Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 1 2005 Los sábados de ABC 103 Juan Pablo Montoya es uno de los singulares probadores de cronómetros y garantía de resistencia, tras someterlos al infierno de una prueba de Fórmula 1 Con Woods, el dominio del tiempo y la fuerza hacen estragos en el green Colaboramos con Woods o Sharapova porque tanto en el golf como en el tenis el tiempo va a jugar mucho en el futuro María Saharapova trabajará con la firma relojera suiza con el fin de mejorar en el control del tiempo en una pista de tenis y abrir nuevos caminos de Cronos en este deporte ERNESTO AGUDO constante y de la fuerza por desarrollar el talento, cualidades que también han hecho de María Sharapova la número uno en el tenis. -Su embajadora Marion Jones fue capaz de todo con tal de ganarle segundos a su cronómetro. ¿Qué medidas toman para que ningún otro embajador salga mal? -Hay que decir que Jones sigue sosteniendo hasta la fecha que ella no ha hecho nunca nada por lo que se la deba penalizar y no se ha podido demostrar otra cosa. De manera que hasta que no se demuestre lo contrario, en TAG Heuer seguimos dándole nuestra confianza y sintiendo una gran admiración por ella. Evidentemente, si algún día se comprobara lo contrario, adoptaríamos las medidas pertinentes. En general, siempre basamos nuestra elección en la seriedad de los embajadores y en su trayectoria demostrada, que se comprueba antes de firmar el contrato. Tenemos cláusulas que, además de prever la rescisión en caso de perjuicio a la imagen de la marca, fijan compensaciones por daños y perjuicios por si algo así ocurriera. -Brad Pitt será su embajador mundial, menos para EE. UU. y Canadá. ¿Por qué? -Porque Brad Pitt, al igual que una gran parte de las estrellas de Hollywood, prefiere no hacer prácticamente publicidad en EE. UU. por el riesgo de que los productores pierdan interés por convertirles en protagonistas de las películas de gran presupuesto. En Hollywood existe la regla de que lo bueno escasea, hay que hacerse desear, como cualquier buen producto de lujo, y así el público que no tiene mucha ocasión de poder ver a sus estrellas acude a ver las películas, y eso pasa con Tom Cruise, Brad Pitt o Julia Roberts, que no hacen apenas publicidad. Thurman sólo la hace para Vuitton y TAG Heuer. -Contratar esta constelación les habrá salido muy caro. ¿No es suficiente la calidad para vender relojes? -Es verdad que el lujo empieza por el producto de buena calidad, pero eso lo pueden ofrecer bastantes marcas. Por eso el reloj sólo no basta y es necesario el marketing para crear en el público el deseo de poseerlo, ya que al no tener una función práctica e indispensable- -la hora es gratis- hay que generar una relación emocional, a lo que contribuye la participación de las estrellas, aceleradores del deseo de po- seer nuestros relojes. ¿Qué embajador les ha salido más caro y cuál más rentable? -El más rentable no se sabe porque algunos acaban de llegar En cuanto al coste, para cualquier contrato con estrellas de este calibre, sea Woods o Pitt, la unidad de medida es el millón de dólares. -Las empresas del lujo están amenazadas por los falsificadores, pero ustedes no parecen tener grandes problemas. ¿Sólo son objeto de esta amenaza los que fabrican productos que puede hacer cualquiera, como un bolso, y cuyo único valor es el nombre de la marca? -Todas las grandes empresas, y por supuesto Louis Vuitton, grupo al que pertenecemos, tenemos un gran presupuesto para luchar contra las falsificaciones. Es un poco el precio del éxito, que asumimos. También es verdad que las marcas fundamentalmente creativas podemos poner distancia porque los falsificadores no suelen imitarnos, y, por otro lado, la tecnología complica la fabricación de manera que podrán copiarnos la forma, pero no el contenido. Cuando alguien ofrece un supuesto Tag Heuer por 50 euros y otro lo compra, el único responsable de la estafa es el comprador, porque nadie se puede llamar a engaño. Además, es cómplice de la falsificación. -Ustedes dicen el tiempo es todo y eso lo saben muy bien los que no tuvieron el suficiente para escapar del tsunami. Además de trabajar para el deporte y el glamour, ¿hacen algo para mejorar la vida de la gente? -Hay que distinguir el papel de una marca de la actuación de los gobiernos y de lo que hace cada cual en beneficio de la Humanidad. Porque una marca, a fin de cuentas, y son las reglas del capitalismo para toda empresa privada, se crea para ganar dinero, y cumple su papel social de dar trabajo; pero una marca como TAG Heuer no puede sustituir la labor gubernamental en emergencias. Y de los actos solidarios personales en TAG Heuer no hacemos publicidad.