Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 1 2005 Espectáculos 63 Cuarteto de cámara con solistas al frente El reparto es uno de los principales atractivos de Closer Los productores sabían de la importancia de lograr para el filme un cuarteto que pudiera compenetrarse para interpretar esta pieza de cámara sin perder su identidad como solistas. Y lo encontraron en Julia Roberts, una de las principales luminarias de Hollywood (y que al parecer habría rebajado su caché para trabajar en la película) Jude Law, estrella creciente en el panorama internacional; Natalie Portman, que abandona la adolescencia y el candor de su princesa Amidala para enfrentarse al primer papel carnal de su carrera; y el británico Clive Owen, elevado a la categoría de estrella gracias a El Rey Arturo Owen es por ahora, junto con Natalie Portman, quien más reconocimientos ha recibido por su trabajo. Premiado en los Globos de Oro, por los Críticos de Toronto, Nueva York y Las Vegas, jugaba con ventaja, ya que él había ya interpretado Closer en Londres. Era, sin embargo, el otro papel que ahora encarna en la película. Fue como empezar otra vez, porque tuve que aprender a ver la historia desde el punto de vista de Larry Closer Cuchilladas sin piedad en nombre del amor JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Mike Nichols suele ser un tipo fiable. No lo son muchos en este mundo del celuloide, pero él El Graduado Silkwood o Primary Colors ofrece pocas dudas. En este Closer Más cerca Nichols vuelve a hacer una exhibición de garra, mano firme y dura en la narracción, sin un atisbo de alivio para unos protagonistas expuestos a la desazón de los vaivenes del amor y todo lo que ello conlleva: desgarro, infidelidades, dudas, sinceridad, mentiras. Cine hecho con las tripas. Nada se ahorra Nichols en esta exposición a corazón abierto donde los personajes luchan con saña, sin piedad hacia el rival y con toda clase de golpes bajos, altos o medianos. Todo con tal de apropiarse de los amores de las damas en cuestión, pues de eso va la película, la mezcla de dos parejas en las que el amor y el desamor van de alma en alma como un juguete que acaban rompiendo. Ha echado mano Nichols de valores seguros en la interpretación: de un Jude Law al que da escalofrío sólo escrutar en su mirada azul, profunda y vital como el océano, de una Julia Roberts contenida y de la mejor versión de Natalie Portman. Sin embargo, el gran triunfador de la película es Natalie Portman Director: Mike Nichols Intérpretes: Jude Law, Clive Owen, Julia Roberts, Natalie Portman Nacionalidad: Estados Unidos, 2004 Duración: 98 minutos Calificación: Clive Owen El Rey Arturo un sólido valor en alza (se habla del nuevo Richard Burton) con una exhibición de poderío y casta en una obra que ya interpretó en el teatro y a la que da nuevo empuje y frescura. Sobre los dos, Owen y el bellísimo Law, cae el peso de la película, que va desgranan- do dientes de acero que desgarran cual cuchillos las emociones del espectador, que rechina en la butaca ante la crueldad sibilina que unos y otros ponen sobre el tapete en pos de las cartas ganadoras. Nada se guarda el director en busca del drama, del destrozo de los personajes, que se quedan sin alma, perdedores todos incluso en el triunfo, con la duda permanente y los celos atisbando su faz verdosa y feroz en cada esquina de este gran trabajo realizado por Nichols y los suyos. Con un modesto presupuesto de 27 millones de dólares, Closer ha recaudado ya en Estados Unidos, desde su estreno a principios del pasado mes de diciembre, más de 32 millones de dólares. Los Globos de Oro han supuesto para Closer un firme espaldarazo. Los premios obtenidos por Natalie Portman y Clive Owen en las categorías de mejor actriz y mejor actor de reparto- -más sus tres candidaturas, como mejor película dramática, mejor director y mejor guión- -subrayan la trayectoria obtenida hasta ahora, con premios en Toronto, San Diego, Nueva York o Las Vegas. La química entre los cuatro actores protagonistas- -Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Clive Owen- -es una de las grandes bazas de la película. Sobre ella, la princesa de Hollywood Julia Roberts, dice que trata sobre la grave situación de esa gente que intentan acercarse unos a otros para estar más cerca de algo que tenga valor en la vida, para estar más cerca de una verdad que quizá ninguno de ellos llegue a conocer. Trata realmente sobre la intimidad de ser seres humanos compasivos. Eso es lo que ellos tratan inconscientemente de conseguir Natalie Portman, por su parte, ha dicho que Closer examina la forma en que la gente lleva sus relaciones con los demás y como a veces se pierden tanto en ellas que se convierten en insensibles a los sentimientos de la otra persona. Es como Estoy enamorada Ahora puedo ser irracional. No importa el dolor que cause Así que el amor se convierte en esa burda excusa para hacer daño a otra gente El último golpe (The last shot) No me apuntes que no te ruedo JAVIER CORTIJO Hasta que algún listo con boina de chef invente la deconstrucción de la comedia americana está por demostrar que una espuma de gags de los de codazo ingenioso y puyita al hígado y una premisa servida en porcelana de Sèvres sirvan para trabar y cimentar hasta la médula una señora película de risa. Tal es la carencia nutricional de El último golpe (no confundir con la de Mamet, y mucho menos con su también metacinéfila State and Main prodigio de escritura constructiva) y eso que el guionista le puso los puntos sobre las íes al último Spielberg aeroportuario, aunque el visionario Rey Midas sólo necesite en mente las letras de su gorra de béisbol. Por si fuera poco, la condición de basado en hechos reales le hace flaco favor al filme, ya que el público tenderá a pensar eso de que la realidad supera a la ficción, cosa que el rocambolesco argumento sugiere a fuego: un agente federal patizambo se hace pasar por productor de Hollywood para camelar a un director pardillo con la intención de introducirse en la industria y así desmantelar al mafioso sindicato de camioneros, que es quien controla el cotarro (y yo que pensaba que eran las empresas de catering... Quizá por su condición de recluta novato, Nathanson no despacha has- Matthew Broderick Director: Jeff Nathanson Intérpretes: Matthew Broderick, Alec Baldwin, Joan Cusack, Calista Flockhart Duración: 100 minutos Nacionalidad: EE. UU. 2004 Calificación: ta la bola su presunta estocada contra los estudios, por mucho que se permita una leve banderilla contra la mano que le da de comer: la Disney o, en su defecto, Touchstone Pictures. Así, los más celebrados chistes de la función, como la charla entre los protagonistas en el avión o las salidas de tono de la diva interpretada por Toni Collette, se diluyen en la balsa de aceite de esta sofisticación de las charlotadas buddy- movies de hace un par de décadas. Hasta la intervención de ese seguro de vida cómico que es Joan Cusack (con chascarrillo incorporado dirigido a Harrison Ford, por aquello de tener a Calista como vecina de reparto) luce menos que un koala de Armani. Eso sí, el metraje discurre sin hacer daño a nadie (ni siquiera cerebral) siempre que no pensemos en la cornucopia de películas sobre rodajes disfuncionales que han poblado y poblarán el ombliguero mundo del cine. Y es que reírse de uno mismo siempre suele ser una operación terriblemente hipócrita, aunque tenga fama de sana. Y del FBI no digamos.