Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid SÁBADO 22 1 2005 ABC Los empresarios madrileños investigan los gustos de los turistas chinos para atraerlos a la región. Hay que estar preparados para cuando el turismo chino estalle de verdad Cómo ser español y triunfar en China TEXTO: MARIANO CALLEJA SHANGHAI. Tiene 80 restaurantes en Madrid y algo más de cien en toda España, pero su reto ahora es abrirse camino en China, donde el negocio de la restauración está, como otros, en alza. Arturo Fernández, del grupo Cantoblanco, aspira a que las autoridades de Pekín le concedan la licencia de uno de los seis restaurantes que se van a abrir en la Villa Olímpica durante los Juegos de 2008. Sería uno de los pasos más importantes de la trayectoria de Arturo que entraría así en un mercado de posibilidades incalculables. Arturo Fernández forma parte de la delegación empresarial, encabezada por Gerardo Díaz Ferrán, que ha viajado con la presidenta de la Comunidad a China para intentar facilitar la entrada de sus negocios en este país asiático. Otro de los empresarios llegados hasta aquí es Fermín Lucas, director general de Ifema, quien se muestra más que optimista con los proyectos que se van a llevar a cabo en Pekín. Los chinos visitaron hace meses los principales recintos feriales de Europa y se quedaron con el de Madrid. Tras realizar un estudio de viabilidad hace seis meses, las autoridades comerciales de China acordaron con Ifema desarrollar un proyecto conjunto en Pekín. El primer resultado se verá en octubre de este año, cuando se celebre el Fitur Asia, la Feria de Turismo Internacional que triunfa en Madrid cada año, pero en versión china. Aguirre en la clase magistral que impartió en la escuela de negocios chinoeuropea CEIBS de Shanghai en palabras del consejero de Economía de la Comunidad, Fernando Merry del Val. Técnicas Reunidas fue la empresa madrileña más importante que se instaló en Pekín por primera vez, y lo hizo para construir una planta química. Desde entonces, otras muchas han seguido sus pasos. Alsa, por ejemplo, que controla muchos de los autobuses interurbanos que se ven por estas tierras. En el sector bancario, el BBVA y el BSCH intentan hacerse fuertes, pero en una economía muy intervenida como ésta es casi imposible. También los arquitectos pueden soñar con China, donde algunas ciudades están en pleno apogeo de construcción. En Shanghai, un estudio madrileño, Cervera Pioz, está diseñando la Ciudad Española, que tendrá 100.000 habitantes y que, sin caer en los tópicos, tendrá el típico sabor de nuestro país. El trabajo no es nada fácil. Para empezar, existe la barrera cultural, en un país donde hay muchas culturas que conviven en el mismo espacio, pero también hay otros obstáculos de entrada, como la inseguridad jurídica y el marco regulatorio. En este mercado se valora mucho la marca, tanto que aquí pueden encontrarse demasiados artículos falsificados, pero que para ellos son nada menos que homenajes al autor EFE Triunfar con originalidad Otra historia: a finales de la década de 1980 llegaron a un país en el que la mayoría de sus habitantes no prueba la leche, un alimento imprescindible para su negocio, ya que venden Cola Cao. Se instalaron en China y descubrieron que si le daban un sabor a fresa o vainilla, su cifra de ventas se multiplicaba. El producto, en realidad, encantó a muchos chinos y hoy Cola Cao está ya en 150 ciudades de este país, casi todas de un millón de habitantes o más y la mayoría, en el litoral, que es donde se consume leche en China. Hoy, es punto de referencia en un país en el que hasta hace muy poco no se probaba la leche. Es un ejemplo de las 200 empresas españolas que se han instalado aquí y que, de momento, están triunfando, sin cantar victoria, porque el mercado chino puede ser muchas cosas, pero desde luego no es leal y de la noche a la mañana te puedes hundir. No es lo que ha ocurrido a los supermercados Día, con capital español, que ya disponen de 63 tiendas abiertas en China y que el próximo ejercicio tienen previsto abrir otras 263. Tampoco puede quejarse la empresa Indra, situada en el número 1 de un hipotético ranking de triunfadores en China. Las empresas madrileñas van francamente bien en este lugar del mundo, de menos, pero lo que está claro es que se les conquista por la gastronomía y que siguen el fútbol español al detalle. Son verdaderos forofos del Real Madrid. Además, les encanta jugar, con dinero si es posible. El casino, y todo lo que se le parezca, es una de sus aficiones favoritas. Lucir objetos Pero al turista chino también le gusta ir de compras, y además a sitios de marca, caros, porque las copias y los artículos falsos ya los tienen en sus ciudades a muy buen precio. Les gusta especialmente lucir un objeto auténtico que han comprado en Europa. Pero a los chinos les atrae también el turismo cultural, más que el de sol y playa. Y aquí Madrid tiene también mucho que ofrecer. Las agencias de turismo chinas explicaron las dificultades que se encuentran cuando viajan a una ciudad como Madrid. Sobre todo, por el idioma. Por eso, pidieron un esfuerzo a los hoteles y empresarios en general que se dediquen al turismo para que tengan en cuenta la lengua china. Otra cosa que, en su opinión, podría mejorarse en los lugares turísticos de Madrid es la carta de desayunos y comidas. Los agentes chinos pidieron otro esfuerzo para incluir algún sabor de su país. Por el momento, la Comunidad de Madrid se ha puesto manos a la obra y ha editado una guía turística traducida al chino, con los principales atractivos de la región. Aprender más Pero los empresarios madrileños que han viajado a China no sólo han buscado caminos para instalarse allí. También han querido aprender más sobre los chinos, que son muchos y no hay que perderlos de vista. Hay que estar preparados para cuando el turismo chino estalle de verdad. Pueden ser decenas de millones de personas de un solo país viajando por el mundo en poco años. En Madrid, se calcula que el año pasado entraron como turistas 25.000 chinos, pero las previsiones apuntan a que en 2010 serán 300.000 por año, con un poder adquisitivo que va de respetable para arriba. ¿Y qué les gusta a los chinos para que la oferta madrileña pueda resultarles atractiva? La presidenta regional, Esperanza Aguirre, se reunió con las seis principales agencias turísticas chinas y le dieron todas las claves. En primer lugar, les gusta, y mucho, el jamón, el vino, el flamenco, los toros, el Real Madrid y el casino. El orden es lo Los empresarios han viajado con Aguirre para facilitar la entrada de sus negocios en el gigante asiático A los chinos les atrae el turismo cultural, más que el de sol y playa. Y aquí Madrid tiene mucho que ofrecer