Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MIÉRCOLES 19 1 2005 ABC MADRID AL DÍA LA BOINA MANUEL MARÍA MESEGUER N i skyline ni sinfonía de colores. Como persista la contaminación vamos a tener que entrar en Madrid a tientas y a palpón. El anticiclón que mantiene seca a media Europa ya ha obligado a restringir el tránsito rodado en varias capitales italianas y también el fluvial en Venecia, donde se ha extendido más de la cuenta el fenómeno de la retirada de las aguas en los canales, un episodio que solía ocurrir anualmente unas horas y en esta ocasión se ha prolongado durante días. En Madrid no se han retraído las aguas sino los colores. Parece imposible que el madrileño no advierta que respira desde hace semanas la negrura de la boina que se advierte desde los cerros del norte. Uno se acoda en el balcón de Navacerrada y en lugar de paisaje asiste al espectáculo de una boina que se esponja y oscurece por días. Convengamos en que Madrid anda sobrada de contaminación. Acerca de la contaminación acústica, por tierra y aire, ya fue advertida por el Comité Olímpico Internacional cuando pasó el corte de ciudades aspirantes para la ronda final. La lumínica produce un fenómeno extraordinario en la noche: un globo de luz de veinte kilómetros de altura y cincuenta de anchura que resulta visible a 300 kilómetros de distancia. La contaminación ambiental mata. De acuerdo, no es un matar exagerado; uno no se encuentra a un peatón muerto en la calle por la contaminación. Pero mata silenciosamente. Un reciente estudio señala que la superación habitual de los niveles de contaminación permitidos supone a corto plazo la muerte de 83 madrileños al año. También se apunta que si se redujera la emisión de partículas en cinco microgramos por metro cúbico se podrían prevenir más de quinientas muertes anuales. Desde el pasado primero de enero ha entrado en vigor la tolerancia cero de la directiva europea sobre contaminación medioambiental por la que los límites de partículas en suspensión y de dióxido de nitrógeno no pueden superar los 50 microgramos por metro cúbico. Pues bien, se superan a diario y ampliamente. Por si acaso, cuando se produzca la cercana visita de los jueces olímpicos obséquienles con aerosoles del Madrid típico y ni se les ocurra llevarlos a Navacerrada, por si la boina. La opinión del lector Tráfico de Pozuelo Hemos dirigido al alcalde de Pozuelo de Alarcón una carta con 638 firmas en protesta por el nuevo plan de aparcamiento de la avenida de Europa desde finales de diciembre. El estrangulamiento de la Avenida de dos carriles a uno provoca un empeoramiento evidente del tráfico. La circulación es más lenta, se producen mas atascos, con un incremento evidente del ruido y la contaminación para las personas residentes en la zona. Son cada vez más los ciudadanos obligados a elegir otras rutas alternativas para huir de los embotellamientos que se producen en ella, con el consiguiente perjuicio para las empresas de la zona. El estacionamiento en batería ha producido un incremento de la utilización permanente de las plazas, impidiendo la rotación (sobre todo en horario de comercio) para albergar a los vehículos que antes utilizaban momentáneamente la doble fila. Proponemos que se estudie la construcción de un estacionamiento subterráneo para residentes que libere plazas y que permita dejar la distribución del viario como estaba anteriormente. Mientras tanto pedimos la vuelta a la situación de dos viales en cada sentido para el tráfico automovilístico, incremento de las zonas de carga y descarga y regulación de su horario. María Gracia Lázaro Díaz Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 91 742 41 04. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC Infracciones en línea continua La calle Josefa Valcarcel se ha convertido un poco en la vía sin ley En teoría hay dos carriles de circulación. El de la derecha sigue hacia Juan Ignacio Luca de Tena y el de la izquierda sale a la carretera de Barcelona. Al final hay una línea continua que no debe traspasarse... pero es imprescindible hacerlo cuando hay coches (a veces camiones) estacionados en doble fila ¡A pocos metros de la Jefatura de Tráfico! Y nadie vigila. César de Alda El Rastro A lo largo de los últimos diez años he visto en el Rastro de Madrid a doce- nas de rateros más o menos habituales Todos han ido cambiando, menos uno, hoy de unos 30 años y de labios gruesos que, no sólo continúa, sino que se permite el lujo de amenazar cuando quiere a honrados trabajadores de ese mercadillo. ¿Están ciegos los policías que deben defendernos, o eso de debe a algo peor? Mario Muro Fumar en el autobús ¿Por qué el conductor del autobús número 7536 de la línea 36 puede ir fumando y los usuarios no? Me he subido, aproximadamente a las 8: 40 horas, en el autobús en la Ronda de Valencia y me he bajado en el Paseo de las Acacias. María del Carmen Rodríguez Ruiz