Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 23 1 2005 ABC Nacional Un momento del intento de agresión a José Bono (a la derecha) EFE La manifestación de apoyo a las víctimas deriva en una bronca contra el Gobierno Bono tuvo que abandonar la marcha tras sufrir un intento de agresión con una barra de hierro mil personas marcharon de Cibeles hasta la Puerta del Sol para mostrar su solidaridad con las víctimas y contra la excarcelación de terroristas ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. El objetivo era apoyar a las víctimas del terrorismo y escuchar los relatos estremecedores de los familiares, después de muchos años de silencio, pero la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo acabó empañada por el intento de agresión al ministro José Bono y la concentración ante la cadena Ser. La protesta contra el Gobierno socialista y el recuerdo del 13- M y los asaltos a las sedes del PP impregnaron el ambiente entre Cibeles y la Puerta del Sol. Y, al final, la manifestación derivó en una bronca contra el Gobierno. La crispación llevó a algunos a increpar e incluso intentar agredir con una barra de hierro al ministro de Defensa, José Bono, que intentó unirse, como un ciudadano más y acompañado por su propio hijo a la manifestación. Y, al final, el ministro que más claramente se ha manifestado en defensa de la Constitución y de la unidad de España se vio obligado a abandonar la concentración protegido por escoltas. b Treinta y cinco Treinta y cinco mil personas se unieron para mostrar su solidaridad con las víctimas REACCIONES José Bono Ministro de Defensa Desde la época de la dictadura no había ido nunca a ninguna manifestación en la que haya sentido la violencia tan cerca, los puñetazos y las agresiones de una minoría que, sin embargo, en mi entorno, en la manifestación, se han manifestado de modo mayoritario Nunca- -dijo posteriormente a Castilla- La Mancha Radio- -desde la dictadura había sentido en una manifestación la violencia tan cerca aunque insistió en que era una minoría que se adueñó de la situación. Con el ministro, abandonó también la marcha Ana María Vidal- Abarca, presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, visiblemente abochornada por lo que había sucedido, mientras la eurodiputada socialista, Rosa Díez, se abrazaba a ella sin poder evitar las lágrimas. Vidal- Abarca dijo a ABC que estos hechos desvirtúan el espíritu de una manifestación a la que tanto el ministro como Rosa Díez han acudido como ciudadanos. No es justo el trato dispensado por unos exaltados; sobre todo no es justo con Rosa Díez, que si en algo se ha caracterizado es por su oposición frontal a los violentos en el País Vasco Los incidentes fueron tajantemente condenados por José Alcaraz, presidente de la AVT, convocante de la manifestación. Paradójicamente, mientras la mayoría de los manifestantes pedían la dimisión de Gregorio Peces- Barba como Alto Comisionado para la atención a las víctimas del terrorismo, precisamente por no haber asistido a la manifestación, otros impidieron a Bono y a su hijo participar en la marcha. En realidad parecía que había dos José Alcaraz Presidente de la AVT Total condena ante el conato de agresión a José Bono, una persona que está siempre con las víctimas del terrorismo. La Asociación está indignada y decepcionada ante la actitud de una minoría que no encaja con el sentir de las víctimas Ángel Acebes Secretario general del PP El PP condena cualquier insulto o agresión, más en una manifestación de apoyo y respaldo a las víctimas. Unos pocos intolerantes no pueden desvirtuar el gran éxito de una manifestación en la que miles de ciudadanos han apoyado a las víctimas del terrorismo, les han dicho que no están solas y que hay que seguir luchando unidos manifestaciones. En la primera, miles de personas acompañaron a las víctimas y a los familiares desde la plaza de Cibeles a la Puerta del Sol tras una pancarta en la que se pedía Memoria, Dignidad y Justicia para las víctimas En general, las víctimas pedían el cumplimiento íntegro de las condenas o incluso la cadena perpetua clamaban todos los muertos son iguales y lamentaban- Peces- Barba, dimisión -la no asistencia del Alto Comisionado que debía ser su máximo representante. Las ausencias del presidente del Gobierno- Zapatero, vago la portavoz de una de las asociaciones de afectados por los atentados del 11- M- Atención, dónde está Pilar Manjón o los actores que se movilizaron contra la guerra de Irak- Dónde está, no se ve, a la familia Bardem -protagonizaron gran parte de las consignas. Entre los manifestantes había muchos familiares de víctimas del 11- M a título individual. Después de las víctimas marchaban los políticos tras una pancarta en la que se podía leer Un compromiso con las víctimas Estaban el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla- me quedo con las miles de personas que han salido a la calle en solidaridad con las víctimas dijo posteriormente al ser preguntado por los incidentes- el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón; el Defensor del Menor, Pedro Núñez Morgades; el secretario general del PP, Ángel Acebes; el secretario del PSOE madrileño, Rafael Simancas, o el ex secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Astarloa. Elogios a Acebes Y, entre ellos, como si fuera una segunda manifestación, desfilaban numerosas personas que aprovechaban la presencia de los políticos para protestar contra el Gobierno. No a Zapatero, el 20 de febrero Esperanza, tú no te cansas Ibarretxe, al Tribunal Penal Con asesinos no se negocia Pero el protagonista de las frases más corea-