Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión LUNES 17 1 2005 ABC JORGE TRIAS SAGNIER Sin entrar en el fondo del asunto, las formas, esenciales para que la justicia sea justa, en España, todavía se desprecian. Y así nos va TÓTEM Y TABÚ NUCLEAR Toda mención a una central atómica descarga un código instantáneo de sanción mágico- religiosa. Los poderes coercitivos del tabú contrastan con los apagones de verano gía nuclear tenga a la venta. L elogio de la castidad El proyecto chino conlleva es todavía mucho meno pocos problemas de segunos políticamente inridad aunque la tecnología correcto que la defensa de alnuclear haya avanzado mugunas ventajas que pueda techo en todos los frentes, coner la energía nuclear. En el mopor ejemplo enlaeliminacaso de las centrales atómición de los residuos. cas, lo políticamente incoVALENTÍ PUIG En España casi nadie osa rrecto ha sido su mera exispreguntarse si no haría falta tencia. Los pactos entre más energía nuclear a pesar de que PSOE y los ecologistas ledieron elvoel crecimientode la demanda de electo verde a Rodríguez Zapatero a camtricidad tenga un ritmo significatibio de que la energía nuclear fuese vo. Al mismo tiempo, hay que redudesmantelada en España en un placir el volumen de voz para poder dezo de veinte años. Mientras tanto, cir que el sistema eólico ha sido en China acelera su programa de reacbuena parte una pérdida de tiempo y tores de energía nuclear para asegude dinero. Sea como sea, cualquier rarse los fundamentos de una prosreferencia a las posibles ventajas de peridadque va aasombrar a unmunlaenergía nucleartopa con la naturado que entra en los toboganes del sileza del tabú. Toda mención a una glo XXI. Para los chinos, la energía central atómica descarga un código nuclear pasa a ser el tótem del futuinstantáneo de sanción mágico- reliro, hasta tal punto que- -según The giosa. Los poderes coercitivos del taNew York Times del sábado- -su bú contrastan con los apagones de plan para la fabricación de reactores verano. nucleares está concebido a un ritmo y escala comparable a los más ambiN el conjunto de la Unión Eurociosos que se hayan visto: dos al año, pea el debate sobre los pros y por lo menos, a partir de los ocho contras de la energía nuclear reapareactores ya en funcionamiento. En rece de forma periódica, abiertamenunos años cuadruplicará su producte, al tiempo que no son pocos los paíción nuclear hasta 16.000 millones ses que construyen nuevas centrade kilovatios- hora, para duplicarla les y reemplazan reactores para auen 2015. Dispondrá de materiales mentar su potencial. Tony Blair va que una Europa refractaria a la enerdando un giro de ciento ochenta grados, después de que los movimientos británicos antinucleares fueran la inspiración del resto de Europa. No habrá petróleo del Mar del Norte para siempre. En general, los programas nuclearesque Europa dejó aparcados pudieran actualizarse al hilo de una desaceleración de la energía atómica como tabú. Finlandia es un caso muy claro. Francia ya obtiene un gran rendimiento de la energía nuclear. Incluso en la Alemania con los verdes en la coalición de gobierno la charanga antinuclear ha bajado de tono. La misma reconsideración aparece en la Italia que en su día cerró sus centrales nucleares por referéndum. E la catástrofe de Chernobyl a hoy las tecnologías han avanzado en términos que llamaríamos exponenciales, del mismo modo que crecen las necesidades energéticas de las sociedades post- industriales. Acatar las prohibicionesdel tabú significa a la larga perder capacidad competitiva y retrasarse en las tasas de productividad. No es una perfidia tener en cuenta el recibo de la luz y el precio del petróleo. En razón de costes y dependencias, tampoco es causal que el Gobierno de George Bush junior haga sus previsiones para aumentar la capacidad nuclear de los Estados Unidos en un 30 por ciento. En España a lo mejor resulta que la misma izquierda que cultivó el tabú en poco tiempo le pone piso a un reactor nuclear. Reciclable, por supuesto. vpuig abc. es CORRUPCIÓN JUDICIAL L principio de acuerdo alcanzado entre los dos grandes partidos mayoritarios para frenar al nacionalismo rampante, nos permite volver a fijarnos en otros temas capitales. Una de esas cuestiones es la situación corrompida en que se encuentra la justicia en nuestro país. ¿Toda la justicia? Evidentemente, y por fortuna, no. Pero sí la más visible. Acaba de publicarse un libro escrito por Alejandro Nieto, catedrático ya jubilado de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense y ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas- El desgobierno judicial (editorial Trotta, con el patrocinio de la fundación Martín Escudero) -que recomiendo vivamente. Después de leerlo, otras obras tan críticas con el sistema judicial español como Pasos perdidos o