Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23 1 2005 53 Sociedad Luis Carbonell, presidente de Concapa, afirma que defenderá por todos los medios la clase de Religión Una de las aulas de la Universidad Carlos III, en Getafe, con los titulados a punto de empezar el examen ÁNGEL DE ANTONIO Cerca de diecinueve mil titulados se examinaron ayer por una de las seis mil plazas de formación sanitaria especializada, lo que antiguamente se conocía como el MIR. Antes, muchos nervios. Al acabar, quejas por largo y difícil Así lo vivieron los aspirantes El futuro en cinco horas TEXTO: AINHOA LARREA MADRID. Pienso que no va a ser una catástrofe declaraba ayer una optimista Inés, en el campus de la Universidad Carlos III (Getafe) Eran las cuatro de la tarde (15 horas en las Islas Canarias) y esta madrileña de 25 años se disponía a comenzar una de las pruebas más importantes de su vida: el MIR. Junto a ella, otros 18.671 titulados en carreras sanitarias afrontaron el reto que les permitirá optar a una de las 6.207 plazas de formación especializada ofertadas por el sistema de residencia y convocadas por el Ministerio de Sanidad en más de veinte ciudades de las diecisiete Comunidades Autónomas españolas. Los aspirantes llevaban meses preparándose y se lo jugaron todo en una tarde: cientos de días y simulacros reflejados en apenas cinco horas y un examen real Con disciplina espartana, paciencia y el apoyo de sus familiares y amigos fundamental para sobrellevar los estrictos horarios que imponen las academias biólogos, farmacéuticos, médicos, psicólogos, químicos, radiofísicos y enfermeras han invertido su tiempo en libros y tests, cuya utilidad tendrán ocasión de comprobar el próximo febrero cuando se hagan públicos los resultados. Me conformaría con que la nota fuera proporcional al esfuerzo afirmó otra licenciada en Medicina, Rocío, subrayando la dureza del proceso, una oposición demasiado corta y extensa a la vez, por los contenidos No obstante, aseguró que en ningún momento se planteó abandonar: Pensar que no llegas sí, a menudo, pero tirar la toalla nunca. Aunque tienes mucha ciclotimia y pasas frecuentemente de la risa histérica a la depre siempre encuentras fuerzas para seguir adelante Una de las principales fuentes de energía reside, precisamente, en las oportunidades que brinda la califica- ción final: representa la llave de acceso a la especilidad soñada (neurología para unos, salud mental para otros... y facilita su aprendizaje en algún hospital del país. Sin embargo, Inés destaca la importancia de no obsesionarse para evitar que la presión te bloquee Cuantas más alternativas barajes, más fácil es ahorrarte disgustos. La gente llega preparadísima, es preferible mentalizarse y estar tranquilo Una y no más De calma hablaban también Atilio y Ana María, una pareja de treintañeros peruanos que vinieron a España en mayo de 2004, con sendos permisos de estudiante, para preparar y hacer el MIR. Nos ha costado mucho dinero hacerlo, así que intentamos permanecer relajados. Ahorita a ver qué pasa. Nuestra idea sería completar la residencia aquí y regresar luego a Perú Acuciados por el desembolso económico que les ha supuesto el empeño, aseguraron haber descartado un posible fracaso, una opción que, en virtud de la desproporción entre la oferta y la demanda, dos terceras partes de los postulantes se verán obligados a manejar Entre los que no alcanzan sus expectativas a la primera, hay quien deci- Los nervios se convirtieron en el peor enemigo de los muchos candidatos Á. DE ANTONIO Pasa a la página siguiente