valencia Cuatro penaltis en el partido, dos para cada equipo, y Reina paró uno J. M. ARQUIMBAU VILLARREAL. Cuando Riquelme se erige en el protagonista de un partido, el público acaba de pie. Eso fue lo que sucedió ayer en este partido, en el que el argentino mandó en su zona, dirigió con sabiduría a su equipo y puso la guinda de sus tres goles, que acabaron con la racha de nueve partidos que llevaba el Valencia sin perder. Pero hay más en el haber del equipo castellonense: Reina. El meta volvió a meterse ayer a la afición en el bolsillo al culminar su extraordinaria actuación con la detención de un penalti a Di Vaio cuando el marcador estaba en 2- 0, pero todavía con muchos minutos por delante cómo para que el Valencia creyese en la remontada. Era el segundo penalti que detenía el meta en esta temporada de los dos que le habían tirado. Posteriormente, ya en el tiempo de aumento, no pudo hacer nada ante la máxima pena que le lanzó Aimar. El Villarreal demostró su superioridad desde el minuto inicial en el que salió presionando con fuerza y llegando con peligro a las inmediaciones de Cañizares. Sin embargo, el primer susto lo dio el Valencia cuando Caneira- -emotivo minuto de silencio el que se guardó por el fallecimiento de su hija- -estrelló un balón en el poste (m. 10) lo que obligó al Villarreal a serenar su juego, ante un Va- Seis triunfos seguidos del Betis. No lo conseguía en su estadio en Primera desde 1984. El 4- 0 al Numancia es su mayor goleada de esta temporada. Alivio para Yordi. El getafense era hasta ayer el ariete con más minutos de juego (650) sin marcar. Y el deportivista Valerón también era el jugador ofensivo con más minutos (1.613) sin marcar. VILLARREAL VALENCIA 3 1 Villarreal (4- 4- 2) Reina; Javi Venta, Gonzalo, Peña, Arruabarrena; Font (Sorín, m. 71) Josico, Senna, Riquelme; Guayre (José Mari, m. 73) y Forlán (Cazorla, m. 89) Valencia (4- 2- 3- 1) Cañizares (Palop, m. 71) Carboni, Caneira, Ayala, Moretti; Albelda, Marchena; Rufete (Juanlu, m. 7) (Di Vaio, m. 46) Aimar, Fiore; y Mista. Árbitro Iturralde González. Roja a Gonzalo (m. 89) por doble amonestación. Amarilla a Senna, Gonzalo, Reina, Peña, Caneira, Cañizares y Marchena. Goles 1- 0, m. 17: Riquelme, de penalti. 2- 0, m. 45: Riquelme. 2- 1, m. 89: Aimar, de penalti. 3- 1, m. 90: Riquelme, de penalti. control del juego, su dominio en el centro del campo y las aproximaciones al área rival. Cuando todo parecía indicar que el 1- 0 iba a ser el resultado con el que se llegase al descanso, Riquelme se inventó una jugada y soltó un potente disparo que dobló las manos de Cañizares, no muy bien colocado en esta jugada. Ranieri intentó reforzar la banda derecha con la entrada de Di Vaio después de fracasar su intento con Juanlu, quien había sustituido a un lesionado Rufete a los siete minutos. Albacete, seco en casa. Es el equipo de Primera que más tiempo lleva sin ganar en casa. Desde el 24 de octubre, 1- 0 al Athletic. Son siete partidos sin victoria desde entonces (cuatro empates y tres derrotas) en su peor racha en Primera división. Mal año para la Real Sociedad. El equipo de Amorrortu es el único que no ha puntuado en 2005. Ha perdido cuatro partidos, 2- 1 con el Madrid, 0- 2 con el Albacete, 1- 0 con el Barcelona y 2- 1 con el Levante. En 2004 cimentó su permanencia en Primera con cinco triunfos seguidos entre enero y febrero. Imparable Villarreal. Lleva siete jornadas sin perder (su mejor racha en Primera) y ha logrado tres triunfos consecutivos (todos, en 2005) Derrota nociva para el Valencia. Era el equipo de Primera que llevaba más tiempo sin perder (7 de noviembre) Es la primera vez que recibe tres goles en un partido desde el 15 de junio de 2003 (1- 3 con el Barcelona y Mestalla) y se queda a 12 puntos del Barcelona, más lejos que nunca en esta Liga (estuvo a once en la décima jornada) Ronaldinho se estrena sin penaltis. En su partido número 50 con la camiseta del Barça, el brasileño consiguió su primer gol en jugada de la campaña. Lleva cuatro y hasta ahora había conseguido tres de penalti. Más presión del Valencia El guión cambió en la segunda mitad, en la que el Valencia salió dispuesto a todo, ante un Villarreal, muy ordenado en su defensa y que intentó la baza del contragolpe. Y tuvo su oportunidad con el penalti que le pitaron- -el primero a favor de esta temporada- -pero Di Vaio se topó con Reina, el parapenaltis de la Liga, y no hubo variaciones en el marcador. Los de Ranieri dispusieron de una nueva pena máxima, pero ya cuando el reloj rozaba el minuto 90. Aimar fue el encargado de lanzar y acabó en gol. Parecía que no quedaba tiempo para mucho, pero esos escasos minutos los aprovechó Riquelme para hacer el tercer gol de su equipo y de su cuenta al lanzar un penalti de Marchena a Cazorla. lencia que varió su estilo directo y rápido en busca de los hombres adelantados, por intentar mover más el balón en el centro, controlar un poco más y enfriar el partido. Pero eran los locales quienes seguían mandando en el partido. Un forcejeo del propio Caneira con Forlán en el área valencianista acabó con penalti que lanzado por Riquelme supuso el 1- 0. Gol que hacía justicia a los méritos de unos y otros. No varió nadie su forma de juego tras el gol. El Villarreal mantenía el