Juicios Sumarísimos de Javier Gómez de Liaño, profusamente citado y elogiado por Nieto, quedan como una crítica amable a una justicia que los socialistas llegados al poder en 1982, vistiendo de juridicidad lo que no era otra cosa que arbitrariedad, machacaron. Nombres como Peces Barba, De la Quadra Salcedo, Pradera, Ledesma, Moscoso, Auger y Sierra, Bacigalupo y Ancos pasarán a la historia judicial española por haberla teñido de incredibilidad y politización; y en el caso de los cuatro últimos, tres de ellos felizmente ya jubilados, por haber hecho justicia a la medida de determinados intereses políticos y mediáticos. Alejandro Nieto, no sólo ha escrito una gran crítica a la denominada justicia alternativa, sino que ha sido capaz de sistematizar las distintas tipologías de corrupción, corruptelas, desgobierno o, simplemente, de ignorancia judicial. Pero para el autor no existe una fórmula mágica capaz de proporcionar soluciones abstractas y permanentes. De haberla, ésta podría encontrarse en el establecimiento de una carrera consolidada El tiempo, las jubilaciones, los cursos en Estados Unidos, van, de todos modos, colocando las cosas en su sitio, y, por ejemplo, la Audiencia Nacional cada vez se parece más a una Audiencia Nacional. Probablemente, y si no se infecta de política los futuros nombramientos, en la Sala Segunda del Supremo ocurrirá lo mismo que en la Audiencia Nacional. Y, quizás y con un poco de suerte, de aquí a unos años podamos volver a tener un Tribunal Constitucional cuyos magistrados, todos, crean en la Constitución que deben interpretar. Ahora, por ejemplo, su presidenta no cree en ella. ¿Porqué determinada forma de administrar justicia no resulta creíble en España? Muy sencillo: por todo lo que explica Nieto en este imprescindible análisis. Los honestos esfuerzos de mejora del servicio no nos permiten, sin embargo, olvidar que sigue en pie la cuestión fundamental, que es la independencia judicial He aquí un ejemplo que pudimos leer ayer mismo en los diarios: el Rey de Marruecos calificaba de auténtico amigo a Felipe González. Eso está bien, pero lo que está menos bien, por no decir fatal, es que uno de los amigos y contertulios de González, el magistrado Clemente Auger, fuese el ponente de la sentencia que condenó al periodista José Luis Gutiérrez, ex director de Diario 16, por sostener que lo que escribió sobre una red de narcotráfico en la que estaba mezclada la familia del Rey, atentaba al honor de Hassan II. Sin entrar en el fondo del asunto, las formas, esenciales para que la justicia sea justa, en España, todavía se desprecian. Y así nos va. E E D E REVISTA DE PRENSA la moral del enemigo, tal vez desagradable, pero nada letal Otras curiosas ideas en estudio incluyen la creación de un ingenio químico que atraería a enjambres de avispas rabiosas y de ratas furiosas hacia las posiciones enemigas, haciéndolas así indefendibles. O el desarrollo de un nuevo material que causaría una profunda y crónica halitosis que identificaría al enemigo cuando éste intente hacerse pasar por civil. Las propuestas proceden del Laboratorio Wright, de la Fuerza Aérea norteamericana, en Ohio, que desea una mayor financiación estatal para el desarrollo de armas químicas blandas destinadas a hostigar e identificar al enemigo sin llegar a causarle daños letales. Los planes han sido puestos en internet por el Proyecto Sunshine organización con gran conocimiento en armamento químico y biológico. En principio, se buscan 6.500 millones de dólares para un período de seis años. S. I. EE. UU. busca la bomba sexual El Pentágono está estudiando el desarrollo de armas químicas para dañar la disciplina y la moral de las tropas enemigas, pero sin efectos letales sobre las mismas. Según la revista de investigación NewScientist, uno de los proyectos en estudio es la creación de armas químicas afrodisiacas que harían sexualmente irresistibles a los soldados enemigos, provocando así entre sus filas un incontenible arrebato de deseo. Dado que los ejércitos todavía están integrados mayoritariamente por hombres, ese frenesí sexual tendría una vertiente homosexual insospechada hasta entonces por los afectados. Según NewScientist, tal fenómeno sería un duro golpe a Las nuevas labores en Irak La misión principal de las fuerzas de Estados Unidos en Irak, una vez superadas las elecciones del 30 de enero, será que los militares y policías iraquíes puedan hacerse cargo de la seguridad del país, aseguró el general John Vines, futuro comandante de las tropas estadounidenses. En una entrevista ayer en el diario The New York Times, John Vines- -que reemplazará a mediados de febrero al general Thomas Metz- -señaló que el cambio de situación exigiría el despliegue suplementario de otros 10.000 hombres del Ejército estadounidense para asistir a los efectivos iraquíes. S. I.