Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 22 1 2005 Nacional 21 Un joven mata a su madre a cuchilladas y la arroja por la ventana en Barcelona Investigan si el presunto parricida, que empleó una gran violencia, actuó bajo el efecto de alguna droga M. J. F. BARCELONA. Nadie se explicaba qué desencadenó esa furia extrema que llevó a Antonio B. de 28 años, a acuchillar a su madre y arrojarla por la ventana de la vivienda familiar, un tercer piso en el número 48 de la calle Art, en el barrio barcelonés del Guinardó. Sólo comentarios de estupor se oían en los corrillos que ayer por la mañana se formaban junto a la casa en la que Dativa Hernández, de 56 años y separada, vivía con el menor de sus dos hijos. El aviso de que algo ocurría lo dio la vecina del piso de abajo, que oyó ruidos sobre las cinco y cuarto de la mañana. Cuando llegaron las primeras dotaciones de los Mossos d Equadra y de la Policía Nacional, Dativa yacía en la acera. La trayectoria del cuerpo ensangrentado al caer quedó impregnada en una fachada por la que hasta hace un tiempo trepaba la hiedra. Los agentes enfilaron la escalera. El presunto parricida bajaba con la ropa empapada de sangre. De la violencia que desplegó Antonio B. daban cuenta también los destrozos en el piso y la sangre que llenaba las paredes. El presunto parricida opuso gran resistencia a los agentes. Destrozó con la cabeza y los pies la mampara de un primer coche patrulla y la puerta de otro. Antonio B. fue trasladado al Hospital Clínic, donde anoche continuaba sometido a pruebas psiquiátricas y toxicológicas. El joven confesó a los policías que había discutido con su madre y la había matado. Poco más: sus palabras eran inconexas. La autopsia deberá determinar si Dativa murió por el impacto contra el suelo o si cayó ya sin vida; todo parecía indicar esto último. Las investigaciones policiales se encaminan a averiguar el motivo de la pelea y de la agresividad empleada por el joven. En la vivienda aparecieron varios cuchillos de cocina manchados de sangre. to a su casa, Butragueño pone cara al artículo 1.2 de la Constitución Europea: La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana Varios agentes inspeccionan la ventana por la que fue lanzada la mujer EFE Maravillosa Muy educado Ni un mal calificativo salía ayer de los vecinos al hablar de Dativa y de su hijo. Amparo Losada, la vecina del piso de enfrente, recuerda a la mujer, que trabajaba de esteticista, como una persona maravillosa, trabajadora y muy dinámica Al hijo lo conocía menos, pero le llamaba la atención su amabilidad y que era tremendamente cuidadoso al abrir y cerrar las puertas. Un cruce de cables o alguna droga explicaría, a su juicio, esta tragedia familiar. Quizá la mujer no va desencaminada porque en la casa se encontró cocaína y Antonio B. tiene un antecedente policial de 2001 por tráfico de droga. Dativa Hernández es la primera víctima de la violencia doméstica en Cataluña en 2005. En una valla electoral jun-