Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 21 1 2005 Internacional 27 Israel confisca las tierras de miles de palestinos de Jerusalén Este El Ejército mata a dos niños en Yenín y Gaza JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Todas las miradas con vistas a Oriente Próximo están puestas en Mahmud Abbas, alias Abu Mazen. Que si lucha de verdad contra las organizaciones radicales. Que si logra cerrar un alto el fuego en Gaza para el que Hamás exige que Israel congele sus operaciones militares, levante sus controles de carreteras y libere a miles de prisioneros palestinos. Que si comienza, como ha sido el caso, a desplegar a sus agentes de policía en el norte de la Franja para impedir el lanzamiento de cohetes Qassam Mientras la comunidad internacional mira de lejos y presiona de cerca al nuevo presidente palestino, los hechos consumados se imponen sobre el terreno sin hacer ruido. Y la realidad de los hechos consumados, con Abu Mazen entre la espada de Israel y la pared de Hamás, es implacable y tozuda. Y dice que el Gobierno de Ariel Sharón, con el visto bueno del mismo fiscal general del Estado que ha recomendado encausar a Omri Sharón, hijo del primer ministro, por financiación ilegal de la campaña electoral, ha comenzado a aplicar en Jerusalén Este desde julio, por primera vez desde la Guerra de los Seis Días de 1967, la Ley de Propiedad de Ausentes, que le faculta para confiscar las tierras, los campos de cultivos, los olivos y las viñas de miles de palestinos. Y en Gaza, en el campo de refugiados de Rafah, otro niño, Salah Abu al- Eich, de 13 años, moría al ser alcanzado por una bala en la nuca mientras paseaba con su familia no lejos de un puesto militar israelí. Hechos, en definitiva, consumados. Un niño palestino jugaba ayer con una pistola de plástico en Jerusalén AP Miles de hectáreas Funcionarios citados por el diario israelí Haaretz aseguran que se han confiscado miles de hectáreas; otros señalan que Israel se está apoderando de la mitad del territorio de Jerusalén Este. Según la controvertida ley, que no había incluido nunca las propiedades de Jerusalén Este, ocupada y anexionada por la fuerza por Israel según la legislación internacional, un ausente es quien estuviera en la guerra de 1948 en Cisjordania y Gaza. Decenas de miles de palestinos se vieron forzados a huir como refugiados durante dicho conflicto. Así, por ejemplo, los palestinos de Belén y Beit Yala que ven cómo el muro ilegal les separa de sus tierras, en el término municipal de Jerusalén, y si piden permiso para ir a cultivarlas no lo reciben, al asegurárseles que han sido transferidas a Israel. Además, sin compensación económica. Así están, por ejemplo, las cosas en Jerusalén Este. Más al norte, en Yenín, en la aldea de Tubas, Salahadin Daraghma, un niño de 12 años, era abatido por soldados israelíes por enarbolar, en el día del Aid al- Adha, la Fiesta del Sacrificio en la que es tradición regalar juguetes a los más pequeños, un fusil de plástico junto a un grupo de chavales que lanzaban piedras contra los militares.