Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 1 2005 Sociedad 51 Salud Los mellizos de Aleta Nadie diría que está en edad de ser abuela, pero Aleta St. James dio a luz el pasado mes de noviembre a esos mellizos que muestra con orgullo, cuando le quedaban tres días para cumplir 57. Aunque no tiene ningún récord, esta norteamericana representa la imagen de lo que pueden ser las madresabuelas del siglo XXI: con edad, pero lo suficientemente retocadas en el quirófano del cirujano plástico para que nadie les haga esa molesta pregunta: ¿Está segura de que usted no es la abuela? Ballesteros, director del centro IVI de Barcelona. Este especialista en fertilidad es uno de los profesionales que introduciría un límite de edad en la nueva legislación en reproducción asistida que el Ministerio de Sanidad presentará en primavera. Lo hice por amor, por mi pareja Detrás de muchas de estas mujeres que bordean o han traspasado la frontera de la menopausia se esconden historias dramáticas. De madres que han visto cómo moría su único hijo en un accidente de tráfico o que han llegado tarde a la revolución de la reproducción asistida. Pero también hay historias de amor. Como la de Lucía, que con 49 años tuvo hace unos meses a Marta, una pequeñaja que le ha cambiado la vida Lucía ya había pasado por la maternidad hace 30 años. Tenía tres hijos que ahora tienen 29, 25 y 22 años. Se separó y volvió a enamorarse. Su nueva pareja tenía 33 años y unos deseos imparables de ser padre. Y Lucía lo intentó por amor como un acto de generosidad hacia él, a pesar de los riesgos Tuvo suerte y al primer intento se quedó embarazada. Durante la gestación no paraba de preguntarse si tendría suficientes fuerzas, si a su hija le importaría la diferencia de edad y, sobre todo, rogaba que no me pasara nada para verla crecer Nació y ahora se siente feliz. Es como si hubiera rejuvenecido. La maternidad que estoy viviendo no es comparable a la que tuve con mis primeros hijos. Nada me agobia, nunca he estado tan relajada Sus otros hijos también están encantados con la ampliación de la familia. Una de mis hijas estuvo embarazada, casi al mismo tiempo que yo, y ahora somos como dos amigas que comparten las mismas preocupaciones Historias de madres- abuelas Huir de límites legales La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) trabaja en estos momentos en una guía de buena práctica clínica, en la que incluirá recomendaciones en este sentido. Sin embargo, su presidente Roberto Matorras no considera que sea necesario llegar a la regulación legal: Las normas son demasiado rígidas. Mi propuesta es seguir una buena práctica clínica que nos permita estudiar cada caso. ¿Qué diferencia hay entre dos mujeres de 50 y 51 años si ambas gozan de una buena salud? se pregunta. El aumento de la esperanza de vida de la mujer es para Matorras otro motivo para huir de límites legales. La edad de la menopausia se mantiene invariable entre los 40 y los 45 años desde hace miles de años, pero la media de supervivencia supera los 80 años. Si una mujer es madre a los 50 tendrá treinta años para ayudar a su hijo a afrontar la vida Obsesión o deseo reproductivo El ginecólogo Miguel Díaz Vega, de la clínica Aisa reproducción de Zaragoza, insiste en la misma idea del presidente de la SEF: Yo he rechazado casos de mujeres con 48 años porque su estado de salud no lo aconsejaba. Tampoco aceptamos a una mujer de 58, pero por qué deberíamos decirle que sí a una de 50 y rotundamente no a la de 51 años? A su juicio, la valoración previa es esencial. No sólo por su estado físico sino por su equilibrio psíquico. Debemos saber si su petición reponde a un verdadero deseo reproductivo o a una obsesión, fruto de un intento por sustituir al hijo que acaba de morir argumenta. Rosanna della Corte fue la primera. El polémico ginecólogo Severino Antinori (en la foto) logró que la imagen de esta italiana diera la vuelta al mundo, al traer al mundo con 62 años un niño perfectamente sano. Araceli Keh alumbró una niña con 63 años tras falsificar su documentación y hacerles creer a los médicos que sólo tenía 53 años. La identidad de la española que hace tres veranos tuvo con 60 años un bebé en el Instituto Dexeus permanece aún en el anonimato. Pero se sabe que se encuentra en perfecto estado. Satyabhama Mahapatra, la esposa india de un maestro jubilado, cumplió su deseo de ser madre a los 65 años. Ostentaba el récord hasta que la rumana Iliescu dio a luz el pasado fin de semana. Simón Marina, director del Laboratorio de Reproducción Asistida de Cefer, probablemente nunca se prestaría a un caso como el de la rumana de 67 años. Sin embargo, es de los que opina que cuantas menos prohibiciones aparezcan en una ley mejor Su único límite lo marca la salud de la futura madre, cuando se utilizan óvulos de mujeres más jóvenes. Una de sus pacientes tuvo mellizos con 56 años, y hasta su clínica se acercan cada vez más mujeres en la cincuentena. Marina reconoce que es un problema complejo de abordar, de encontrar un equilibrio entre la prudencia y el inmovilismo. Poco a poco, casi sin darnos cuenta, vamos aceptando mujeres de más edad Nueva demanda social La Sanidad pública no permite tratamientos de fertilidad en mujeres de más de 40 años. En cambio en muchas clínicas privadas rara es la semana que no se reciben peticiones de mujeres al borde o en plena menopausia. Es, sin duda, una demanda social creciente. En 2002 nacieron 560 niños de mujeres que ya habían cumplido los 45 años. Treinta y cinco de esos bebés nacieron de madres con más de 50, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a 2002. La información de la Sociedad Española de Fertilidad es que unas 700 mujeres de más de 45 años intentaron la gestación con la ayuda de la ciencia. Ser madre cuando se podría ser abuela de sus propios hijos está de moda. El embarazo de algunas famosas también se ha notado en las clínicas de fertilidad. Nadie habla de que una mujer rozando los cincuenta se haya podido jugar la vida, sino de lo guapa que está después del embarazo; como si la gestación la hubiera rejuvenecido Quien habla es Marta López Teijón, experta en reproducción asistida del Instituto Marqués, de Barcelona. Su centro cuenta con un programa de dona- ción de embriones, sobrantes de tratamientos de fecundación in vitro Un programa social al que quieren acceder mujeres de todo el mundo. Pero el límite de este centro está en 45 años, como norma general, y sólo en casos excepcionales se llega hasta los 50 años tras una evaluación de la paciente exhaustiva. Hijos más deseados En la información que recibe siempre la madre añosa no se escatima ningún esfuerzo para que conozca los riesgos a los que se enfrenta si ha cumplido los 45: más riesgo de padecer hipertensión arterial, una diabetes que le obligue a inyectarse insulina y, más riesgos para el futuro bebé. Nuestro objetivo es siempre quitarle la idea de la cabeza, lo que supone un enfrentamiento continuo con las parejas A favor de estas madres, el ginecólogo Simón Marina insiste en que su experiencia le dice que son mujeres responsables con un fuerte deseo maternal y, probablemente, más capacitadas que las de 18 años. Muchas clínicas españolas han optado por autorregularse y sólo admiten a mujeres con menos de 50 años La demanda social en España aumenta. En 2002, 35 niños nacieron de madres de más de 50 años