Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 1 2005 Nacional VIAJE DE DON JUAN CARLOS Y DOÑA SOFÍA A MARRUECOS 19 Mohamed VI es objeto en las últimas semanas de un acalorado debate en Marruecos, principalmente en las páginas de la Prensa. La presencia de Don Juan Carlos y Doña Sofía en el país no es ajena a esta discusión La figura del Monarca alauí, a debate TEXTO: LUIS DE VEGA Y ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MARRAQUECH. Los medios de comunicación marroquíes van perdiendo el miedo a poner sobre la mesa cuestiones que afectan directamente a Palacio. Algunos órganos independientes airean asuntos que hace meses hubieran costado meses de cárcel. Está de moda hablar del sueldo de Mohamed VI, de lo que cuesta al erario público su personal y sus palacios, sus viajes, su familia o de qué debería hacer para sacar al país del pozo del subdesarrollo. Semanarios como Tel Quel o Le Journal se han atrevido con asuntos espinosos como los mencionados y no sólo siguen llegando a los quioscos, sino que en sus páginas continúan apareciendo anuncios. Otros, antes del cierre definitivo de sus publicaciones tuvieron que soportar el boicot publicitario, sin duda, debido al atrevido contenido de sus páginas. Pero no a todos les parece bien que algunos medios se tomen tanta confianza con la máxima autoridad del Estado, sagrada según la Constitución. El diario Ajourd hui Le Maroc salía ayer al paso y aseguraba que estas revistas independientes ponen en peligro la transición democrática del país. Esta competición por llegar más lejos al ofrecer al lector informaciones sobre el monarca lleva a algunos medios no sólo a infringir las normas deontológicas de la profesión, sino también las leyes en vigor, como la constitución subraya este periódico. El respeto a la persona del Rey y a la institución real es una regla que figura en las constituciones de los países monárquicos más democráticos del mundo añade. Así, aprovechando la llegada hoy de Sus Majestades los Reyes a Marraquech, se refiere al modelo español, donde Don Juan Carlos es respetado incluso por los detractores de la Monarquía como los republicanos de ERC o IU aunque otros como Tel Quel lo tiene claro: Ninguna ley prohíbe caricaturizar al Rey y, menos todavía, interesarse por su salario Habrá que estar atentos a la reaparición en la arena periodística marroquí de Ali Lmrabet, encarcelado ocho me- ses en 2003 y puesto en libertad por gracia real hace un año. Sus supuestos delitos, entre otros, fueron ir más allá de lo permitido con la figura del Rey en las páginas de sus semanarios satíricos Demain (en francés) y Dumán (en árabe) El periodista que más ha pataleado contra los abusos de poder en el país magrebí prepara su regreso a pesar de los obstáculos que las autoridades le están poniendo al proyecto de su nueva revista. Con él, el debate continuará a buen seguro. El salario del Rey Ahmed R. Benchemsi, director de Tel Quel cree, en referencia a las repercusiones internacionales que ha tenido el reportaje El salario del Rey que si Mohamed VI lo ha permitido es que verdaderamente tiene fibra de demócrata como asegura el editorial de esta semana. Alude además Benchemsi al último consejo de ministros que tuvo lugar hace unos días en Agadir, donde varios ministros comentaron al Soberano los desfases de algunos medios independientes, sobre lo que el Rey no dijo nada. Estas informaciones y otras, adornadas con alguna caricatura, se deben, sin duda, a que el poder ha aflojado la soga. La libertad, quizas, está siendo tanta que algunos periodicos, como Ajourd hui le Marroc se asustan,