Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad DOMINGO 23 1 2005 ABC La FDA investiga la seguridad de Reminyl en el alzheimer ABC MADRID. Dos estudios clínicos han puesto en duda la seguridad de Reminyl (galantamina) uno de los fármacos que se utilizan en el tratamiento del alzheimer. La FDA, la agencia del medicamento estadounidense, ha decidido investigar si es responsable de la mortalidad detectada. Reminyl también se comercializa en España. Los ensayos estudiaban el efecto del fármaco frente a placebo en 2.000 pacientes de 16 países distintos. El objetivo era saber si podía utilizarse para tratar la pérdida de memoria en la fase en la que la enfermedad aún no se ha declarado en toda su crudeza. Durante los dos años que duraron hubo 15 muertes en pacientes que tomaban el medicamento y 5 en los que tomaban placebo. El origen de esas muertes fueron problemas cardiovasculares. Johnson Johnson, el laboratorio que lo comercializa, ha mantenido contactos con las autoridades europeas y norteamericanas. Un portavoz ya ha aclarado que la mortalidad fue baja si se tiene en cuenta la edad avanzada de los pacientes y advirtió que los efectos secundarios fueron similares en ambos grupos. La FDA ha pedido que no se abandone el tratamiento sin consultar al médico. Uno de los visitantes habituales de un pub fuma y bebe tranquilamente en uno de los locales de Richmond AFP Los pubs ingleses podrán abrir más allá de las 11 de la noche, un límite tan tradicional como las mismas borracheras. La restricción horaria se impuso a finales de la Primera Guerra Mundial, cuando los ex combatientes británicos se lanzaban sin control a la bebida Beber sin límites de horario TEXTO: EMILI J. BLASCO EE. UU. aconseja antirretrovirales tras relaciones sin protección ABC MADRID. Por primera vez, las autoridades sanitarias de Estados Unidos han recomendado el uso de fármacos antirretrovirales ante un posible contagio de sida. Las nuevas recomendaciones aconsejan este tratamiento a personas que hayan sufrido una violación, consuman drogas o mantengan relaciones sexuales sin protección. Si se consumen en las primeras 72 horas de la exposición al VIH, estos fármacos pueden evitar la infección, según se ha visto en ensayos clínicos. Hasta la fecha, sólo se facilitaba esta medicación al personal sanitario que podía haber estado en contacto con el virus del sida. Ronald Valdiserri, portavoz de los CDC, centros para el control de las enfermedades, justificó la decisión en la necesidad de detener la expansión del sida. Pero advirtió: No es una píldora del día después, los antirretrovirales no pueden considerarse un sustituto de la monogamia o del uso de preservativos y agujas estériles LONDRES. La campana que existe junto a la barra del Swan Head un pub del centro de Londres, acaba de sonar. Nadie mira su reloj. Todo el mundo sabe que son las 11 de la noche y que es la última oportunidad de pedir otra pinta de cerveza. Entre los parroquianos no hay unanimidad sobre el anuncio del Gobierno de que a partir de noviembre los pubs podrán permanecer abiertos todo el tiempo que lo deseen, eliminando la hora límite de las 11 de la noche. Hay quien lamenta la pérdida de una tradición, en vigor desde el fin de la Primera Guerra Mundial, cuando las masivas desmovilizaciones arrojaron a la bebida a los ex combatientes, y quien se considera perdido si no existe un tope para seguir bebiendo. Si no me paran, no sé cómo acabaré cada noche afirma el vecino de mesa, cuya confusa dicción indica que ya lleva encima unas cuantas pintas. Pues seguramente acabarás igual, sólo que comenzarás a beber más tarde le responde un amigo. Su teoría es que en Inglaterra la gente se emborracha pronto porque tiene que beber todo lo posible antes de las 11. Pero no lo dice muy convencido, porque igualmente cree que nadie va a desterrar el hábito tan arraigado de acudir al pub después de salir del trabajo. En el Swan Head de todos modos, nadie rechaza disponer de mayor libertad de horario. Sólo es firmemente opuesto el propietario del local, que no comparte la opinión general del gremio, impulsor de la iniciativa junto a las empresas de bebidas. Horarios ajustados al del Metro Ya hace suficiente caja sin necesidad de alargar en exceso la jornada laboral y de pagar más impuestos (en su caso, casi 2.000 libras por la licencia de 24 horas y otras 1.000 anuales, cuando ahora sólo paga diez al año) ¿Ve a las chicas que sirven las bebidas? pues no voy a poder dejar que se marchen solas a casa a altas horas de la madrugada y voy a tener que pagarles el taxi, o sea, que lo que pueda ganar de más lo gastaré en eso asegura. Hasta ahora, el horario de los pubs parecía ajustado al del Metro, que cierra a las 12 de la noche todos los días. Es apurar la última cerveza y volver a casa en el último convoy. A partir de esas horas, son los bares de copas los que se llenan y su público hace cola lue- go en las paradas de los autobuses. El dueño del Swan Head además, teme que clientela menos educada que la suya llegue de otros pubs vecinos y organice algún disturbio. Entonces la nueva normativa le pondría en cuarentena y en caso de que en dos meses se repitieran los desórdenes tendría que pagar una elevada multa, en concepto de ayuda a la seguridad policial y limpieza de las calles. Con vasos de cristal irrompible Para evitar futuros problemas, el pub podría sustituir sus actuales vasos de cristal por otros de plástico. Coors Brewers la compañía cervecera que sirve las marcas Carling y ya ha producido 45.000 vasos irrompibles y reutilizables. La empresa asegura que están confeccionados de tal forma, que permiten la carbonización y la formación de espuma en la superficie, como ocurre con las pintas de vidrio. Son las 23.25 horas, y después de que los últimos bebedores han apurado sus cervezas, el Swan Head cierra sus puertas. Enzarzados en el debate sobre el horario, nadie ha reparado en que en 2008 entrará en vigor la prohición de fumar en los pubs en los que se sirven comidas, que son la mayoría. ¿Cómo ir más allá de las 11 de la noche sin fumar un cigarrillo? Si no me paran, no sé cómo acabaré cada noche cuenta uno de los parroquianos habituales del pub