Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DOMINGO 16 1 2005 ABC Gente Los Banderas, víctimas de la maldición Lennon La comunidad de propietarios del edificio Dakota de Nueva York (el mismo en el que murió asesinado John Lennon) rechaza, una vez más, la solicitud de un famoso para comprar uno de sus lujosos pisos TEXTO: MERCEDES GALLEGO (NUEVA YORK) Dell Atte y Patiño, condenadas. Una sentencia salomónica ha condenado a la italiana Antonia Dell Atte y a la periodista María Patiño a sendas multas de más de mil euros por agresión e insultos. La ex modelo y la periodista se demandaron mutuamente tras protagonizar un sonado duelo de patadas y bofetadas en Sevilla. Ha sta los famosos se frustran a la hora de buscar piso en Nueva York. La ciudad de los rascacielos alberga al mayor número de millonarios de todo el país y algunos no están dispuestos a perder su intimidad. Es el caso de los que viven en el edificio Dakota, a donde los fans de John Lennon peregrinan desde todos los rincones del mundo para ver el lugar donde su estrella fue asesinada hace casi 25 años. El edificio, de estilo renacentista construido a finales de siglo XIX y que siempre ha estado habitado por la alta sociedad neoyorquina, tiene carácter legal de cooperativa, un sistema muy habitual en la ciudad que obliga a los inquilinos a pasar por la rigurosa aprobación del comité de vecinos. Se diría que el matrimonio Banderas goza de toda la solidez económica y social necesaria para entrar en tan selecto grupo, sobre todo porque iba a pagar 3,8 millones de dólares, pero no fue así. Por su exclusividad, el edificio ha tenido muchos famosos pretendientes para habitar en uno de sus lujosos pisos, pero todos han sido rechazados (entre ellos, Madonna) ya que los vecinos consideran que podría repetirse la maldición Lennon ¿Pero cómo podían decirlo en serio? se escandalizó uno de los vecinos al saber las intenciones de la célebre pareja de actores. ¡El edificio se debilita cada vez que vienen celebridades! Los vecinos no han intentado deshacerse de Yoko Ono, que aún mantiene el apartamento de la cornisa superior que mira a Central Park, pero se lo han puesto muy difícil. La viuda de John Lennon tuvo que renunciar a construir un monumento para su marido en el lugar donde cayó muerto a manos de un desequilibrado, que lo esperó tranquilamente, sentado en un escalón, aquel 8 de diciembre de 1980. Se tuvo que conformar con la esquina de Central Park, que alberga el jardín de Strawberry Fields. No se sabe si a Melanie Griffith le hacía ilusión vivir en un edificio que comparte el nombre de su hija mayor, concebida con el actor Don Johnson, o si simplemente se sentía atraída por la belleza arquitectónica de un inmueble que Roman Polansky y Tom Cruise llevaron al cine con La semilla del diablo y Vanilla Sky respectivamente. Lo cierto es que los Banderas tendrán que renunciar a esa esquina de la calle 72- -que en día fue bautizada Dakota por ser la parte más remota de la ciudad- -y buscarse otro nido entre los rascacielos.