Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 LUNES 17 1 2005 ABC Internacional El Ejército de Israel crea en Gaza zonas de seguridad para frenar los ataques palestinos Sharón ordena a sus militares mano tan dura como sea necesaria en la represión los milicianos a detener sus atentados por el bien de los intereses nacionales y para no dar excusas a Tel Aviv para lanzar más operaciones de castigo JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. La operación militar que lleva a cabo desde hace 72 horas el Ejército de Israel en el norte de Gaza no es una más de las muchas lanzadas en esa zona en los últimos meses. No se trata tan sólo de vengar la muerte de los seis civiles israelíes del atentado palestino contra el paso comercial de Karni, que también; no se pretende tan sólo dar una lección a los grupos radicales y eliminar a algunos de sus más significativos milicianos (ya van ocho) que también; no basta esta vez con demoler una decena de viviendas fronterizas, ni levantar tierra de cultivo para presionar a los vecinos del lugar (algunos asimismo son abatidos, como ayer una mujer y su hijo en Jan Yunis) para que impidan el vuelo de cohetes Qassam que también... Esta operación militar israelí tiene un objetivo más concreto y peligroso para el desarrollo, en un futuro más o menos inmediato, de negociaciones políticas, hoy vetadas por el Gobierno de Sharón por la penúltima ola de violencia en la Franja. Lo que se pretende pues es crear una zona de seguridad en torno a los asentamientos judíos de Gaza para evitar que éstos y las localidades limítrofes con la Franja mediterránea, la más castigada sin discusión es Sderot, sean alcanzadas por los cohetes caseros Qassam b La OLP llama a con todos los medios a su alcance para combatir el terrorismo palestino Manos libres; carta blanca. Eso es lo que tiene el Tsahal -Fuerza de Defensa de Israel- -mientras la nueva dirección de la ANP, encabezada por Mahmud Abbas (alias Abu Mazen) no levante un dedo contra los grupos radicales en una Gaza partida en tres y aislada del mundo. Una Gaza que por ahora no se sabe cuándo visitará Abbas en un intento casi a la desesperada de convencer a Hamás, al Yihad Islámico, al Comité de Resistencia Popular y a las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa de aparcar la Intifada armada y aceptar una tregua. La Seguridad palestina no actuará Por el momento queda descartada una acción por la fuerza de los servicios de seguridad palestinos contra los milicianos radicales. Abbas apuesta por el diálogo pero los fundamentalistas islámicos y sus aliados ya han anunciado que no es el momento de poner en práctica la ansiada hudna -tregua- sobre todo porque se pretende vender a quienes lo quieran comprar que la evacuación israelí de Gaza es fruto de los ataques palestinos y no de una decisión unilateral de Israel. En este sentido, el Comité Ejecutivo Basta ya de Qassam reza la pancarta exhibida ayer en Sderot por niños israelíes Por suerte, Sharón y Abbas no se odian, creo que se sentarán pronto a hablar afirma Hosni Mubarak de la OLP, máximo órgano político palestino, hizo ayer un solemne llamamiento a dichas organizaciones para que pusieran fin a los ataques contra Israel. Sobre todo porque dañan los intereses y objetivos del pueblo palestino Aviones sin piloto para proteger a Arik J. CIERCO JERUSALÉN. Es, desde hace mucho tiempo, uno de los hombres más y mejor protegidos del mundo. Está siempre rodeado de fornidos guardaespaldas, duros incluso con alguno de sus colaboradores. No da un paso sin que le marquen el camino previamente. Sus vehículos están blindados. Sus itinerarios son secretos. Su agenda se modifica varias veces al día. Ni un resquicio. Ni una pista. Ni un descuido. Pero el habitual despliegue de seguridad que le acompaña allá donde va, también en su amado rancho de Los Sicamo- Riesgo añadido Ni el Ejército israelí ni el Gobierno de Sharón han querido entrar en detalles de esta nueva estrategia, que entre otras cosas supone tomar el control poco a poco, con un mayor despliegue de soldados y fuerzas de lo habitual, de zonas palestinas densamente pobladas, lo que sin duda supone un riesgo añadido. Así se hizo en el sur del Líbano hasta su completa retirada en mayo de 2000. Eso sí, el primer ministro de Israel, en la habitual reunión del Consejo de Ministros de cada domingo, insistió en su orden a sus militares de actuar sin restricciones, sin límite de tiempo, res en el desierto del Neguev, no basta. Los responsables de la seguridad de Ariel Sharón no dejan de dar vueltas a cómo proteger todavía más a su primer ministro. El último invento, penúltimo a buen seguro, consiste en un pequeño avión sin piloto que vigilará desde el aire todos sus desplazamientos por Israel. El aparato transmite fotografías en tiempo real del sector que tiene que atravesar en su marcha la caravana del primer ministro, sector que barre de este a oeste y de norte a sur con minúsculas cáma- ras incorporadas a su esqueleto. Los temores por la seguridad de Sharón se han incrementado durante los últimos meses. Y no precisamente por la sempiterna amenaza que suponen los atentados palestinos, algunos de los perpetrados en Jerusalén han sido muy cerca de la residencia del primer ministro israelí en la Ciudad Santa. Quienes más preocupan a los guardaespaldas de Arik no son los palestinos, que también, sino los extremistas judíos. La anunciada y ya programada para este verano evacuación forzada de la Franja de Gaza ha puesto en estado de alerta y de guerra a los colonos y sus simpatizantes. Se han lanzado amenazas contra la vida de Sharón, han aparecido pintadas en ese sentido en muchas paredes de Jerusalén... Y por aquí nadie olvida, como es lógico, el asesinato en noviembre de 1995 del entonces primer ministro laborista, Isaac Rabin, a menos de un israelí de la extrema derecha opuesto a los acuerdos de Oslo. Todo es poco pues para evitar que tragedias como ese magnicidio se repitan en Israel.