Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 Economía LUNES 17 1 2005 ABC JUAN VELARDE FUERTES PERSPECTIVAS ANTE 2005 (I) EL IMPACTO EXTERIOR onviene en estos momentos señalar con toda frialdad lo que puede acontecer en el año 2005 en la economía española. Naturalmente, al pertenecer España a la Unión Europea, nada se puede contemplar de espaldas a lo que en ésta acontece y, sobre todo, lo que dentro de ella sucede a nuestros principales clientes. Ignorar en estos momentos al bloque de Francia, Alemania e Italia sería una equivocación. En este sentido conviene tener en cuenta dos documentos muy recientes. Uno, es el artículo de Nicolás Baverez, La rechute publicado en Le Point el 23- 30 de diciembre de 2004. En él se señala que en ese conjunto central europeo- -Francia, Alemania e Italia- el euro fuerte y el malthusianismo son los dos abastecedores del no- desarrollo, del no- empleo y de la pauperización. La política monetaria proseguida por el Banco Central Europeo coloca a la zona del euro en una espiral deflacionista. La sobrevaloración del euro- -que alcanza al menos el 20 -zapa la competitividad de las exportaciones, mientras que el mantenimiento de tipos de interés reales superiores al crecimiento potencial del corazón de la zona- -el citado, constituido por Francia, Alemania e Italia- bloquea la inversión productiva Concretamente, considera que la economía francesa no está amenazada por un bache, sino por un crac En el fondo, porque Francia continúa siendo el último país desarrollado que C rehusa modernizar su modelo económico y social El otro documento es el duro editorial de Le Monde titulado Voeux pour l emploi en el que señala que no existe casi ningún economista que crea en el escenario de un crecimiento del 2,5 mantenido por el Gobierno francés. Para nuestra desgracia, en el año 2003, el 19,0 de nuestras exportaciones- -el porcentaje mayor a una sola nación- -se dirigió a Francia, seguido del 12 para Alemania y del 9,7 para Italia, o sea, un 40,7 para el esclerotizado núcleo centroeuropeo, según lo denomina Baverez. Igualmente, no se puede dejar a un lado el impacto de toda una serie de decisiones institucionales que algo perturban a nuestra economía. La más importante es el comportamiento de los mercados europeos de emisiones de CO 2. Está éste muy lejos de encontrarse organizado. Marta Fernández, en Expansión del 3 de enero de 2005, nos subraya que desde hace casi dos años lleva funcionando en Londres una bolsa gris En España existen ya 927 instalaciones sujetas al plan de Kioto, aunque está oscura la asignación concreta de derechos. La otra cuestión institucional es la obligatoriedad de las Normas Contables Internacionales (NIC) para la Unión Europea, Australia, y África del Sur. Se pretende así, como señala la profesora de la universidad de Valencia, Begoña Giner Inchausti, en Cin- co Días de 3 de enero de 2005, captar el trasfondo económico de las operaciones en el panorama de las cuentas consolidadas de las empresas que se cotizan en Bolsa, con un aumento de la responsabilidad y del trabajo de auditores, pues éste se ha vuelto más complicado. En el fondo, esto son mayores costes de transacción. También estamos sometidos a lo que sucede en la economía mundial. Ignorar el impacto alcista en los precios o en el déficit comercial derivados de la coyuntura china, no tiene sentido. ¿Y qué decir de la norteamericana? Naturalmente, nos afectan las decisiones que ahora mismo se ponen en marcha sobre una mayor liberalización comercial, como consecuencia de las tomas de posición de la Organización Mundial de Comercio, concretamene en relación con la industria textil y del calzado. El artículo de Miguel Ormaetxea, Tsunami sobre el textil aparecido en La Gaceta de los Negocios el 8 9 de enero de 2005, revela así el alcance de esta novedad: Nuestros Zara, Mango, Doggi, tienen ahora enormes y nuevas oportunidades. Nuestras empresas dedicadas a productos de muy escaso valor añadido pueden hacer las maletas. Pero, de hecho, ya la inmensa mayoría las hicieron antes del 1 de enero En el fondo eso es lo que va a salvar a la economía catalana. Como señalan los profesores Jordi Gual y Lluís Torrens en La competivitat de la industria catalana artículo publicado en Revista económica de Catalunya noviembre 2004, observamos, con una referencia al índice inverso de Herfindahal, la extensa diversificación de la industria en esa región, muy superior a la del resto de España estructura que se ha convertido en un seguro contra el riesgo de una crisis sectorial, como por ejemplo puede quedar patente en la del sector textil Añadamos los precios de los mercados mundiales y los choques que han originado a lo largo de 2004. El petróleo subió, según las cotizaciones del West Texas Intermediate, un 25 en dólares. La apuesta mundial es que no está a la vista ningún tipo de abaratamiento de los crudos y del gas natural- -nuestra creciente demanda energética primaria- como aclara el artículo No gusher, but a steady flow en Bussines Week de 10 de enero de 2005. No sucede en cambio nada muy grave, gracias a la fortaleza del euro en el conjunto de nuestras importaciones de alimentos y materias primas industriales, que en 2004 disminuyeron, en sus cotizaciones en euros, en un 6 Subyacentes a todo esto se encuentran los problemas derivados de la caída del dólar. Es totalmente acertada la opinión del editorial de Expansión de 7 de enero de 2005, La debilidad del dólar y la economía mundial al señalar: El dólar seguirá depreciándose frente al resto de las monedas y permanecerá débil el tiempo que la Administración norteamericana considere oportuno. La reelección de George W. Bush ha ratificado las expectativas de que el equipo económico de la primera potencia mundial no está dispuesto a utilizar herramientas ortodoxas para afrontar el problema generado por la insuficiencia de ahorro público y privado, y que continuará buscando el máximo crecimiento a corto plazo propiciando un debilitamiento ordenado de la divisa. El dólar barato es prácticamente el único señuelo para atraer inversiones, al mismo tiempo que constituye un instrumento útil para reducir el déficit exterior con China y Japón y otras economías asiáticas Panorama agrio en su conjunto el que nos llega de fuera. Nuestro problema es cómo superarlo con garbo gracias a una buena política económica. Repsol adjudica a ACS y FCC la construcción de su rascacielos ABC MADRID. Los grupos constructores y de servicios ACS y FCC levantarán en lo que fue la ciudad deportiva del Real Madrid el rascacielos que Repsol YPF utilizará como sede central y cuya construcción costará más de 300 millones de euros, según fuentes de la operación. Para acceder al contrato de construcción de esta torre, ambos grupos se asociaron en una UTE (unión temporal de empresas) El rascacielos de la petrolera se edificará en el futuro parque empresarial Madrid Arena donde también se construirán la torre del grupo Villar Mir (por unos 390 millones de euros) y el edificio de Sacyr- Vallehermoso (350 millones) que albergará un hotel. El rascacielos de Repsol YPF tendrá 45 plantas y 250 metros de altura. La economía española creció un 2,6 en 2004, según las Cámaras ABC MADRID. El crecimiento de la economía española durante el ejercicio pasado se situó en el 2,6 la misma tasa que en el último trimestre del año, según las Cámaras de Comercio, que advierten que la creación de empleo podría moderarse en 2005 si se confirma la ligera suavización de la actividad. Según el boletín de Situación Económica del cuarto trimestre, la fortaleza de la demanda interna y la construcción han sido los motores, mientras que el sector exterior mantiene su aportación negativa al crecimiento. Durante el último trimestre del año, la creación de empleo y los bajos tipos de interés continúan ejerciendo de estímulo al consumo, pero es la inversión la que ha conseguido un avance más significativo.