Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 17 1 2005 ABC Nacional ETA sondea a Zapatero con una negociación basada en la oferta hecha a través de Otegi en Anoeta La banda afianza su papel de gendarme en la estrategia de Batasuna lanzan su propuesta apenas dos días después de que el portavoz proetarra enviara una carta abierta al presidente del Gobierno con idéntico fin D. MARTÍNEZ J. PAGOLA MADRID. ETA reconoce como suya la propuesta presentada por Batasuna en el Velódromo de Anoeta y la pone como condición de salida para un proceso de negociaciones que lleve a la autodeterminación del País Vasco. En un comunicado enviado ayer a diversos medios de comunicación abertzales, la banda, sin embargo, no hace referencia a posibles treguas. Con el comunicado, ETA se pronuncia por primera vez de manera directa sobre la oferta de Anoeta, si bien el pasado 28 de octubre, días antes de su presentación, dio públicamente su veredicto favorable. En cualquier caso, la banda quiere estar presente en la actual coyuntura política, marcada por el debate en torno al plan Ibarretxe. Un plan que ha sorteado su primer obstáculo- -la aprobación en el Parlamento vasco- -gracias al préstamo de tres diputados de Batasuna. Una hipoteca a la que, según los analistas, los cabecillas de la banda habrán puesto un elevado interés que querrán cobrar a corto y medio plazo. El comunicado constituye, al mismo tiempo, la enésima maniobra hecha por ETA en los últimos meses para sondear al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, comprobar sus puntos más vulnerables, si los tuviera, y calibrar la posibilidad de emprender un proceso de negociaciones. Es una estrategia que los terroristas han seguido, con mayor o menor fortuna, cada vez que un nuevo inquilino ha llegado a la Moncloa. Alusiones, en el texto difundido ayer, a que es tiempo de tomar la palabra podrían enmarcarse en una serie de aparentes gestos que la banda envía a Madrid para crear un marco de distensión. En este escenario también desempeñan un papel las conversaciones que en los últimos meses mantienen representantes de Batasuna y del PSE. Fruto de estos encuentros, el sector de los socialistas vascos más nacionalista trata de convencer a Zapatero de que ETA anunciaría de inmediato una tregua si desde Moncloa se demuestra voluntad negociadora. La banda también pretende que como respuesta a aparentes gestos de distensión, el Ejecutivo derogue o modifib Los terroristas Los cabecillas plantean que el proyecto soberanista lo tienen que acordar los vascos, por lo que niega a Ibarretxe capacidad para pactarlo en Madrid La organización criminal pretende abordar con el Gobierno la desmilitarización del conflicto así como la situación de sus presos y de las víctimas La Policía sostiene que los etarras van a administrar el terror. Si les conviene harán un alto el fuego y, en caso contrario, sus comandos pisarán el acelerador que la ley de Partidos para que Batasuna pueda presentarse a las elecciones autonómicas previstas para el próximo mes de mayo. Y prueba de que ETA está jugando a varias bandas, con el pronunciamiento difundido quiere afianzar su papel de gendarme y fiscal en la izquierda abertzale. A fin de cuentas, la oferta de Anoeta la elaboró la propia banda y ahora le está diciendo a Batasuna que la defienda y no se salga del guión escrito desde las bases terroristas de Francia, porque va a estar vigilándola. De ahí que, de momento, no haga mención alguna a posibles treguas comentan a ABC fuentes conocedoras de este proceso. Los mismos medios explican que el comunicado encierra también un mensaje dirigido a los nacionalistas vascos. Al igual que hace días lo dijera Otegi, ETA está advirtiendo a Ibarretxe de que ojo con negociar con Madrid el proyecto independentista, ya que esto es algo que compete en exclusiva a los vascos En efecto, la oferta de Anoeta, sellada públicamente por la banda, contempla dos marcos de negociación: uno, entre los partidos vascos para conseguir la autodeterminación del País Vasco. Y otro, entre la propia ETA y el Gobierno sobre la situación de los presos y las víctimas, así como sobre la desmilitarización del conflicto esto es, la salida de las Fuerzas de Seguridad del Estado del País Vasco y el abandono de las armas por parte etarra. La aportación política más sólida Así las cosas, en el texto difundido, la banda expresa su total apoyo a emprender un proceso que lleve a la solución del conflicto en los términos planteados en la propuesta lanzada en Anoeta: doble diálogo, entre representantes políticos, de una parte, y entre ETA y los Estados, de otra Los terroristas califican la oferta de Anoeta como la aportación política más sólida que se ha presentado cara a superar el enfrentamiento entre Euskal Herria y los Estados español y francés, y muestra su absoluta disposición y voluntad a implicarse activamente en un proceso de esas características Una oferta, la del Velódromo, que viene a ser versión renovada de la alternativa democrática que ETA dio a conocer en la reivindicación del atentado contra Aznar, en la que ya planteaba dos marcos de negociación, y que a su vez sucedió a la alternativa KAS De la afirmación, en el comunicado, de que la superación del conflicto vendrá del diálogo, la negociación y el acuerdo se puede desprender que ETA sólo anunciaría el abandono definitivo de las armas en el caso de que se atendieran sus reivindicaciones. Expertos en la lucha antiterrorista subrayan que la banda va a seguir administrando su terror. De momento, mantiene la estrategia de atentados medidos para evitar víctimas mortales, al menos, entre la población civil. Pero, según le convenga a sus objetivos, po- Se desmarca del aviso falso de bomba en el Bernabéu ETA se declara culpable de 23 atentados perpetrados entre el 15 de septiembre y el 22 de diciembre que no causaron víctimas. Sin embargo, niega ser la autora de los avisos falsos de bomba en el Santiago Bernabéu y en la sede del PP de la calle Génova de Madrid, así como de otras falsas alertas Recordamos que estamos en contra de esas actuaciones por ser perjudiciales indican los terroristas en su comunicado. Por otra parte, interpreta como atentados contra intereses económicos los perpetrados contra tres torretas eléctricas del País Vasco. Además, afirma que atentó, porque no han pagado el impuesto revolucionario contra las agencias inmobiliarias Ondarreta y Adarra en San Sebastián, y Galarza en Bilbao. Como represalia también por no ceder al chantaje, atacó a las empresas Ventanas San Miguel en Usúrbil, e Imeguisa en Ormaiztegui. Asimismo, destaca que en su atentado contra un refugio militar de la localidad navarra de Belagua empleó dos artefactos que contenían 10 y 20 kilos de explosivos. También se declara autora de la colocación de cinco artefactos en otras tantas estaciones de servicio de Madrid durante la operación salida del puente de la Inmaculada y la colocación de otros ocho artefactos en varias comunidades autónomas, el pasado 6 de diciembre. El último de los atentados asumidos por ETA es el que afectó, el pasado 22 de diciembre, al cuartel de la Guardia Civil en la localidad zaragozana de Luna.