Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional DOMINGO 23 1 2005 ABC El Gobierno hablará con ETA directamente cuando su renuncia a las armas sea verificable Fuentes del Ejecutivo remiten a González y Aznar para que las expectactivas no nos estallen en la boca b Los Servicios Antiterroristas trabajan con informes en los que se pone como condición a los etarras que se entreguen y desmantelen sus bases logísticas GONZALO LOPEZ ALBA PALENCIA. El Gobierno no abrirá un cauce directo de interlocución con ETA hasta disponer de garantías suficientes y contrastables de que esta vez saldrá bien según fuentes gubernamentales, que recuerdan la necesidad de tener muy presente las enseñanzas de los intentos anteriores de los gobiernos de Felipe González y José María Aznar. Tales garantías pasan por una renuncia a las armas que no se limite a las declaraciones, sino que sea fiable y verificable es decir, pasa por hechos y no sólo palabras A este respecto, y como publicó ABC a finales del pasado año, los expertos en la lucha antiterrorista han elaborado un informe con las condiciones que, a su juicio, debía cumplir la banda para no caer en otra tregua- trampa En el documento se recomendaba al Ejecutivo que, para aceptar una tregua definitiva, debería exigir de inmediato la entrega de todas sus armas y explosivos, con el correspondiente control técnico. Las Fuerzas de Seguridad disponen de un cálculo aproximado del arsenal que la banda puede ocultar y mantener operativo en estos momentos. De la misma forma, según los expertos en la lucha antiterrorista, el Gobierno debería poner como condición indispensable el desmantelamiento de las bases logísticas de la banda así como la entrega, para su puesta a disposición judicial, de los dirigentes y pistoleros que están ahora mismo con órdenes de busca y captura. También en este caso la Policía dispone de un censo de los etarras huidos. Todas éstas serían las condiciones que el Ejecutivo ha escuchado de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. de su presidente abriendo la puerta a la negociación bajo la premisa de las garantías reseñadas. Si la consigna interna ya era de máxima cautela se ha visto reforzada por el coche bomba de Guecho, y también por el hecho de que, tras las declaraciones realizadas el miércoles por José Luis Rodríguez Zapatero en TVE, se dispararon las conjeturas sobre una negociación que, según las fuentes consultadas, no existe. De ahí la decisión de Zapatero de, una vez que ha movido la ficha de admitir públicamente que la negociación es posible, enfriar las expectativas para evitar que éstas nos estallen en la boca Ahora, según el Gobierno, corresponde mover ficha a ETA Batasuna. Y, mientras, cerrojazo informativo. La eurodiputada Rosa Díez saluda al ministro Jesús Caldera Escepticismo No obstante, en el Gobierno y en el PSOE se mantiene la esperanza de que ese horizonte optimista se mantenga. A favor de la esperanza se esgrime, además del análisis de expertos que opinan que esta vez parece que los movimientos son serios el dato de que ETA no ha asesinado desde hace más de quinientos días- -el periodo más largo sin una tregua- A favor de la cautela se alega la duda de si se trata, de nuevo, de una estrategia de ETA para ganar tiempo y reorganizarse, o si real- Rosa Díez advirtió que sería tremendo que cometiéramos algún error que permitiera a ETA volver a salir del agujero El Gobierno no piensa ir más allá de la medida declaración de Zapatero abriendo la puerta a la negociación con las garantías reseñadas mente se está propiciando la búsqueda de vías que faciliten la renuncia definitiva a las armas. El Pacto ha funcionado En la línea de la pauta marcada desde La Moncloa se pronunció ayer, aunque sus palabras transmitían mayor escepticismo, la eurodiputada vasca Rosa Díez, que participó en las jornadas de debate organizadas por el PSOE en Magaz de Pisuerga (Palencia) Como ha dicho el Gobierno, con ETA no hay más que hablar que dónde y cuándo deja las armas, no a partir de una tregua indefinida sino a partir de una declaración de fin definitivo del terrorismo que se pueda constatar. No vale Blanco y Acebes activarán esta semana la comisión bilateral para las reformas de Constitución y Estatutos G. L. A. PALENCIA. El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, confirmó ayer que esta semana que empieza- -seguramente el martes- hablará con el secretario general del PP, Ángel Acebes, para acordar los objetivos y el método de funcionamiento de la comisión pactada entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy con el fin de que ambos partidos aborden conjuntamente el proceso de reforma de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía. A pesar de la pretensión del PP de elevar el rango de los integrantes El punto final es posible Aunque el Ejecutivo dispone de informaciones y análisis de diversas procedencias que le han llevado a la conclusión de que en esta ocasión es posible llegar a una situación de punto final del terrorismo, considera que los precedentes aconsejan caminar con pies de plomo y que ya ha llegado hasta donde podía llegar: la muy medida, y meditada, declaración pública de esta comisión, Blanco confirmó que la delegación socialista estará encabezada por Alfonso Perales, número tres del PSOE y secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica, al que acompañarán la secretaria de Economía, Inmaculada Rodríguez- Piñero, y un representante del Grupo parlamentario Socialista. En función de los asuntos a tratar y de la evolución de las reformas podría alterarse esta composición, pero no en la fase inicial. La presencia de la responsable de Economía del PSOE se justifica porque uno de los asuntos que se quieren abordar en esta comisión es la financiación autonómica y, especialmente, la de la sanidad. Esta última tiene un carácter preferente ya que se quiere presentar una fórmula a la Conferencia de Presidentes que está previsto que se reúna por segunda vez en mayo o junio próximo. La intención del PSOE es que la comisión conjunta con el PP comience sus trabajos una vez que, el 1 de febrero, el Pleno del Congreso rechace el plan Ibarretxe. La reforma de la Constitución será también uno de los asuntos que primero aborde esa comisión ya que el Gobier- no tiene intención de remitir antes de que concluya el primer trimestre su propuesta al Consejo de Estado para que este órgano, en el plazo de un año, elabore un informe al respecto. La voluntad del Ejecutivo es que esa propuesta sea consultada previamente con el PP para, en la medida de lo posible, compartir con el primer partido de la oposición los términos de esta reforma. En cuanto a los recelos manifestados por los socios parlamentarios del PSOE ante la creación de la comisión bilateral con el PP, Blanco insistió en que no es excluyente