Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 20 1 2005 Nacional 13 EL DESAFÍO DEL PLAN IBARRETXE La Mesa del Congreso da vía libre a que el proyecto secesionista se debata en Pleno El PP se opone porque el proyecto quiere demoler el orden constitucional su postura con el argumento de que debe ser el voto de los ciudadanos el que diga no a la iniciativa separatista en un próximo Pleno de la Cámara J. L. LORENTE MADRID. Tras más de cuatro horas de reunión, la Mesa del Congreso admitió ayer a trámite el proyecto de reforma del Estatuto Político del País Vasco aprobado por el Parlamento autonómico el pasado 30 de diciembre. El plan Ibarretxe comienza, de esta forma, su andadura parlamentaria, aunque el de ayer será- -casi con toda seguridad- -el primer y último trámite que pase el proyecto secesionista en las Cortes Generales. Por cinco votos- -los tres del PSOE, uno de CiU y otro de IU- -contra cuatro- -los del PP- la Mesa del Congreso dio luz verde a que la iniciativa del PNV y sus socios sea debatida en un Pleno de la Cámara que tendrá lugar, previsiblemente, cuando se abra el próximo periodo de sesiones, el 1 de febrero. Además, el órgano de gobierno del Congreso rechazó- -con los votos, esta vez, del PSOE y el PP- -la propuesta de IU- -respaldada por CiU- -de que el proyecto se debatiese en la Comisión Constitucional de la Cámara Baja antes de la celebración del Pleno. b El PSOE justifica Carme Chacón y Manuel Marín antes de empezar la reunión de la Mesa DANIEL G. LÓPEZ Los asesores de Ibarretxe reconocían que la Mesa podía devolver el plan El plan Ibarretxe superó ayer un obstáculo, su calificación por la Mesa del Congreso, que el propio Gobierno nacionalista se temía que fuera mucho más complicado. Entre los informes jurídicos que manejó el lendakari- -adelantados por ABC el 8 de septiembre de 2003- -para poner en marcha su proyecto secesionista se incluía un apartado sobre la tramitación del texto en las Cortes en el que se advertía que el órgano rector del Congreso de los Diputados podía devolver el plan a la Cámara autonómica sin someterlo a votación en el Pleno por considerarlo una iniciativa de reforma constitucional encubierta. El citado informe destacaba que aunque la Mesa no entrara a considerar la constitucionalidad de la propuesta, sí está en su mano, sin embargo, calificarla como iniciativa de reforma constitucional bajo el argumento de que materialmente afecta al texto constitucional En tal hipótesis- -añadía el informe- -la Mesa del Congreso podría, bien suspender la tramitación de la propuesta con la excusa de que es necesario acompañarla de una proposición de reforma constitucional y, además, entender que ésta sería la del artículo 168 en tanto estime afectado el artículo 2 El artículo 2 es el referente a la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles Los juristas que asesoraron a Ibarretxe concluían: El Congreso podría paralizar desde el primero momento la tramitación de la propuesta sin necesidad de que el Pleno desautorice al Parlamento vasco y antes de que el cuerpo electoral vasco pueda pronunciarse en referéndum Es la misma línea argumental defendida ayer por los miembros de la Mesa del Congreso pertenecientes al PP. Sin entrar a juzgar la inconstitucionalidad del texto, aunque sea evidente, la Mesa está facultada a opinar sobre los defectos de trámite y devolver el texto a la Cámara. Iniciativa fraudulenta Los populares quisieron dejar claro al término de la reunión que el plan Ibarretxe es una iniciativa fraudulenta, con la que sus autores- -el PNV y sus socios parlamentarios- -pretenden una reforma encubierta de la Carta Magna que supondría, en caso de que fuera aprobada, una auténtica demolición del orden constitucional Los socialistas, por su parte, justificaron su posición con el argumento de que debe ser el voto de la representación ciudadana quien diga no al proyecto soberanista en el debate a la totalidad que se celebrará en el hemiciclo. El vicepresidente tercero de la Mesa, Gabriel Cisneros, del Grupo Popular, reprochó al PSOE, CiU e IU un planteamiento excesivamente formalista para admitir a trámite el plan. Los populares se encargaron de recordar durante la reunión los muchos vicios procesales que contiene la iniciativa, así como la absoluta omisión de todos los requisitos que las leyes vascas establecen para un procedimiento de esa naturaleza. El PSOE argumentó que la Mesa, conforme al criterio del TC, debe limitarse a vigilar las cuestiones formales y de procedimiento, sin que deba entrar en el fondo de la iniciativa, que es tarea del Pleno. No podemos erigirnos en Tribunal Constitucional subrayó la vicepresidenta primera de la Cámara, la socialista Carme Chacón, tras dejar claro que el debate en la Mesa fue una discusión conforme al criterio constitucional y, tras ella, hemos tomado la decisión correcta jurídicamente y, también, la políticamente conveniente La representante de Izquierda Verde, Isaura Navarro, lamentó la alianza de PP y PSOE para rechazar su propuesta y advirtió de que, al acudir directamente al debate en Pleno, se cierran las puertas a discutir el contenido concreto del plan Ibarretxe, algo que, a su juicio, habría representado el verdadero talante del que habla el presidente de Gobierno