Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional VIAJE DE DON JUAN CARLOS Y DOÑA SOFÍA A MARRUECOS LUNES 17 1 2005 ABC Suspendida la visita de los Reyes a Tetúan, a petición de Rabat, por motivos logísticos La Familia Real marroquí les ofrecerá hoy una bienvenida sin precedentes b La segunda visita de Estado de los Soberanos españoles al país vecino comenzará hoy en Marraquech y continuará en Rabat y Tánger L. DE VEGA. CORRESPONSAL A. MARTÍNEZ- FORNÉS. E. ESPECIAL MARRAQUECH. Mohamed VI ofrecerá hoy la más cálida de las acogidas a Sus Majestades los Reyes, que empezarán en Marraquech una intensa visita de Estado de tres días al Reino alauí, que, sin embargo, a pesar de lo programado inicialmente, no incluirá la estancia en Tetuán. Tetuán se cayó del programa debido a la complejidad de la agenda del tercer día del viaje, que comprendía actos en Marraquech, Tánger y Tetuán. La decisión, según pudo saber ABC, fue adoptada a propuesta de las autoridades marroquíes. Lo previsto inicialmente era que, tras almorzar en la central de Tahadart, los Monarcas, acompañados por una reducida delegación, se iban a dirigir en avión de Tánger a Tetuán- -cuyo aeropuerto no admite aeronaves de gran tamaño- mientras que el resto de personalidades y los periodistas lo harían por carretera, con las complicaciones que eso supone. El acto principal en la que fuera capital del antiguo protectorado español iba a ser la colocación por parte de Don Juan Carlos y Mohamed VI de la primera piedra de la futura Universidad Española. La ceremonia iba a tener lugar a pocos kilómetros de la frontera que separa Marruecos de Ceuta, ciudad que siguen reclamando las autoridades del Reino alauí y que nunca ha recibido la visita de los Reyes. Más allá de la suspensión de esta etapa del viaje, es seguro que Don Juan Carlos y Doña Sofía tendrán una bienvenida sin precedentes en la que se verá la insólita imagen del Rey de Marruecos acompañado por su esposa, la Princesa Lala Salma; y por sus hermanos, el Príncipe Moulay Rachid y las Princesas Meryem, Hasna y Asma. Un hombre barre las calles del centro de Marraquech, ante una foto de Don Juan Carlos y Mohamed VI tes de la ciudad imperial, donde hoy es festivo con el fin de engrandecer la bienvenida, la visita de los Reyes será todo un acontecimiento. Marhaba Juan Carlos (bienvenido, en árabe) gritaba ayer en la céntrica avenida Mohamed V un jardinero ante la foto de los dos jefes de Estado. Como gesto de la profunda amistad personal que une a las dos Familias, Mohamed VI también acompañará a los Reyes hasta el Palacio Jenane Kébir, que será su residencia durante su estancia en Marraquech. La Princesa Lala Salma, que excepcionalmente aparece en público, acompañará a Doña Sofía en la mayor parte de la visita. Y es que Marruecos ha querido hacer gala de su legendaria hospitalidad ante esta visita que, según la Prensa local, supone el restablecimiento total de las relaciones entre los dos países vecinos después de varios años de conflictos, el más grave el de Perejil. Desde España también se contempla este viaje con un inusitado interés, ya LUIS DE VEGA Aznar, un mal trago; González, un amigo ABC MADRID. ¿Es Aznar más franquista que Franco? ¿Por qué volvimos a enviar fuerzas al islote? Porque se nos estaba acusando de no hacer bastantes esfuerzos para acabar con la inmigración clandestina El que habla es Mohamed VI en una entrevista que publicó ayer El País En ella el monarca alauí reconoce que las relaciones con el PP no fueron del todo bien y que con el cambio de Gobierno el 14- M han Familia Real marroquí Los seis miembros de la Familia Real marroquí se desplazarán al aeropuerto para recibir con todos los honores a los Reyes, a quienes después acompañarán hasta el Palacio Real. Para el recorrido se han cuidado todos los detalles, incluida la instalación de las tradicionales jaimas que acojan a los miles de personas que se echen a la calle a esperar el paso de la comitiva, que será escoltada por un escuadrón a caballo de la Guardia Real. Las avenidas también se han engalanado con centenares de banderas de los dos países y con carteles con las efigies de ambos Monarcas. Para los habitan- ganado en confianza en sus relaciones con España. De la quema del incidente de Perejil el rey salva a Ana Palacio, de quien considera que supo lidiar con un asunto muy delicado Sin embargo, Mohamed VI señala que en lo referente a la seguridad, y más concretamente al terrorismo, la cooperación entre nuestros respectivos servicios nunca resultó alterada Añade que incluso cuando las cosas no iban bien entre ambos países, entre ambos gobiernos, nunca se interrumpió mi contacto con el Rey de España Además, Mohamed VI hace un encendido elogio de Felipe González, a quien considera un auténtico amigo y a quien atribuye haber ayudado a Zapatero a comprender a Marruecos También expresa su confianza en que el Gobierno español ayude en el contencioso del Sahara con una política de neutralidad positiva que el Gobierno lo considera como uno de los grandes momentos de su política exterior. Con los Reyes estará durante toda la visita el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; y otros cuatro ministros- -Cultura, Educación, Fomento e Industria- en actos puntuales. El momento más solemne de esta visita, la segunda con carácter de Estado que realizan Sus Majestades a Marruecos (la primera fue en 1979) será cuando mañana en Rabat Don Juan Carlos pronuncie ante el Parlamento un discurso lleno de mensajes de amistad y, según fuentes diplomáticas, con una profunda carga política Junto a la idea de ahondar en las relaciones bilaterales, es previsible que el Rey se refiera a asuntos que afectan de forma más directa a ambos países. Así, sobre el Sahara Occidental. es probable que traslade su deseo de llegar a una solución mediante el diálogo de las partes, de acuerdo con la legalidad internacional y la ONU. También se referirá al drama de las pateras en un mensaje de solidaridad ante las víctimas y de condena a las mafias. Pero el Rey hará también una mención a la inmigración en su conjunto como algo positivo y constructivo, ya que en nuestro país hay 400.000 marroquíes que contribuyen al desarrollo de España. En cuanto al terrorismo, subrayará que ambos países han sufrido esta lacra y que hay que combatirlo desde la cooperación y la unidad.