Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 1 2005 Deportes 85 PRIMERA DIVISIÓN DECIMONOVENA JORNADA Fallece por muerte súbita la hija de ocho meses de Caneira El defensa del Valencia recibió la noticia cuando llegaba a El Sadar SILVIA BALLESTEROS VALENCIA. La tragedia golpeó ayer duramente al defensa portugués del Valencia, Marco Caneira, y su esposa. La hija de ambos, María, de ocho meses de edad, falleció de muerte súbita en la tarde de ayer después de ser ingresada en la UCI del hospital Nueve de Octubre de Valencia, alrededor de las 15.35 horas tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, según confirmaron fuentes sanitarias del centro hospitalario. Estas fuentes indicaron que el bebé llegó con una parada cardiorrespiratoria con ausencia de movimientos respiratorios, pulso y latido cardíaco. Inmediatamente se iniciaron las maniobras de resucitación cardiopulmonar avanzadas, con intubación endotraqueal, masaje cardíaco externo y administración de drogas vasoactivas, según protocolo, durante treinta minutos Tras este periodo, y ante la falta de respuesta de la niña, se le retiró el soporte vital y se declaró el fallecimiento a las 16,05 horas. Pasadas las 15.30 horas, Marco Caneira recibió la noticia de que su hija María se encontraba ingresada en la UCI del hospital. La noticia le llegó cuando la expedición valencianista se trasladaba en autobús desde el hotel de concentración en la capital navarra al campo de El Sadar para jugar el partido contra el Osasuna. Desde un primer momento se temió que la situación era grave, lo que afectó considerablemente los ánimos del cuerpo técnico, plantilla y directivos. El Valencia empata un partido que no quiso jugar A los jugadores de Ranieri, abatidos, les costó entrar en un partido que dominó siempre el Osasuna, aunque sus múltiples problemas en el remate le impidió el triunfo OSASUNA VALENCIA 0 0 Osasuna (4- 4- 2) Elía; Izquierdo, Cruchaga, Josetxo, Clavero; Valdo, Puñal, Pablo García, Moha; Webó (Muñoz, m. 74) y Morales (Milosevic, m. 67) Valencia (4- 2- 3- 1) Cañizares; Carboni, Ayala, Marchena, Moretti; Albelda, Baraja; Rufete (Mista, m. 80) Aimar (Fiore, m. 73) Xisco (Fabio Aurelio, m. 72) y Corradi. Árbitro González Vázquez. Expulsó a Izquierdo por dos amarillas (m. 65) Amonestó a Clavero, Puñal, Moretti, Albelda, Corradi, Ayala y Mista. Caneira se secá las lágrimas a su llegada al aeropuerto de Manises JAVIER PEIRÓ Regresó en un vuelo privado Nada más conocerse los hechos, el Valencia dispuso de un vuelo privado para que Caneira regresara a Valencia. Incluso hubo de ser medicado ante su estado de excitación por la gravedad de las noticias que le llegaban desde el hospital valenciano. Allí se encontraba su esposa, acompañada por varias mujeres de jugadores, Antonio Company, empleado del Valencia, y el consejero Juan Galiano. Marco Caneira partió poco antes de las 17 horas desde Pamplona. Conocedor ya del fallecimiento de la menor de sus tres hijos, aterrizó en el aeropuerto de Manises poco antes de las 18 horas e inmediatamente se trasladó al hospital Nueve de Octubre. Mientras los acontecimientos se sucedían trágicamente y el presidente del Valencia, Juan Bautista Soler, era informado del fallecimiento de la hija del jugador portugués, la expedición valencianista en Pamplona trataba de que el partido contra el Osasuna fuese suspendido, lo que no se consiguió. Tras finalizar el encuentro, el técnico Claudio Ranieri no compareció en rueda de prensa ante los medios de comunicación y pidió disculpas a és- ABC PAMPLONA. Los jugadores del Valencia no saltaron al terreno de juego en un buen momento anímico y eso se notó en su forma de jugar. La repentina muerte de la hija de ocho meses de su compañero Caneira produjo escenas de dolor tanto sobre el terreno de juego como en el banquillo y a todos les costó meterse en el partido. Por eso, al Osasuna le resultó fácil dominar la primera mitad, a la que impuso un fuerte ritmo de juego. El Valencia, con la mente en otro sitio, mantuvo la compostura sólo del centro de campo hacia atrás. Sin embargo, el equipo de Aguirre no pudo traducir este dominio en nada positivo y sus ocasiones se saldaron con disparos desviados de Morales y Webó, aunque su mejor llegada fue un contraataque que no pudo culminar Moha, sustituto de última hora del griposo Delporte, en un remate de cabeza que no encontró meta (m. 42) Antes se había producido la única oportunidad valencianista, con un cabezazo de Baraja (m. 40) que despejó Elía. El valencianista Fabio Aurelio llora en el banquillo del estadio de El Sadar tos a través de su homólogo Javier Aguirre. Quien sí habló fue el presidente, Juan Bautista Soler, para explicar los motivos por los que se jugó el encuentro: Ranieri lo decidió así ante la imposibilidad de ponernos en contacto con la Federación, la única REUTERS Baraja pudo sentenciar al final Poco aportó tácticamente la segunda mitad. El Osasuna dominaba el partido ante un Valencia que parecía replegarse de forma voluntaria, pero las ocasiones de gol seguían sin llegar ya que los rojillos no encontraban espacios de llegada a las inmediaciones de Cañizares. Lo más peligroso estuvo en un centro de Webó (m. 51) que no encontró rematador, y un disparo lejano de Puñal (m. 56) que salió desviado. La expulsión de Izquierdo a los 65 minutos le hizo al Osasuna más conservador, pese a la salida posterior de Milosevic, sin que el Valencia reaccionase tampoco en busca del gol. Su gran oportunidad llegó por medio de Baraja (m. 85) quien cabeceó fuera en franca posición de remate a la salida de un córner. en esos momentos capaz de decidir, ya que el árbitro, tras consultar al Comité, nos señaló que según lo recogido en el reglamento no se podía entender lo sucedido como una causa de fuerza mayor para suspender definitivamente el choque