Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional SÁBADO 22 1 2005 ABC Zapatero renuncia a visitar a Chávez ante la crisis entre Venezuela y Colombia Álvaro Uribe realizará una visita de Estado a España el 7 de febrero LUIS AYLLÓN MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero ha renunciado finalmente a su intención de hacer una escala en Caracas para reunirse con el presidente venezolano, Hugo Chávez, a su regreso a España, al término de su gira por el cono sur iberoamericano. La falta de en- Hugo Chávez tendimiento para cerrar los acuerdos económicos que se querían suscribir con esa ocasión y el conflicto entre Venezuela y Colombia han aconsejado al presidente del Gobierno posponer ese nuevo encuentro con Chávez, según indicaron fuentes gubernamentales. Zapatero había planeado aprovechar la necesidad de que su avión, al volver desde Santiago de Chile a Madrid el próximo día 27, debía hacer una escala técnica, para verse un par de horas con el presidente venezolano y, si resultaba posible, suscribir varios acuerdos en materia naval y aeronáutica que concretarán la oferta hecha por el propio Chávez cuando estuvo hace dos meses en España. Entonces, el presidente venezolano anunció que probablemente en el primer trimestre de este año llegaría a nuestro país el primer tanquero o petrolero de Venezuela para ser reparado en astilleros españoles. Añadió también que el proceso de construcción de otros nuevos petroleros o asfalteros por parte de Pedevesa (Petróleos de Venezuela) podría incluir el encargo a España de uno o dos buques. Asimismo, la Armada venezolana se ha mostrado interesada por la posible adquisición a Izar de varias corbetas o fragatas ligeras para su empleo como patrulleras y, por otra parte, se negocia la compra de algunos aviones de transporte a Construcciones Aeronáuticas. En cualquier caso, los acuerdos, que podrían incluir algunos de estos planes citados, no estarán listos para el 27 de enero, por lo que se ha optado por no llevar a cabo la escala. Lo cierto es que en La Moncloa parecen haberse percatado de que una entrevista con Chávez con la compra de material militar en el horizonte, no contribuiría a reconducir la crisis abierta entre Venezuela y sus vecinos de Colombia después de que fuerzas colombianas capturaran en territorio venezolano al jefe de la guerrilla de las FARC, Ricardo Granda, lo que provocó la ira de las autoridades venezolanas. Relaciones con EE. UU. Zapatero, sin duda, habrá tenido en cuenta también a la hora de tomar la decisión, un par de circunstancias. Por un lado, el hecho de que para el 7 de febrero, es decir sólo diez días después de su proyectada reunión con Chávez deberá recibir en Madrid a Álvaro Uribe, el presidente de Colombia, un país con el que, por cierto, su Gobierno, nada más llegar a La Moncloa, canceló un plan de venta de varios carros de combate. Por otro, las recientes declaraciones de la nueva secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, en las que arremetió contra el régimen chavista, al que acusó de estar causando problemas a sus vecinos, lo que hace pensar que unos contactos tan frecuentes con Chávez no serían precisamente aplaudidos por la Administración Bush con la que el Ejecutivo español trata de restablecer relaciones. El presidente del Gobierno emprenderá mañana domingo su primera gira iberoamericana.