Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24 1 2005 Internacional 23 Yúshenko afirma en su toma de posesión como presidente que el sitio de Ucrania está en Europa El nuevo mandatario se marca la lucha contra la corrupción como objetivo preferente de su gobierno recibido hoy en el Kremlin por el presidente Vladímir Putin en lo que constituye su primer viaje al extranjero en calidad de presidente RAFAEL M. MAÑUECO ENVIADO ESPECIAL KIEV. Lo que hicieron los países del Este de Europa desgajados de la influencia soviética a comienzos de los 90 o, como en el caso de los estados bálticos, independizados tras medio siglo de sumisión al Kremlin, lo acaba de hacer Ucrania. Su nuevo presidente, Víktor Yúshenko, quien ayer tomó posesión de su cargo en una entrañable ceremonia con doble escenario, el Parlamento y la plaza de la Independencia, dijo ante una multitud de más de 300.000 personas que nuestro sitio está en la Unión Europea. Los estándares europeos deber ser norma de vida para nuestro pueblo Aunque con más de una década de retraso con respecto a países como Polonia, Eslovaquia o Lituania, que pertenecen ya a la UE, la élite emergente en Ucrania ha comprendido que el modelo a seguir no es el que preconiza Vladímir Putin con su vertical del poder y democracia dirigida montaje que no está haciendo otra cosa salvo afianzar con más fuerza la corrupción, el nepotismo y la arbitrariedad. Tampoco se trata de seguir la vía del totalitarismo centroasiático o de imitar a Alexánder Lukashenko, el tirano bielorruso. Yúshenko dejó ayer bien claro que la referencia para Ucrania debe ser Europa. No somos la periferia de Europa, estamos en su centro afirmó. Y es cierto, si se tiene en cuenta que, geográficamente, el continente europeo se extiende hasta los Urales. b Yúshenko será Víktor Yúshenko, con su familia en pleno, saluda a sus partidarios tras jurar su cargo como nuevo mandatario de Ucrania REUTERS Apuesta por la independencia Para el recién investido jefe del Estado ucraniano, la libertad de palabra así como la independencia de la Justicia y los medios de comunicación deben ser atributos inalienables de la nueva Ucrania. Según sus palabras, nadie jamás osará indicarnos cómo vivir y a quién elegir. Ucrania no será nunca ni un estado colchón ni campo en el que se diriman intereses ajenos Yúshenko aseguró que la lucha contra la corrupción será prioritaria en los cinco años de mandato que tiene por delante y que promoverá todas las medidas necesarias para potenciar el comercio y hacer de Ucrania un país atractivo para los inversores. Pese a su decidida apuesta por Europa, el tercer presidente electo en la historia de Ucrania lanzó un guiño a Rusia al señalar que cooperaremos con todo el mundo De hecho, en lo que constituye su primer viaje al extranjero en calidad de presidente, Yúshenko será recibido por Putin hoy en el Kremlin. El nuevo presidente de Ucrania besa una Biblia, durante la toma de posesión Todas estas palabras las pronunció en la plaza de la Independencia, lugar de concentración de sus partidarios durante la revuelta que forzó la repetición de los fraudulentos comicios del pasado 21 de noviembre, movilizaciones conocidas bajo el nombre de Revolución Naranja A su alrededor, banderas ucranianas, pancartas de apoyo, estandartes naranjas. Junto con la gran multitud presente en la plaza, diputados del Parlamento, invitados extranjeros, miembros del Gobierno, sus colaboradores y su familia en pleno. Minutos antes, Yúshenko había jurado el cargo en el hemiciclo de la Rada sobre la Constitución ucraniana y un ejemplar de la Biblia de mediados del siglo XVI, volúmenes ambos que besó AFP mientras hacía la señal de la cruz. Asistieron al acto un total de 64 delegaciones extranjeras. Entre los presentes, el secretario de Estado saliente de EE. UU. Colin Powell, el presidente polaco, Alexander Kwasniewski, el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, los ex presidentes checo y polaco, Vaclav Havel y Lech Walesa, y la comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Benita Ferrero- Waldner. El denostado artífice del plan de privatizaciones aplicado en Rusia, Anatoli Chubáis, y el ex viceprimer ministro y dirigente reformista, Borís Nemtsov, acudieron también a la cita. El gran ausente fue el adversario de Yúshenko en los comicios, el favorito del Kremlin, Víktor Yanukóvich.