Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 1 2005 95 Los sábados MOTOR ENTREVISTA de PROPUESTAS Y LUGARES GENERAL MOTORS REACTIVA LA MARCA CHEVROLET PARA GANAR TERRENO EN EUROPA JEAN- CHRISTOPHE BABIN EXPLICA LA VOCACIÓN CRONOMÉTRICA DE LA FIRMA TAG HEUER SUDÁFRICA NOS PROPONE SUS SAFARIS DE 5 ESTRELLAS. SE DISPARAN FOTOS, Y NO TIROS ¿Comer con vinos de Jerez? ¿Por qué no? Fueron los primeros en obtener la Denominación de Origen, son únicos y una obra de arte, pero, fuera del aperitivo y de los postres, son bastante desconocidos como vinos de mesa Comer con vinos de Jerez rez ha acogido estos días a los chefs y sumilleres de los restaurantes de siete países, que quedaron finalistas en el Primer Concurso Internacional de Maridaje Gastronómico con vinos de Jerez. Organizado por el Consejo Regulador, tenía como objetivo ampliar la gama de platos que tradicionalmente se estaban casando con los vinos más característicos de España. Y todo porque los vinos de Jerez son únicos, una obra de arte, y tan variados que, combinándolos bien, maridan con todos los platos de una buena mesa, incluso con aquellos en los el emparejamiento es bastante difícil, como es el caso de los escabeches. Una buena noticia, porque los grandes críticos gastronómicos siempre sitúan a estos caldos en un lugar privilegiado entre los vinos del mundo. Pero lo curioso es que fuera de su entorno- -el triángulo que va de Jerez a Sanlúcar y a El Puerto- -son muy pocos los consumidores que se atreven a regar los tres platos de una buena comida con ellos. Quizá sea por desconocimiento, falta de información o poco inte- Je TEXTO: CARMEN FUENTES rés de los sumilleres, o tal vez por la todavía escasa cultura del vino que hay entre los españoles- -pese a lo que presumen de saber- La cuestión es que con la variedad de estilos, las peculiaridades de su singular proceso de elaboración, la versatilidad de su uso y el éxito comercial en los mercados del mundo, estos caldos tienen una imagen restringida sólo al aperitivo y al postre, pues pocas veces los vemos en las cartas de los restaurantes para acompañar los platos. Y muchas menos las que los sumilleres nos los recomiendan. Preocupado por este desconocimiento, el Consejo Regulador ha sido el primero en alzar la voz lanzando una campaña denominada El vino de Jerez se sienta a la mesa con el fin de dar a conocer la gran diversidad y el elevado potencial de estos caldos en el maridaje gastronómico. Y para demostrarlo, han celebrado un concurso internacional, entre los chefs y sumilleres de Europa y América, para animar esos maridajes. A lo largo del pasado año, (Pasa a la página siguiente)