Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 LUNES 17 1 2005 ABC Sociedad Las universidades temen que el acceso al nuevo título de Máster sin el Grado devalúe la calidad Advierten del peligro de hacer la vista gorda y convertir la vía extraordinaria en una trampa b El proyecto de decreto de Pos- grado abre la posibilidad de acceder a los másters sin el título de Grado, sólo con la posesión de determinados créditos MILAGROS ASENJO MADRID. La posibilidad de acceder a los masters- -el nuevo título oficial dentro del Posgrado que se crea en la reforma de la estructura universitaria- -sin obtener el título de Grado ha levantado una nueva polémica en este ya largo e interminable primer paso en el proceso de reestructuración del sistema de Enseñanza Superior. El cambio de modelo llevará a la creación de un nuevo catálogo de títulos universitarios de cara a la integración en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) de acuerdo con los principios de la Declaración de Bolonia. Según fuentes consultadas por ABC, la introducción de esa posibilidad en el texto se ha debido, fundamentalmente, al deseo de satisfacer los intereses de un influyente sector universitario catalán y de algunas ingenierías superiores que ven en los masters la posibilidad de alargar la duración de sus carreras y de depositar en ellos las atribuciones profesionales que debe llevar emparejado el título. Todo apuntaba a que los decretos de Grado y Posgrado, donde se contienen las líneas básicas de la mencionada reestructuración y que ya habían sido informados por el Consejo de Estado, serían aprobados en el último Consejo de Ministros, pero decayeron en la reunión previa de subsecretarios. Educación asegura que mantiene su compromiso de aprobarlos en enero, mientras las universidades se inquietan porque su actividad se ve frenada. Al parecer, en la comisión de subsecretarios se advirtió de las implicaciones que podían tener los cambios en Función Pública y Economía y se decidió estudiar más a fondo esta cuestión para evitar futuras complicaciones. Con todo y ante la inmediata aprobación del armazón universitario, fuentes consultadas por ABC resaltaron que la posibilidad, siempre excepcional, de que, junto a los graduados o asimilados, accedan al Máster alumnos que no han obtenido el título de Grado, sigue preocupando. No obstan- te, la decisión final se deja en manos de las universidades y con diferentes controles. En concreto, y según el proyecto, además de los graduados en las diferentes titulaciones que se aprueben, podrán cursar estos programas estudiantes que sin el título de Grado acrediten haber cursado 180 créditos, siempre que éstos incluyan los contenidos formativos comunes (asimilable a las actuales materias troncales) Podrán matricularse también aquellos que acrediten estudios equivalentes al Grado. El horizonte, año 2007 Las referidas fuentes temen que si las universidades ceden y no se aplican escrupulosamente las cautelas necesarias, la vía excepcional puede convertirse en un portillo e incluso en una trampa que facilite la entrada a los programas sin las debidas exigencias, lo que devaluaría la formación de los posgraduados y haría más difícil su competitividad en Europa. Es el camino inverso a la calidad y la excelencia que debe garantizar nuestra competencia en Europa explican, al tiempo que advierten de que podría darse el caso de que alguien que sólo hubiera cursado unos créditos de una determinada titulación llegara a un Máster que nada tuviera que ver con ella y enseñar sobre su contenido Existe también la corriente opuesta, que apoya ese tipo de vías excepciona- Universitarios de primer curso en una clase teórica Las dudas sobre la nueva normativa no deben frenar el proceso de adaptación al Espacio Europeo Educación se ha comprometido a entregar en mayo el nuevo catálogo oficial de titulaciones Las ingenierías mantienen sus discrepancias sobre el futuro profesional El proceso de elaboración de los decretos de Grado y Posgrado ha sido motivo de discrepancia entre las ingenierías superiores y las técncias. Los ingenieros superiores son partidarios, como se ha plasmado en los proyectos, de que las competencias profesionales estén en los másters; los técnicos defienden que con el título de Grado ya se obtengan esas atribuciones. En este sentido, los ingenieros superiores, especialmente los de Caminos e Industriales, siguen considerando muy cortas las carreras de 4 años e insisten en que en nuestro entorno se mantiene el 3+ 2. Por su parte, las ingenierías técnicas lamentan que sea necesario hacer un máster de especialización, donde residirán las atribuciones. Entienden que su futuro laboral está en juego, puesto que el pérfil que otorguen los nuevos títulos repercutirá sobre su capacitación laboral. Por otra parte, la Unión Profesional pide que el nuevo marco debe de ser aprovechado para establecer una clara distinción entre el título universitario y la habilitación profesional, tanto en el inicio como en las distintas etapas profesionales. les en el sentido de que la posibilidad de introducir esos extraordinarios permitirá el acceso de titulados de calidad, incluso de otros países y de diferentes especialidades, y ayudará a reconducir itinerarios. La expresión de las dudas que suscita el referido aspecto del Posgrado y la recomendación de máximas cautelas no impide que en los campus se pida con insistencia la aprobación de los decretos para poder trabajar con tranquilidad y cumplir los plazos, ya que no hay vuelta atrás frente a la convergencia europea y es posible subsanar las deficiencias advertidas Los rectorados vuelcan todos sus esfuerzos hacia la construcción de ese nuevo modelo y otro parón sería nefasto para la vida universitaria. Son conscientes de las dificultades, pero están decididos a afrontarlas y resolverlas. La reforma de la estructura universitaria fue iniciada por el Gobierno del PP y continuada por el actual Ejecutivo socialista cuando accedió al poder. Los decretos de Grado y Posgrado han sufrido diferentes modificaciones y en su diseño se ha tenido en cuenta, en mayor o menor medida, la opinión de los rectores que siempre han advertido de los pros y los contras de las propuestas. Esta normativa es imprescindible para continuar el camino hacia el Espacio Europeo de Educación Superior y elaborar el nuevo catálogo de titulaciones que, según el compromiso de Educación, debería estar entregado en mayo para completar el sistema en 2007 y llegar con los deberes hechos a 2010, horizonte final del EEES.