Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 20 1 2005 49 Sociedad La gripe alcanza cifras históricas de infectados en España, satura hospitales e incrementa la mortalidad Reacciones Daniel Zulaica, presidente de la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida: El preservativo es un arma excelente de prevención tanto que ojalá se pudiera contar con métodos de seguridad similar para prevenir otras enfermedades Doctor Pablo Barreiro, de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica y miembro del comité de expertos que avaló la estrategia ABC La eficacia biológica intrínseca del preservativo gira en torno al 95- 99 Rafael Nájera, jefe del Área de Patogenia Viral del Instituto de Salud Carlos III: Aunque lo ideal es centrarse en una política donde se reconozca que la abstinencia falla más que el preservativo, hay que reconocer que éste es un avance desde el punto de vista conceptual y práctico Miguel Ángel Sánchez, presidente de la Fundación Triángulo por la Igualdad Social de Gays y Lesbianas: Las declaraciones de Martínez Camino son ambiguas Ni siquiera se refiere expresamente al condón, ni que la Iglesia vaya a defender su uso tua entre los cónyuges, constituyen la única conducta segura generalizable frente al peligro del sida apuntando que las recomendaciones de los expertos en salud pública coinciden en esto con la doctrina moral de la Iglesia La nota también quiso aclarar que el uso del preservativo tiene un lugar en ese programa llamado ABC un plan integral técnico de prevención del sida Esta declaración- -continúa el texto- -ha de ser entendida en el sentido de la doctrina católica que sostiene que el uso del preservativo implica una conducta sexual inmoral. Por eso, la Iglesia colabora eficaz y racionalmente en la prevención del sida promoviendo la educación de las personas para el amor conyugal fiel y abierto a la vida, tratando de evitar de este modo las relaciones indebidas y promiscuas, que dan lugar a las llamadas situaciones de riesgo sanitario De acuerdo con estos principios no es posible aconsejar el uso del preservativo, por ser contrario a la moral de la persona. Lo único verdaderamente aconsejable es el ejercicio responsable de la sexualidad, acorde con la norma moral Juan Antonio Martínez Camino (izquierda) junto al cardenal Rouco Varela DANIEL G. LÓPEZ El Vaticano reitera que la moral católica condena el uso del preservativo El Episcopado puntualiza en una nota las palabras de su secretario general b El Consejo Pontificio para la Pas- toral de Salud considera que existen 40 métodos para evitar el sida, pero no todo lo que producen los laboratorios se puede utilizar J. V. BOO J. BASTANTE ROMA MADRID. Aunque oficialmente el Vaticano respondió ayer con un sin comentarios al debate abierto en España sobre el uso del preservativo cuando se utilice en la lucha contra el sida, el secretario del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, el español José Luis Redrado, mantuvo ayer una conversación telefónica con Juan Antonio Martínez Camino, secretario general de la Conferencia Episcopal Española. Redrado señaló que es necesario hablar con claridad. Existen cuarenta métodos para evitar el sida, pero no todo lo que producen los laboratorios se puede utilizar. Es necesario tener en cuenta los aspectos morales Y añadió: La conciencia y la fe deben intervenir. Un católico deberá escucharlas para ser coherente y rechazar el recurso al preservativo, un medio que la moral católica condena Por lo que se refiere al uso de preservativos en la lucha contra el sida, la Iglesia Católica se ha opuesto vigorosamente a los programas que los presentan como un medio seguro de evitar el contagio o como una panacea, pues la falsa confianza creada lleva a mayor promiscuidad y a más contagios. Otra cosa son los casos particulares en los que se deba aplicar el principio del mal menor, como sucedió en los años sesenta cuando se permitió a las misioneras en el Congo el uso de píldoras anticonceptivas debido al elevado riesgo de violación por guerrilleros. Ahora, a partir de las palabras del secretario de la Conferencia Episcopal Española, vuelve a abrirse el debate. Tras una reunión con la ministra de Sanidad, Elena Salgado, Martínez Camino dijo el martes por la tarde que los preservativos tienen su contexto en una prevención integral y global del sida Y ayer, la Conferencia Episcopal hacía pública una nota en la que puntualizaba las palabras de su secretario general y portavoz. La opinión de los obispos A diferencia de lo afirmado desde diversas instancias, no es cierto que haya cambiado la doctrina de la Iglesia sobre el preservativo Esa es la conclusión de la nota hecha pública desde la Conferencia Episcopal, que se titula Sobre el sida y el preservativo y que fue elaborada durante todo el día de ayer en la sede de la Conferencia Episcopal en Madrid. Los cinco párrafos que componen el escrito de los obispos contaron con el visto bueno de Roma antes de ser enviada a los medios, según fuentes consultadas por ABC. El Episcopado recuerda al principio de la nota que el espíritu de la entrevista entre la ministra Salgado y Martínez Camino era ver cómo la Iglesia podía colaborar del mejor modo posible en la prevención de la pandemia del sida, un asunto que preocupa mucho a la Iglesia, a los católicos y a las instituciones eclesiales que trabajan, de modo destacado, en España y en todo el mundo, en la atención social y sanitaria a los afectados por esta enfermedad Posteriormente, la Iglesia comentó detalladamente con Salgado el programa de prevención conocido como ABC propuesto por prestigiosos científicos y especialistas de rango internacional en el que se apuntaba que las políticas de prevención de la transmisión del sida por vía sexual, para ser completas y eficaces, han de basarse en la recomendación- -por este orden- -de la abstención, la fidelidad y el uso de preservativos Del mismo modo, el comunicado episcopal subraya que, en opinión de la Iglesia, la abstención de relaciones sexuales indebidas y la fidelidad mu- Un minuto y medio Como se recordará, y aunque no estaba prevista rueda de prensa alguna, el secretario general del Episcopado quiso analizar durante minuto y medio ante los redactores y cámaras de televisión, congregados en la sede del Ministerio, el contenido de su conversación- -de hora y media de duración- -con la ministra de Sanidad, Elena Salgado. Tiempo seguramente insuficiente para explicar, en todos sus matices, la postura oficial de la Iglesia española y de la Santa Sede con respecto a los preservativos y la prevención del sida, principal objeto de la reunión. Según los obispos, la abstención y la fidelidad es la única conducta segura frente al peligro del sida