Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 18 1 2005 Nacional 19 Un islamista preso en España controló la financiación europea de Al Qaida Garzón procesa a ocho individuos por prestar apoyo logístico en el 11- S N. VILLANUEVA D. MARTÍNEZ MADRID. El juez Baltasar Garzón procesó ayer a ocho miembros de una célula que desde España prestó apoyo logístico a los autores materiales del 11- S, entre ellos a Mohamed Atta y a Ramzi Bin Alshilb- -financiero de los atentados- Las actividades de estos individuos, entre los que se encuentra un español, habría consistido en prestar financiación económica a la red europea de Al Qaida y en la distribución de esas cantidades para pagar el traslado de mujahidines a Irak. Los envíos de dinero contaban con el visto bueno de un argelino que estaba en la prisión de Nanclares de Oca (Vitoria) Los procesados, según el juez instructor, habrían utilizado la infraestructura que Ansar Al Islam, grupo terrorista que dirige Abu Musab al Zarqaui, máximo responsable de Al Qaida en Irak. Así lo pone de manifiesto Garzón en el auto de procesamiento de los miembros de esta célula, de los que ocho de ellos ya están en la cárcel. En su escrito, el juez ratifica la prisión para siete de ellos, la ordena para uno- -sobre el que libra una orden internacional de detención- -y pone en libertad bajo fianza de 20.000 euros al ciudadano español Francisco GarcíGómez. Esta red de apoyo logístico estaría integrada por Reda Zerroug, Khaled Madani, Samir Mahdjoub, Redouane Zeimi, Tahar Ezirouali y Hedi Ben Youssef- -todos imputados por un delito de terrorismo- así como por Mohamed Ayat y García Gómez, a los que el juez acusa de colaboración. El grupo en cuestión- -señala Garzón- -habría prestado apoyo logístico a Ramzi Bin Alshilb y a otros miembros de Al Qaida relacionados con los atentados acontecidos el 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos y servirían, mediante el desarrollo de una red de falsificación de documentos, para proporcionar identidades falsas o documentación inauténtica a otros miembros de la red con el objetivo de facilitar sus movimientos, su huida, sus fines terroristas o su actuación dentro de organizaciones como Ansar Al Islam Uno de los pasaportes falsificados tuvo por destinatario a Ramzi bin Alshilb. Se lo facilitó Khaled Madani, detenido por la Guardia Civil en febrero de 2004, y lo utilizó para comprar un pasaje para Dubai. Madani recibió varias transferencia de uno de los lugartenientes de Ramzi, una de ellas el mismo día en que el financiero del 11- S llegó a Alemania después de reunirse en Tarragona con Atta. Otra parte de la célula asentada en España fue demantelada el pasado mayo con la detención Redouane Zenimi en Villanueva y la Geltru, Samir Mahdjoud en Deusto (Vizcaya) Mohamed Ayat en Madrid y Francisco García Gómez en Bilbao. Todos ellos estaban dirigidos desde la cárcel por Farid Mahdjoud, que cumple condena en la prisión de Nanclares de Oca por un delito con- tra la salud pública. Según el juez, este individuo daba el visto bueno desde prisión al envío de dinero. Los primeros datos sobre la existencia de este grupo se obtuvieron en julio de 2003 al recibir la Policía una información sobre la posible comisión en nuestro país de un atentado por parte de una red argelina vinculada con Al Qaida y dirigida desde Alemania por Abderrazak Mahdjoub. El contacto de este individuo en España era Abdelhai Djaouat, argelino detenido en agosto de 2003 en Lloret de Mar. Esta captura permitió descubrir la presencia en nuestro país de dos hermanos de Abderrazak Mahdjoub: Farid y Samir, quienes tenían la misión conseguir fondos para financiar a la red en otros países europeos. Para ello contaban con un negocio de tiendas de ropa en Bilbao, del que era socio García Gómez, aunque en realidad éste servía de pantalla a las operaciones financieras de los hermanos Mahdjoub. El dinero invertido en las tiendas de Bilbao procedía de actos delictivos cometidos en Alemania. Según Garzón, Samir Mahdjoub hizo llegar dinero a Djaouat y Farid Mahdjoub envió a su hermano Abderrazak- -detenido en Alemania- -tres transferencias en 2002. El juez subraya los contactos de Samir y Farid con Youssef Boudhiba, vinculado con la red que pretendió atentar con ricino en Londres.