Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 1 2005 99 Televisión y radio Luis Roderas presentará hoy desde Zaragoza, a partir de las 19.30 horas, la retransmision por La 2 del sorteo de la Copa del Rey de baloncesto, primer gran título del año. Los ochos mejores equipos de la ACB se verán las caras del 17 al 20 de febrero. El cáustico Stewart desencadena un pequeño maremoto Fue otro Jon, este Stewart, el más celebrado presentador de los shows nocturnos de televisión, cuyo cáustico análisis diario de la cobertura de las noticias en Comedy Central es considerada por muchos comentaristas y espectadores como la mejor y más divertida forma de enterarse de lo que de verdad ocurre en Estados Unidos, quien desencadenó un pequeño maremoto en la CNN. Stewart fue invitado a participar el año pasado en Crossfire el más enconado espacio de debate político de la cadena, en el que dos comentaristas de dos extremos del espectro político se tiraban las palabras a la cara. Un ejemplo imitado hasta la saciedad en Estados Unidos y en el estrecho mundo mediático. A Stewart le reprocharon no ser lo bastante gracioso, no hacer en Crossfire lo que se suponía que tenía que hacer. Stewart acusó a sus anfitriones de ser poco más que auspiciadores del grito y los ataques ultrapartidistas. Una de las primeras medidas que tomó el Jon al frente de la CNN fue borrar Crossfire de su parrilla. Walter Isaacson, ex presentador de la cadena, declaró al Wall Street Journal que Crossfire era el símbolo de otra cosa y que la nueva dirección de la CNN ha querido dejar claro en seguida que su misión está basada en la información periodística Klein ha criticado a la Fox por hablar de las noticias en vez de cubrirlas. Nick Robertson, a la izquierda, en Bagdad; a la derecha, una secuencia de las ya míticas coberturas del canal informativo ABC La CNN vuelve a sus orígenes Jonathan Klein, nuevo presidente de la cadena, ha dado órdenes para huir del debate político sensacionalista y hacer de las noticias el eje de su oferta ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Nada como un desastre inesperado o un volcán político para calibrar la capacidad de un medio de comunicación para estar a la altura de los hechos, para comprobar si además del primero es el más riguroso, el más capaz, el que trasmite y explica lo que ocurre con la emoción necesaria para hacer sentir como si el televidente o el lector estuvieran allí. El maremoto que devastó el sudeste asiático le ha permitido a la cadena CNN demostrar sus reflejos y dejar atrás a sus competidores. Fue la primera prueba de fuego para Jon Klein, que hace un mes se convirtió en nuevo presidente de la cadena pionera en 24 horas de noticias, 7 días a la semana y que está empeñado en volver a sus orígenes, repensando la cobertura de la actualidad y dejando de lado el griterío y el comentario político a cara de perro. Adiós al debate Crossfire Además de liquidar el ring de agrio debate político Crossfire espejo y atizador de una sociedad dividida- -como las últimas elecciones presidenciales reflejaron- Klein ha dado instrucciones para huir del estilo sensacionalista de cubrir hasta la extenuación juicios escabrosos y dedicar todas las energías a la cobertura de noticias, sin olvida el factor humano, el toque dramático. Batido en el escalafón de audiencia, y por lo tanto en la publicidad, por la agresiva y abiertamente conservado- ra Fox News, la CNN le sacó buen partido a su amplia red internacional para estar antes que nadie en las costas del Índico. Pero, además, marcó la pauta merced al estilo y al talento de una de sus emergente estrellas, Anderson Cooper, que para Klein encarna la nueva CNN. Su cobertura del tsunami declaró Klein al semanario The New York Observer alcanzó casi el nivel de literatura Para su jefe, Cooper es un tipo que sintió la historia del maremoto en sus huesos, ni siquiera como periodista. No era curiosidad profesional la que sentía, sino conexión humana con los que sufren Algo que los presentadores a distancia, maquillados y bien iluminados, no transmiten. Con 46 años de experiencia en el mundo de la televisión, Klein atesora una frase que le escuchó a su antiguo jefe y actual presidente de la CBS, Andrew Heyward (baqueteado por haber difundido un reportaje sobre la mili de George Bush basado en documentos dudosos) No vamos a hacer todo para ganar En su entrevista con el Observer Klein se explayó en el sentido de esa condición: Nunca había oído eso antes. Define una forma de contemplar el mundo y significa que, al cabo del día, los triunfos son de corta duración. Hay maneras de conseguirlos que duran para siempre y que tienen una gran influencia en el mundo que te rodea. Creo en eso con todas mis fuerzas Abrirse paso entre el ruido de fondo El presidente, que hereda una cadena creada por un visionario llamado Ted Turner, y que pasa más tiempo en la sede neoyorquina que en el cuartel general de Atlanta, pretende ofrecer a los espectadores de CNN un viaje emocional más que una información genérica No somos un agencia de noticias por vídeo. Tenemos que abrirnos paso en medio del ruido de fondo dijo al Wall Street Journal De ahí que el elemento dramático juegue un granpapel. Durante la cobertura del maremoto, la cadena produjo rápidamente un documental sobre el impacto de la catástrofe en los niños, y lo emitió en hora de máxima audiencia la semana pasada. Un directivo de la CNN comentó al Journal que antes de la llegada de Klein, un espacio como ese habría llevado varias semanas y se hubiera emitido un sábado por la tarde. En declaraciones al mismo diario, Klein señaló que su obsesión es la seguridad de Estados Unidos, de ahí que nada más llegar a su despacho encargó una serie de 25 microespacios y un reportaje de dos horas bajo el epígrafe Defendiendo América que llenarán la parrilla de la CNN antes de que el presidente Bush preste juramento para su segundo mandato la semana que viene. La emisora quiere ofrecer a sus espectadores un viaje emocional, más que una información genérica Jon Stewart