Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 1 2005 Sociedad 49 La Guardia Civil detiene a un mirón digital que espiaba a sus víctimas por internet Creó un virus capaz de robar datos, pero también de controlar las webcam de sus víctimas b Aún no se conoce el número total de afectados, pero la Guardia Civil no tiene dudas de que hay miles de personas infectadas en todo el mundo J. M. NIEVES MADRID. Entre todos los tipos de asalto informático conocidos, entre las mil y una formas de delinquir en internet y de agredir a los sufridos internautas, nadie se esperaba que también los mirones de toda la vida pudieran beneficiarse de las Nuevas Tecnologías para espiar las alcobas y las vidas privadas de sus víctimas. El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil demostró ayer que sí, que pueden. Y que además lo hacen. Varios agentes irrumpieron ayer en el domicilio particular de J. A. S. de 37 años, programador informático en paro, casado y con hijos, y le sorprendieron in fraganti mientras espiaba a través de su ordenador la vida de varias personas. El comandante de esta unidad de la Benemérita, Juan Salón, explicó a ABC que tenía acceso directo a las actividades de unas mil personas, seleccionadas de entre varios miles más, que iba descartando como poco interesantes, tanto en España como en el extranjero La forma de hacerlo era a través de un troyano un potente virus informático diseñado por él mismo y que, una vez instalado dentro de un ordenador, le permitía acceder libremente a toda la información almacenada en él, así como manejar diversos programas. Si hubiera querido, J. A. S. habría podido conocer, y usar, los datos bancarios y los números de tarjeta de crédito de muchas de sus víctimas. Pero no buscaba dinero. En lugar de eso, hurgaba en los discos duros a la caza de fotos y vídeos privados, muchos de los cuales fueron encontrados en su poder en el momento de su detención. También podía controlar el co- El comandante del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, Juan Salón rreo electrónico de sus presas, y lo que resulta más novedoso, activar y manejar las webcam conectadas a los ordenadores de sus víctimas, con lo cual nuestro voyeur digital conseguía ver en su pantalla todo lo que las cámaras recogían en su campo de acción. Era muy discreto- -explica Juan Salón- No hacía daño, sólo miraba. Por eso no había sido detectado hasta ahora El virus por él diseñado no tiene nombre, y ninguna compañía antivirus lo tiene catalogado. La detención de J. A. S. se ha producido porque un in- EFE dustrial alicantino sospechó de un comportamiento anómalo de su ordenador, se puso en contacto con la Guardia Civil e hizo posible que comenzara la investigación. Los agentes encargados del caso se encontraron con que el virus, muy sofisticado, se había propagado masivamente por internet. Y no a través del e- mail como suele ser habitual, sino oculto en fotografías pornográficas y en archivos musicales MP 3, es decir, en la materia prima de las mayores redes de intercambio, o P 2 P.