Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional VIERNES 21 1 2005 ABC Scilingo declaró ante Garzón que presenció torturas y el robo de niños en la ESMA Reconoció también que entregaba aceite quemado y gasoil a los encargados de las incineraciones se enfrentó ayer, en la quinta jornada de su juicio en la Audiencia Nacional, a la audición de las cintas en las que se inculpaba ante el juez instructor NATI VILLANUEVA MADRID. Era una chica de unos 30 años, encapuchada y sin esposas. Llevaba un suéter violeta y una pollera (falda) negra. Le preguntaron por gente de la facultad de Derecho y ella dijo que no sabía nada. Entonces le aplicaron la picana- -descargas- -en un hombro. Ella seguía sin decir nada. Le quitaron el suéter y se echó a llorar. Creo que mi presencia minimizó lo que solía ser eso habitualmente Sentado en el banquillo de los acusados, en la Audiencia Nacional, Adolfo Scilingo se enfrentó ayer a la audición de las cintas que contenían sus declaraciones ante el juez Garzón en 1997, cuando el ex militar argentino vino vob El ex militar argentino luntariamente a España para denunciar los hechos ocurridos durante la dictadura argentina (1976- 1983) Scilingo reconocía ante el magistrado que en su paso por la Escuela Mecánica de la Armada, donde trabajaba como jefe de la Sección de Electricidad, presenció cómo se torturaba a esa joven, y que pensaba que por el hecho de estar él allí, presenciando esa práctica, la tortura fue menor de lo que solían ser habitualmente. El ex capitán de corbeta daba en las cintas todo lujo de detalles en torno a esta y otras formas de exterminio de las personas opuestas al régimen militar. Así, habló también de los asados la incineración de subversivos que sólo se producía, dijo ante Garzón, en los casos en los que el rebelde había sufrido heridas como consecuencia de su detención o porque moría en las torturas. Y declaró que los encargados de quemar los cuerpos lo hacían en la parte de atrás de la ESMA y que le pidieron siete u ocho veces Adolfo Scilingo, ayer, en la quinta jornada de su juicio material, como aceite quemado, gasoil y un camión para cargar la leña. El procesado confesó también que en la ESMA se robaban niños cuando sus madres daban a luz y que los bebés eran adoptados por familiares de militares. Todo respondía a un plan preconcebido. Se decía que por razones humanitarias las embarazadas no podían ser trasladadas- -asesinadas- y que había que alejar a los niños de los rebeldes pues de lo contrario estarían contaminados Scilingo reveló que se mantenía total reserva sobre POOL cómo se realizaban las entregas- -de los pequeños a otras familias- -y que el capitán Jorge Acosta era el que llevaba la voz cantante en ese asunto Apuntó ante el juez Garzón la posibilidad de que el hijo del capitán de navío Jorge Vildoza fuera el sustraído a una de las tres embarazadas que le consta que pasaron por la ESMA, en concreto, el de Cecilia Viñas, desaparecida Desde 1999 y hasta hoy, Scilingo niega conocer todos estos extremos que detalló en sus declaraciones ante el instructor de la Audiencia Nacional.