Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 Economía LUNES 24 1 2005 ABC JUAN VELARDE FUERTES PERSPECTIVAS ANTE 2005 (II) EL GRAN Y CRECIENTE DÉFICIT EXTERIOR a situación económica exterior que nos afecta es, evidentemente delicada. Los crecimientos de las cinco economías que nos interesan, por su fuerte contacto comercial y por el turismo, son los de Francia, Alemania, Italia, Gran Bretaña y Portugal. Si comenzamos por las fronterizas, la economía lusitana, según estimaciones de técnicos del Banco de Portugal, en términos del PIB, es posible que no se incremente ni en el 1 en 2005; la francesa, este mismo año, según el grupo de pronosticadores de The Economist crecerá un 1,8 También en sus respectivos PIB, de acuerdo con The Economist Alemania aumentará este año sólo un 1,2 e Italia, un 1,5 Gran Bretaña, que es el campeón de nuestros clientes, no pasará de una subida del 2,4 en el PIB. De ese panorama procede un colosal freno al desarrollo español. Fue definida esta situación como la cuestión central sobre la que, se quiera o no, va a girar nuestra economía, el 11 de enero de 2005 por el profesor de la Universidad de Zaragoza, José María Serrano Sanz, en su intervención titulada España y el comercio internacional. Problemas actuales en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Y esto porque ya en el año 2003, según la Organización Mundial de Comercio y elaboración de Serrano Sanz, los coeficientes de apertura exterior, que se miden por el porcentaje de la suma de las importaciones y exportaciones respecto al PIB, para las cinco economías más importantes de la Unión Europea, resulta ser del 68,2 para Alemania; del 56,8 para España; del 54,9 para Francia; del 53,3 para Gran Bretaña, y del 49,8 para Italia. Con menor apertura que la española, y la aparición de un déficit comercial en los doce meses que concluyen en noviembre de 2004 de 6 mil millones de dólares, -España pasa de los 70 mil millones de déficit- en Le Monde de 12 13 de diciembre se titula aparatosamente la portada con un Alerta a las cuentas exteriores de Francia y su duro editorial Comercio y crecimiento plantea esta cuestión en términos que, agravándolos, podrían trasponerse para España. Y si pasamos a nuestro país y al año 2004, es preciso prestar muchísima atención, a lo que el profesor Serrano denomina los principales reclamos que han sido el aumento del déficit en la balanza comercial y su reflejo en otro fuerte desequilibrio de la balanza por cuenta corriente... Y hasta debería resultar llamativo el cambio histórico que representa el hecho de que, por primera vez, en 2004 China se haya convertido en el primer suministrador no comunitario para España desplazando a Estados Unidos L El 8 de enero de 2005, José María Triper, en Expansión iniciaba un artículo sobre nuestra realidad exterior así: El comercio exterior de España sufrió un nuevo descalabro en octubre, mes en el que registró uno de los peores resultados de los últimos doce años, afectado por caídas en las ventas en los principales mercados de la Unión Europea y el nuevo aumento de la factura energética En el año 2002, de enero a octubre, la cobertura de las importaciones por las exportaciones fue de un 76,7 en el mismo periodo de 2003, la cobertura fue del 75,4 y en igual lapso temporal de 2004, este cobertura fue sólo del 71,2 Con esa lanza en el costado exterior de nuestra economía, es imposible pensar en un posible y fuerte desarrollo. Lo duro es que una serie de factores la van a agravar. En primer lugar, los muy serios problemas de nuestra competitividad. Acaban de publicar un valiosísimo artículo Eduardo Ballarín y María Luisa Blázquez, Competitivi- dad mundial y la posición de España en Economía Exterior 2004 2005, n 31, donde se glosa el Informe de Competitividad Global 2004- 2005 que acaba de publicar el Foro Económico Mundial o WEF. Al observarlo contemplamos como Finlandia continúa siendo la economía más competitiva del mundo... Siguen Estados Unidos, Suecia, Taiwán, Dinamarca y Noruega. España, en cambio, mantiene el puesto 23 (de la encuesta anterior) por detrás de algunos de sus principales competidores europeos y de países supuestamente menos