Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19 1 2005 Sociedad 49 Narbona insta a las cuencas a acelerar sus planes de emergencia contra la sequía Ninguna Confederaciónlos ha terminado, pese a que elplazo acabó en julio de 2003 b La ministra de Medio Ambiente Contaminación del aire por falta de lluvias Las principales ciudades españolas están dando síntomas de un aumento en la contaminación del aire por la falta de lluvias, advirtió ayer Cristina Narbona. Ante esta situación, la ministra de Medio Ambiente dijo que en la reunión que mantendrá el próximo día 27 de enero con la Federación Española de Municipios y Provincias podría proponer medidas para reducir los niveles de contaminación acumulados, ya que afectan a la salud de los ciudadanos. Unas medidas que también trasladará a los responsables de las Comunidades Autónomas en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente que tendrá lugar al día siguiente. Y es que la calidad del aire es competencia de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, pero desde el Ministerio se ofrece la capacidad técnica de la que disponen para llevar a cabo medidas que palíen esta situación. Recordó que varias ciudades europeas, como Roma y Milán, están restringiendo el uso del vehículo privado, destacando que el coche particular es la fuente principal de contaminación en ciudades como Madrid y Barcelona. relaciona las reservas en los embalses de la cuenca del Ebro con la inviabilidad del ya derogado proyecto de trasvase desde el Ebro ARACELI ACOSTA MADRID. Sin poder hablar todavía de un periodo de sequía, sí es el momento de asumir la máxima responsabilidad para prevenir esa posible situación Así lo dijo ayer la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, durante la firma de un convenio de colaboración en materia de información meteorológica entre su departamento y la Consejería de Medio Ambiente de Canarias. No obstante, esa máxima responsabilidad sólo pasa por instar a las Confederaciones Hidrográficas a que aceleren los trabajos de elaboración de sus planes ante situaciones de alerta y eventual sequía, que deberían haber sido aprobados como máximo en julio de 2003, tal y como recogía la Ley del Plan Hidrológico Nacional en su artículo 27.2. Según explicó Narbona, no hay ningún plan, ni siquiera provisional, en ninguna Confederación Hidrográfica si bien matizó que en la cuenca del Júcar es donde los trabajos están más avanzados. Fuentes de este organismo de cuenca dijeron a ABC que hasta dentro de un mes y medio o dos no estará terminado dicho plan, de lo que se deduce que en el resto de cuencas el retraso será mayor. Así las cosas, la ministra trasladará esta petición mañana a los presidentes de las Confederaciones Hidrográficas, en una reunión que mantendrá con ellos. Estos planes deben incluir medidas para la correcta gestión de los usos en la cuenca; establecer restricciones a esos usos; las reglas de explotación de los sistemas y las medidas a aplicar en relación con el dominio público hidráulico. El Ministerio aprieta el acelerador para evitar tener que lamentar haber esperado hasta el último momento -aseguró Narbona- si bien se mostró esperanzada en que estos primeros datos (de pluviometría) no se vean confirmados No obstante, afirmó que la escasez de lluvias no tiene por qué conducir a una sequía hídrica real si el agua embalsada se gestiona bien El último episodio de sequía afectó a España entre 1993 y 1995 ga en el trasvase del Ebro, asegurando que esta cuenca no está en disposición de cubrir sus propias necesidades Lo que no dijo la ministra es que en los últimos meses se han producido desembalses en la cuenca del Ebro, y tampoco citó los últimos datos de la propia Confederación Hidrográfica del Ebro, que indican que las aportaciones del río Ebro en la estación de aforo de Tortosa, próxima a la desembocadura, fueron durante el pasado año hidrológico que acabó en octubre las más altas de los últimos 18 años, con 14.051 hectómetros cúbicos, catorce veces el volumen de agua previsto para trasvasar desde el Ebro. ABC Desde el Instituto Nacional de Meteorología, su director, Francisco Cadarso, explicó que para empezar a hablar de sequía sería necesario una serie más larga de datos, aunque advirtió que si la situación continuara, sí podría conducirnos a ella Los datos demuestran que las precipitaciones acumuladas desde el 1 de septiembre revelan una tendencia a la baja respecto a la media de los últimos diez años La sequía de 1993 a 1995 En cuanto a lo que puede ocurrir en los próximos meses, el subdirector de Predicción del INM, Jesús Patán, explicó que las predicciones estacionales expe- rimentales- -y subrayó este último adjetivo- no da ni aumento ni disminución de las precipitaciones para los próximos tres meses respecto de la media Esto a día de hoy significa que la precipitación sería normal, y entonces no tendría por qué haber ningún problema, pero Patán insiste en que estas predicciones son experimentales y no tienen el mismo grado de fiabilidad. En este sentido, la ministra de Medio Ambiente afirmó que aún es pronto para saber si la situación podría asemejarse a la sequía de los años 1993 a 1995, si bien los expertos apuntan que la recurrencia de estas situaciones en nuestro país es de 10 ó 12 años. José María Bergareche, premio Miguel Moya de la APM ABC MADRID. La Junta Directiva de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) otorgó ayer sus premios periodísticos correspondientes a 2004, que cuentan con cinco modalidades. El premio Miguel Moya, que se otorga como reconocimiento a una labor amplia y destacada dentro del campo periodístico, realizada por una persona no específicamente periodista, recayó en José María Bergareche, consejero delegado de Vocento. Cabe recordar que este galardón se ha creado en recuerdo de quien fue- Confianza ciega en el trasvase En este sentido, la ministra no quiso dejar pasar la oportunidad para relacionar las reservas embalsadas en la cuenca del Ebro, por debajo de las medias históricas con el proyecto de trasvase desde el Ebro. Si bien es cierto que la reserva a día de ayer en esta cuenca está por debajo de las medias de los cinco y diez últimos años, la ministra aprovechó este dato para negar a aquellos que tenían confianza cie- ra fundador y primer presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, cargó que ocupó desde 1895 hasta 1920. Miguel Moya Ojanguren (Madrid, 1856- 1920) abogado, fue director de El Comercio Español entre 1877- 87; director de La Ilustración HispanoPortuguesa 1886; redactor de La Democracia y La América 1879; director de El Liberal 1890- 1906, y presidente de la Sociedad Editorial de España (1906) que agrupaba a El Liberal El Imparcial y Heraldo de Madrid Por su parte, el premio Rodríguez Santamaría, que reconoce los méritos de toda una vida profesional, fue concedido a Rosa Montero, de El País El premio Víctor de la Serna, que se otorga al periodista más destacado del año, fue para Luz Aldama e Inmaculada Galván, del programa Madrid Directo, de la cadena autonómica Telemadrid. El premio Javier Bueno, que se otorga como reconocimiento a una dedicación sobresaliente en cualquier campo del periodismo, se concedió a Víctor Amela, Ima Sanchis y Lluis Amiguet, autores de la sección La Contra, del periódico La Vanguardia También se otorgó el premio Larra, destinado al periodista menor de 30 años que más se haya distinguido durante el año, a Teresa Bo, de La Razón