Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 1 2005 103 Televisión y radio Carlos Sobera retoma la presentación de concursos con Números locos un nuevo espacio que Antena 3 estrenará el próximo 24 de enero a las 18.00 horas. El programa ya se ha emitido con éxito en la TV francesa. Aída con casi siete millones de seguidores, el mejor estreno de ficción del curso ABC MADRID. El primer capítulo de Aída serie derivada de 7 vidas se convirtió el pasado domingo en el mejor estreno de ficción de lo que va de temporada. La nueva vida del personaje encarnado por Carmen Machi concitó la atención de 6.829.000 espectadores, un 35,8 por ciento de la audiencia. Hasta ahora la mejor puesta de largo de una serie nacional en este curso correspondía a El inquilino que llegó a este planeta el pasado 5 de septiembre ante 4.166.000 seguidores (28,7 por ciento de share La aparición de la nueva comedia de Globomedia en la parrilla de Telecinco ha sido tan contundente que ha conseguido superar la media esta temporada de 7 vidas 27,9 por ciento y 4.817.000 espectadores. Además propició a la cadena privada su mejor marca absoluta del curso en domingo en la banda de máxima audiencia, la del prime time un 28,2 De su enfrentamiento directo con la nueva oferta salió derrotadada Lobos Las apuesta de Antena 3, que se estrenó con un 17,5 por ciento y 3.264.000 espectadores, cayó el pasado domingo con su segunda emisión hasta el 16,5 (3.072.000 seguidores) González y Aznar protagonizaron en 1993 el debate más seguido de la historia, un listón al que se enfrentará Zapatero mañana ABC La audiencia vota en blanco a los políticos Zapatero acude mañana a TVE- 1 para ser entrevistado, un género que, salvo en momentos de crisis graves, no consigue enganchar al público S. C. F. P. MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, será entrevistado en TVE- 1 mañana por Lorenzó Milá, a partir de las 21.30 horas. Esta será la primera aparición del jefe del Ejecutivo en una cadena de televisión desde su investidura. Zapatero no pisaba un plató de televisión desde el pasado 18 de marzo. Aquella entrevista se enmarcaba dentro de una ronda postelectoral que realizó Telecinco y que contó con Mariano Rajoy (18,9 por ciento de share y 2.830.000 espectadores) José María Aznar (5.719.000 y 31,5 por ciento de cuota) y el actual presidente del Gobierno (3.032.000 y 22,7 por ciento) Previamente, el líder del PSOE ya había ofrecido dos entrevistas televisadas dentro de la campaña más mediatizada de la historia: sólo en el mes de febrero, los políticos realizaron más de 52 visitas a programas de ámbito nacional, incluidos los del género de entretenimiento como La noche con Fuentes y Día a día por los que pasaron Zapatero y Rajoy, respectivamente. Desde siempre, televisión y urnas han sido un atractivo binomio para la clase política, aunque no tanto para la audiencia, especialmente en los últimos años. Sólo las rectas finales de las campañas electorales y las crisis de gran calado (hundimiento del Prestige, atentados del 11- M, plan Ibarretxe... se han revelado como contextos idóneos para que las intervenciones de los líderes políticos consigan resultados que trasciendan la mera anécdota. Sirva como ejemplo que de las vein- te entrevistas concedidas por Aznar a distintas emisoras de televisión, los años electorales acaparan la mayoría de ellas. Sólo en tiempos difíciles La primera incursión del ex presidente en televisón tuvo lugar el 12 de enero de 1995. De la mano de Manuel Campo Vidal, y en una edición especial de Tiempos difíciles Aznar dotó a Antena 3 de una audiencia del 25,6 por ciento y una media de 4.446.000 espectadores. Sin embargo, la entrevista que realizó en mayo del 97 para Telecinco, con su mandato recién estrenado, se quedó en un 11 por ciento de share muy lejos de su tope, el 31,5 que cosechó para la misma privada cuando el pasado 22 de marzo acudió para hablar con Juan Pedro Valentín de lo ocurrido el 11- M. A pesar de este desigual rendimien- to, los políticos mantienen vivo su afán de acercarse a los ciudadanos a través del tubo catódico en diferentes géneros televisivos: crónicas de campaña, espacios electorales gratuitos, entrevistas y debates. Este sigue siendo el género de mayor tirón, con su particular hito histórico: el 24 de mayo de 1993 se celebró en Madrid el primer cara a cara en unas elecciones generales. Antena 3 se anotaba el tanto del debate González- Aznar y cosechaba la espectacular audiencia de 9.625.000 espectadores. Una semana después, Luis Mariñas tomaba para Telecinco el testigo de Justino Sinova y volvía a convocar a la rentable pareja. El debate decisivo batió récords: más de diez millones y medio de telespectadores situaron al programa como la emisión más vista de la privada hasta el año 2002. Aventura dominical El otro estreno de la jornada, la versión dominical de Aventura de África comenzó su andadura con un 20 por ciento de share y 1.725.000 espectadores. La gala de este domingo desciende respecto al martes (22,6 por ciento de share y 3768.000 espectadores) ya que se estrena en el último tramo del prime time y se desarrolla en el late night aunque se sitúa en la media de las galas de La granja emitidas en domingo, que registraron un 20,5 por ciento de share y 1.942.000 espectadores. Por otro lado, la primera entrega de Bricomanía en Telecinco, cosechó un 22,9 por ciento de cuota de pantalla, con casi 1.300.000 seguidores en la sobremesa de la privada. Desde el pasado fin de semana, el veterano espacio de bricolaje hace doblete en la parrilla, ya que La 2 todavía sigue con sus emisiones que, esta temporada, acumulan una media del 16 por ciento de cuota de pantalla y 1.600.000 espectadores. Las charlas en la bodeguilla A la vuelta del verano de 1994, Felipe González se enfrentaba ante una opinión pública sacudida por los escándalos y una crisis troncal. Por ello, el político tomó la decisión de ponerse ante las cámaras de Antena 3 para protagonizar su propio espacio de entretenimiento Charlas con el presidente El programa, que se estrenó el 30 de septiembre de ese año en la emisora privada alcanzó una audiencia media de 3.866.000 espectadores, con una cuota de pantalla del 23,9 por ciento. Sin embargo, no era la primera vez que un dirigente político utilizaba la pequeña pantalla para promocionar su discurso político. De hecho, en Estados Unidos y Europa, este género se ha convertido en todo un clásico. Las Charlas con el presidente de González tuvieron sus antecedentes en las Charlas junto al fuego de Roosevelt y las llamadas Al grano Canciller de Helmut Kohl en la cadena privada alemana Sat- 1.