Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Los domingos DOMINGO 23 1 2005 ABC AÑO MUNDIAL DE LA FÍSICA Carecía de título- -y tenía 26 años y una hija que alimentar- cuando un desconocido Einstein le dio la vuelta al universo como a un guante. Un siglo ya del annus mirabilis y Alemania lanza un año de actos preguntándose: ¿por qué no hay hoy más chicos Einstein? El siglo de Einstein emania, con su canciller federal al frente, ha inaugurado los actos del Año de Einstein a fin de recuperar el espíritu aventurado y prodigioso de aquel joven profesor particular emigrado a Suiza que, sin doctorado ni otra relación académica que las revistas científicas del momento, armado sólo con una fabulosa intuición para la física, llegó a poner del revés el mundo, doblándolo por los goznes del espacio y el tiempo. Ningún científico, antes o después, ha influido tanto en la ciencia, la política, la cultura y la sociedad de su tiempo, en el rearme global y el pacifismo pop, ni ha sido tan reverenciado en vida. Como se sabe, Einstein puso, entre otras, las bases de la ciencia nuclear, alertó a las naciones contra el nazismo, fue calificado como muy sexy nada menos que por Marilyn Monroe, Andy Warhol lo elevó a icono pop y él, como es fama, un día en Nueva York, al bajar de un coche a los 72 años, sacaría la lengua a los fotógrafos y con ello a ese mundo que lo idolatraba como una estrella nada convencional sin apenas comprender una palabra de una sola de sus teorías. Ciertamente, pocas ecuaciones serán tan bellas, concisas y públicamente citadas como la lengedaria E mc al tiempo que tan generalmente incomprensibles salvo para un puñado de superdotados. Pues de este inusitado tirón mediático del siempre humorado genio de los pelos blancos pretende hacer uso la Unesco, para llamar a los escolares y estudiantes del mundo al Año Mundial de la Física. Al POR RAMIRO VILLAPADIERNA proponerlo como icono y ejemplo de compromiso y riesgo en un país que siempre se ha enorgullecido de la grandeza de sus pensadores y científicos, pero cuya Universidad languidece ahora bajo un correoso corsé estatalista, con una creciente huida de cerebros a EE. UU. Lo más célebre inventado por un instituto alemán en la última década ha sido el revolucionario formato musical Mp 3 (del Fraunhofer Institut) un descenso de nivel con respecto a la revolución lanzada por Einstein en 1905 y que amenaza los cimientos de la tercera economía del mundo. Protagonista de una ópera Lectura de cartas de Einstein por celebridades y el estreno de una ópera de Philip Glass, Einstein en la playa así como visitas y giras, una gran conferencia científica y una exposición especial sobre el genio pretenden recuperar en 2005 a los jóvenes científicos europeos para la innovación y el debate político en la estela de Einstein. Su pensamiento revolucionó la ciencia y cambió el mundo, y a la vez se convirtió en figura de culto para la juventud por su incorruptibilidad moral y su ardiente defensa de la democracia, dijo el canciller durante la inauguración en el Museo de la Historia de Berlín, urgiendo a la investigación alemana a seguir el ejemplo. En sus más famosas teorías, Einstein formula la hipótesis de la composición de la luz por partículas o fotones, aplica el cálculo probabilístico al movimiento browniano y sienta las bases de la relatividad restringida, luego general. Einstein partía de un mundo ro- deado entonces genéricamente por el éter según el vago concepto científico de su tiempo, y transforma éste en un contenido donde energía, materia, gravedad, tiempo, espacio y luz tienen su domicilio y sus leyes. Con la teoría especial de la relatividad, demostró cómo una pequeña cantidad de materia podría desencadenar enormes volúmenes de energía, abriendo la vía hacia la energía nuclear y hacia cálculos y predicciones espaciales hasta entonces inéditas. Paradójicamente, el pequeño Albert Einstein tardó mucho en andar y sus padres llegaron a creer que tenía alguna tara mental; pero cuando empezó a hablar lo hacía ya con frases completas. Pronto abandonó el colegio, donde solía ser calificado abiertamente de memo. Y, sin embargo, forma también parte de la filosofía del siglo XX: por sus concepciones se encontraba próximo a las ideas de Spinoza, era un idealista vital y rechazaba el positivismo lógico Aunque no participó en la construcción de la bomba atómica, siempre se sintió tocado por su sombra letal, y al comienzo de la carrera armamentista advirtió que, de progresar la carrera atómica, la próxima guerra mundial la haremos con piedras no sin subrayar que la suerte de la Humanidad es, generalmente, la que se merece Además de establecer la existencia de los átomos y determinar su tamaño, estableciendo las bases de la teoría En busca del anhelo perdido En la inauguración de los actos en Berlín, el canciller Schröder quiso ligar el centenario de la Teoría de la Relatividad y el cincuentenario de la muerte de Einstein con una recuperación del espíritu innovador que hizo de los alemanes devotos investigadores, hasta dar en una notable cantera de premios Nobel. Einstein simboliza mucho de lo que este país viene necesitando: el anhelo por devanar la realidad y descubrir cosas comenta en un editorial el Süddeutsche Zeitung de Múnich, sede de buena parte de la ciencia alemana. Berlín desea recuperar una figura universal, una vez más de fe judía, y que vergonzosamente para Alemania abandonó su país y su nacionalidad para no volver nunca; el Gobierno desea La densidad de la Vía Láctea, Instituto Carnagie, (junio de 1931) El científico era popular entre los niños, como demuestra su testamento epistolar Con Oppenheimer. Eran el abuelo y el padre de la bomba atómica