Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura MARTES 18 1 2005 ABC Las Comunidades socialistas, País Vasco y Cataluña rechazan el texto SALAMANCA. Los consejeros de Cultura de las Comunidades de Andalucía, Aragón, Asturias, País Vasco, Castilla- La Mancha, Catalunya y Extremadura manifestaron ayer su más absoluto rechazo a la convocatoria realizada por la Consejería de Cultura de Castilla y León para tratar la situación del patrimonio común, ya que entienden que pretende la creación de una estructura paralela y al margen del órgano institucional adecuado que es la Conferencia Sectorial. Según un comunicado de prensa del PSOE, estas Comunidades creen que la Conferencia Sectorial paralela auspiciada desde el PP parece creada con el único propósito de dinamitar el marco legal existente y es, por tanto, una reunión que pone de manifiesto el absoluto desprecio que el PP tiene ante este tipo de órganos de comunicación cultural y de diálogo institucional en materia de cultura, entre el Estado y las Comunidades Autónomas, al más alto nivel político Un momento de la reunión convocada por la Junta de Castilla y León en Salamanca D. ARRANZ Ceuta, Melilla y las Autonomías del PP piden un pacto de Estado sobre Archivos La unidad debe ser respetada por todos los poderes públicos reclaman La Rioja, Madrid, Valencia, Murcia, Navarra, Castilla y León, Cantabria y las Ciudades autónomas de Ceuta y Melilla rubricaron la declaración ROCÍO BLÁZQUEZ SALAMANCA. Los responsables autonómicos hicieron expresa su propuesta en una declaración Por la unidad del Patrimonio Cultural en España que fue suscrita por los presentes, excepto por el representante cántabro que no tenía la potestad de firmar por tratarse del director general, aunque según la titular de Cultura de Castilla y León, Silvia Clemente, ha mostrado todo su apoyo y está de acuerdo con todos los términos Los consejeros de b Baleares, Galicia, Cultura de Baleares, Galicia, La Rioja, Madrid, Valencia, Murcia, Navarra, Castilla y León y de las Ciudades autónomas de Ceuta y Melilla pidieron la creación de un Pacto de Estado que asegure el mantenimiento de la configuración actual de nuestros Archivos, Museos y Bibliotecas, como testimonio de nuestra existencia como Nación y al servicio de la misma Un texto que nace del encuentro celebrado ayer en Salamanca y promovido por la Junta ante la falta de consideración del Gobierno de España con el Autonómico respecto a los diferentes informes y peticiones que se han trasladado con motivo de la polémica devolución de las 507 cajas del Archivo General de la Guerra Civil a Cataluña, comentó Clemente. La consejera incidió de nuevo en la negativa actitud, a su juicio, del Ministerio de Cultura que ha omitido la posibilidad de que Castilla y León participara en las decisiones sobre el Archivo a la vez que añadió que todas las propuestas procedentes de las instituciones regionales han sido obviadas Clemente se mostró satisfecha con el desarrollo del encuentro y con el texto final de la declaración en el que se hace hincapié en la Cultura como elemento integrador de la relación entre los diversos pueblos de España y entre las diferencias de cada uno de ellos. El dictamen reafirma la importancia de las instituciones culturales de carácter nacional sin las cuales y según el documento redactado, no sería comprensible nuestro modelo de organización de Estado En este contexto y ante el estado de confusión generado por las reclamaciones disgregadas que se postulan desde diversas instan- cias los firmantes declaran que la unidad del patrimonio cultural común de los españoles representa la expresión de nuestra cultura constitucionalmente garantizada en nuestro modelo de convivencia Para los consejeros de estas Autonomías, el representante de Cantabria y los de Ceuta y Melilla, el mantenimiento de la unidad de los archivos se configura como un valor que todos los poderes públicos debemos respetar, garantizando así un legado cuya unidad resulta esencial para su existencia La declaración incluye además una serie de medidas encaminadas a mantener el patrimonio común independientemente de dónde éste se ubique y que pasan por la sistemática recuperación y conservación de los bienes que configuran la herencia patrimonial de nuestras respectivas Comunidades