desarrollados como Singapur o Chile Y más adelante completa esto de esta dura manera: Al mantener España la posición número 23, y siendo ésta además la posición que ocupa a nivel mundial en términos de PIB per cápita, el resultado podría interpretarse como positivo. Sin embargo, si bien es cierto que nuestro país mantiene importantes ventajas competitivas en cuanto al entorno macroeconómico y un ranking 16 muy positivo, la calidad de nuestras instituciones pú- Resulta llamativo el hecho de que China se haya convertido en 2004 en el primer suministrador no comunitario para España blicas (ranking 34) deja mucho que desear; y además empeora tres posiciones respecto al año pasado. Cuestiones como la independencia judicial, la realización de pagos irregulares o la protección de los derechos de propiedad, nos sitúan a la cola de Europa Esto es muy grave y clave. La competitividad está determinada por la productividad. La base de la actuación del Gobierno, si de verdad quiere mejorarla, es, pues, bien clara y no las declaraciones absurdas relacionadas con los documentos del presupuesto estatal para 2005. Agréguese a esto que, como se lee en el Informe Mensual, correspondiente a enero de 2005 del Servicio de Estudios de la Caixa estimaciones del propio Banco de España apuntan a que las remesas potenciales de los trabajadores (inmigrantes) al exterior... superarían el 1 del PIB en 2004 Igualmente que, como se informa en La Gaceta de los Negocios de 14 de enero de 2004, Danuta Hübner, comisaria europea de Política Regional señaló en su participación en el Foro de Nueva Economía en Madrid el 13 de enero de 2004 que no existe base legal para que España mantenga los 11.000 millones de euros que recibe del Fondo de Cohesión ni para que los pueda perder poco a poco Pero, además del factor exterior, existen otras cuestiones sin las cuales es difícil entender por qué es tan preocupante el panorama que ofrece nuestra economía en este año 2005. INMOBILIARIA URBIS, S. A. PAGO A CUENTA DEL DIVIDENDO 2004 El Consejo de Administración de la Sociedad acordó distribuir entre los accionistas una cantidad a cuenta del dividendo correspondiente al ejercicio social de 2004, por el importe bruto de 0,18 euros por acción, delegando en el Presidente del Consejo de Administración y en el Consejero Delegado para la determinación del día a partir del cual se efectuará el pago, así como del importe neto por acción. En uso de tal delegación el presidente del Consejo de Administración ha resuelto que el pago se efectuará a partir del día 31 de enero de 2005, a través de la Sociedad de Gestión de los Sistemas de Registro, Compensación y Liquidación de Valores, S. A. en conexión con las Entidades Adheridas a todos aquellos que al cierre de los mercados bursátiles del día 28 de enero de 2005, sean titulares de acciones de Inmobiliaria Urbis, S. A. El importe neto por acción, una vez aplicadas las normas procedentes sobre autocartera y deducido el 15 de retención fiscal, será de 0,15352486 euros por acción. Madrid, 21 de enero 2005. -El secretario del Consejo de Administración. El peaje alemán costará al año 76,5 millones de euros a los camioneros españoles ABC MADRID. El peaje que Alemania cobra desde el pasado día 1 a los vehículos pesados que circulan por sus carreteras supondrá una coste adicional anual de entre 70 y 76,5 millones de euros a los camioneros españoles, según un estudio de las Cámaras de Comercio, informa Ep. Entre 500.000 y 850.000 expediciones de camiones españoles, según el estudio, se verán afectados al año por esta medida y deberán pagar entre 90 y 140 euros por viaje. Las Cámaras, que recuerdan que Alemania es un país de tránsito hacia el Norte y el Este de Europa y que el 57,1 del comercio español se realiza por carretera, calculan que la medida encarecerá entre un 0,17 y un 0,19 el comercio exterior español que por allí transita. También señala que el 81,8 de las ventas españolas a Alemania y el 88,7 de nuestras compras a ese país utilizaron la carretera en 2003. Por todo ello, el estudio considera que la medida quiebra la unidad del mercado común europeo e introduce un obstáculo a la libre circulación de mercancías.