Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 20 1 2005 Internacional 31 Soldados australianos y de EE. UU. contemplan el traslado de un ataúd en Bagdad AP Al- Zarqaui siembra Bagdad de coches y camiones bomba a once días de las elecciones Muere un agente de seguridad británico en un ataque perpetrado en el centro de Irak b Ocho coches bomba mataron ayer a 30 personas; un rosario de atentados que comenzó con la explosión de un camión bomba junto a la Embajada de Australia ABC BAGDAD. La espiral de violencia que sacude Irak en vísperas de las próximas elecciones se agravó ayer con la explosión de ocho coches bomba- -cinco en Bagdad y tres en otras ciudades iraquíes- -que causaron la muerte de unas 30 personas, según fuentes militares norteamericanas. La ofensiva de los cinco coches bomba que estallaron en Bagdad fue reivindicada por el terrorista jordano Abú Musab al- Zarqaui, que amenazó con no dar ni un día de respiro. El primer ataque fue el estallido de un camión bomba junto a la Embajada de Australia a las siete de la mañana, que causó la muerte de dos iraquíes e hirió levemente a dos soldados australianos. Un camión cargado de explosivos se estrelló contra uno de los bloques de hormigón que protegen el edificio en el que se albergan los militares australianos que custodian la Embajada. Apenas media hora más tarde, un segundo coche bomba estallaba junto a una comisaría y provocaba la muerte de doce personas. A las ocho y cuarto de la mañana, un tercer vehículo estallaba al suroeste del aeropuerto internacional de Bagdad. Dos guardias de seguridad murieron y otros tres resultaron heridos. Quince minutos después, una camio- neta cargada de explosivos provocaba la muerte de tres soldados iraquíes y un civil a la entrada de un cuartel. El vehículo pudo llegar hasta la entrada del cuartel porque es del mismo tipo que los utilizados por el Ejército iraquí explicó un portavoz militar. Y al fin, hacia las doce del mediodía, un coche bomba estalló mientras circulaba junto al Banco Al Rafidaín, cuando algunos policías se disponían a cobrar sus salarios. Un civil y siete policías resultaron heridos. Un marine tapa el rostro de un iraquí detenido en Ramadi Yasira difundió un vídeo del grupo Ansar al- Sunna en el que se mostraron imágenes de los dos rehenes mientras leían un comunicado en el que decían que habían trabajado para la compañía estadounidense Proactive en la organización de los comicios. Continúa asimismo la incertidumbre sobre la suerte de los ocho ciudadanos chinos secuestrados por un grupo islamista, a quienes se amenaza con asesinarlos hoy si el Gobierno de Pekín no aclara su posición sobre el conflicto iraquí. El Comité de Ulemas musulmanes, la principal asociación suní de Irak, pidió la liberación de todas las personas secuestradas en el país con motivo de la festividad musulmana del Aid al Ad- REUTERS Ataques en el sur Aparte de estos cinco atentados en Bagdad, hay que contabilizar otros dos coches bomba contra sendas comisarías de las ciudades de Hila y Kerbala, al sur de Bagdad, y un octavo ataque del mismo tipo perpetrado al paso de un convoy militar estadounidense en la conflictiva ciudad de Mosul. Ayer también, fueron asesinados un agente de seguridad británico y otro agente iraquí cuando viajaban en un convoy cerca de una estación de electricidad a la que prestaban protección en la ciudad de Beiyi. Un tercer agente se encuentra desaparecido indicó un portavoz militar británico. Asimismo, fue secuestrado un ingeniero japonés que también trabajaba en la central eléctrica de Baiyi. Los dos policías iraquíes que le custodiaban fueron asesinados por los secuestradores. Por otro lado, la televisión por satélite Al Yasira dio cuenta del asesinato de dos iraquíes que habían sido previamente secuestrados en la ciudad de Mosul y a quienes sus captores acusaban de elaborar una página de internet para facilitar las próximas elecciones. Al ha. Esta organización es la más influyente entre la comunidad suní del país en el ámbito político, pero buena parte de la insurgencia y de los grupos terroristas llegados al país cada vez actúan más por libre, sin que haya grupo ni organización que les someta a un mínimo control. Triángulo suní Aparte de los atentados terroristas con coches bomba, otros enfrentamientos y atentados en el denominado Triángulo suní (al norte y oeste de Bagdad) provocaron la muerte de seis iraquíes. Tres civiles, entre ellos una mujer, murieron a consecuencia de la explosión de una bomba artesanal al paso de su vehículo en la conflictiva región de Baiyi. El ataque con morteros contra un cuartel en Duluiya causó la muerte de un soldado. Un enfrentamiento de más de dos horas en la peligrosa ciudad de Ramadi entre la guerrilla y el Ejército norteamericano provocó la muerte de al menos dos iraquíes. Y por último, ayer también fue atacado un colegio electoral en la localidad de Charqat, a 300 kilómetros al norte de Bagdad. En el momento del ataque, no obstante, el centro electoral estaba vacío. Los ataques contra colegios electorales son continuos en los últimos días, motivo por el que se intenta acercarse a ellos lo menos posible. Dos iraquíes fueron asesinados por elaborar una página de internet para facilitar los comicios del día 30 Un ingeniero japonés que trabajaba para una central eléctrica fue secuestrado en la ciudad de Baiyi