Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura LUNES 17 1 2005 ABC Paradójicamente, tanto la decisión de restituir a la Generalitat de Cataluña los papeles del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca como la de mantener su integridad presumen de contar con el respaldo de la Unesco ¿Cómo es posible? Pugna en el nombre de la Unesco POR ANA BELÉN HERNÁNDEZ VALLADOLID. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, echó mano de la Unesco para dar credibilidad al dictamen de expertos que ha dado el visto bueno a la restitución a la Generalitat de Cataluña de los documentos del Archivo de la Guerra Civil que reclamaba. Lo mismo hizo, en sentido contrario, el alcalde salmantino. Unos y otros se amparan en una normativa de carácter internacional extensa que se presta a todo tipo de interpretaciones. En cualquier caso, ¿de qué informes estamos hablando? ¿Cuáles son los conceptos que establecen? ¿En qué ámbito de aplicación se enmarcan? ¿Qué obligaciones implican? Y lo más importante de todo, ¿cómo se traduce en el caso del Archivo General de la Guerra Civil? da para asegurar el patrimonio nacional, en lugar de proteger la información histórica y cultural contenida dentro de los registros y, en consencuencia, ha sido criticada como demasiado nacionalista Sin embargo, considera que los museos, las bibliotecas y los archivos, como instituciones culturales, deben velar por que la constitución de sus colecciones se basen en principios moralmente reconocidos Se refiere, en su artículo 11, a las ocupaciones de un Estado por otro. Convención del Unidroit La Convención del Unidroit (Instituto para la Unificación del Derecho Privado) sobre los bienes culturales robados o exportados ilícitamente de 1995 complementa a la de la Unesco y provee a un individuo o institución privada el derecho y los medios para reclamar objetos robados en las cortes del país en el cual se encuentra el objeto, al tiempo que brinda una definición uniforme del título del bien. En su Capítulo III permite a un Estado Parte solicitar la devolución del material que ha sido ilegalmente exportado, pero se aplica sólo a reclamos de carácter internacional. Convención de La Haya La Convención para la Protección de Bienes Culturales en Caso de Conflicto Armado aprobada en La Haya en 1954- España la ratificó en 1960- es el primer acuerdo internacional centrado en la protección del patrimonio cultural y se aprobó tras la destrucción masiva del patrimonio cultural que tuvo lugar en la Segunda Guerra Mundial. Con ella se aprobó un protocolo que prohíbe la exportación de bienes culturales de un territorio ocupado y exige el retorno de este tipo de bienes al territorio del Estado al que le fueron sustraídos, además de prohibir expresamente la apropiación de bienes culturales en concepto de reparación de guerra. En 1999 se adoptó un segundo protocolo en el que además de ampliar la protección se aborda la forma de conducir hostilidades. En el texto aprobado se define como bien cultural aquel que tenga gran importancia para el patrimonio cultural de los pueblos mencionando expresamente las colecciones de archivos y los edificios don- Principios del CIA (Consejo Internacional de Archivos) Libros y cuadernos de la sección Político Social del Archivo salmantino de se depositan. La Convención también fija los cauces para el procedimiento de conciliación: Las potencias protectoras interpondrán sus buenos oficios, siempre que lo juzguen conveniente en interés de la salvaguarda de los bienes culturales, y, en especial, si hay desacuerdo entre las Partes en conflicto sobre la aplicación o interpretación de la Convención e incluso contempla la mediación de la Unesco. DAVID ARRANZ Convención de la Unesco 1970 Regula la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales de la Unesco como instrumento de diplomacia, pero no establece ningún espacio para la acción privada En este sentido, está dirigida más a la propiedad que al contexto. Se reconoce en el propio reglamento que la Convención está diseña- En el contexto de la descomposición de la URSS o Yugoslavia, Jean- Pierre Wallot publicó con motivo del Coloquio Internacional sobre el traslado de documentos desarrollado en Roanne los grandes principios concernientes a esta cuestión. Solicita una aproximación pragmática, flexible y apoyada en la experiencia por la vía de la negociación entre las partes afectadas ya que muchos conflictos son de una gran complejidad y necesitan una concertación internacional. La CIA se refiere en primer lugar al