Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional El DESAFÍO DEL PLAN IBARRETXE JUEVES 20 1 2005 ABC Rajoy recuerda al Gobierno que su oferta de ayuda es gratis y sin caducidad El líder de la oposición entiende que Zapatero tenga problemas para gestionar los pactos con el PP del PP cree que habrá pronto contactos con el PSOE para definir los miembros de la comisión pactada y confía en que éstos sean de alto nivel J. L. L. MADRID. Mariano Rajoy, quiso ayer matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, intentó salir al paso de las diversas interpretaciones que se han hecho desde los partidos políticos- -en especial, el PSOE- -y los medios de comunicación sobre los acuerdos logrados el pasado viernes con Zapatero. En segundo término, pretendió acallar las voces de su partido que apuestan, en privado, por mantener el tono de oposición dura y sin concesiones al Gobierno. Tras reunirse con los parlamentarios de su grupo en el Congreso, el presidente del PP quiso dejar claro que el pasado viernes acudió a La Moncloa a ofrecer ayuda gratis y sin fecha de cab El presidente ducidad al presidente del Gobierno. Rajoy recordó que, antes de entrevistarse con Zapatero, había detectado una cierta inquietud y preocupación en la sociedad por la aprobación del plan Ibarretxe en el Parlamento vasco, las reformas constitucionales y estatutarias- -aún no concretadas -y la situación de debilidad en la que se encuentra el Ejecutivo socialista. Acebes y Rajoy en la reunión con los diputados del Grupo Popular No pongo obstáculos en el camino Bajo esa inquietud social decidió plantear al presidente del Gobierno una oferta de ayuda sincera y prolongada en el tiempo basada en la defensa de la soberanía y la unidad nacional, la solidaridad, la igualdad de derechos y la necesidad del respaldo de los dos grandes partidos a las reformas estatutarias que se lleven a término. Además, garantizó al jefe del Ejecutivo estabilidad si sus apoyos parlamentarios se ponen en peligro por hablar con el PP. Con estos argumentos, los diputados y senadores del Grupo Popular, según Rajoy, acogieron sus palabras con aquiescencia general No sólo eso. Ninguna de las intervenciones fue crítica con la postura del líder del partido e, incluso, los parlamentarios del PP dedicaron una larga ovación a Rajoy al finalizar la reunión. En su intento por salir al paso de las diversas interpretaciones sobre la reunión del viernes, el líder de la oposición advirtió a los socialistas y a sus socios parlamentarios de que contestará a aquellos que intenten rebajar el contenido del acuerdo. No es mi pro- EFE blema; lo mío va en serio y no contra nadie, sino en defensa del orden constitucional y el sentido común. Sé que gestionar esto para el Gobierno no es fácil, pero, si ofrezco ayuda, no me voy a dedicar ahora a poner obstáculos en el camino Rajoy, que dijo no sentirse defraudado por el Ejecutivo en este asunto, confirmó que pronto habrá contactos para acordar las características de la comisión pactada con Zapatero. No obstante, dijo confiar en que los miembros de ese órgano sean dirigentes de alto nivel