Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DOMINGO 16 1 2005 ABC Economía Las aerolíneas dan otra vuelta de tuerca a sus costes tras perder 4.000 millones en 2004 Despidos masivos y recortes salariales son las fórmulas preferidas por las compañías de EE. UU. b El banco de inversión norteame- Costes operativos de Iberia Enero- septiembre 2004 2003 ricano Goldman Sachs calcula que el precio del barril de petróleo se estabilizará cerca de los 40 dólares en los próximos meses ANTONIO POLO MADRID. Las compañías aéreas tradicionales y las denominadas de bajo coste se enfrentan a un nuevo ejercicio económico no exento de dudas, entre las que sobresale la evolución del precio del petróleo. Pocos se atreven a aventurar la senda que seguirá el oro negro después de asistir a una imparable escalada del precio del barril, que en enero de 2004 costaba 30 dólares y a finales de diciembre alcanzaba 40,4 dólares, es decir, un 33 más. El banco de inversión norteamericano Goldman Sachs estima que tras la caída estacional de primavera, el petróleo se estabilizará cerca de los 40 dólares. Este rally alcista ha tenido unas funestas consecuencias para la industria aérea en 2004, cifradas por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en unas pérdidas de 4.000 millones de dólares, cuando las previsiones iniciales apuntaban a la obtención de beneficios por valor de 3.000 millones de dólares. Desde el fatídico 11- S de 2001 la industria aérea mundial ha sido junto al turismo la principal perjudicada, con unas pérdidas de 30.000 millones de dólares. En términos de costes, el imparable incremento del precio del crudo en 2004 ha supuesto un gasto adicional de 1.000 millones de dólares para las aerolíneas europeas, según datos recientes facilitados por la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA) Un pesado lastre para sus cuentas de resultados, que en su conjunto y por quinto año consecutivo arrojarán números rojos. La agresiva estrategia de ahorro de costes puesta en marcha por las principales aerolíneas del mundo (el 2,5 en 2003 y el 3 en 2004) ha contribuido a mitigar parcialmente el descalabro, no compensado en términos de ingresos por el mayor tráfico de pasajeros contabilizado hasta el mes de octubre (16,9 según la IATA) Teniendo en cuenta que el precio del combustible representa hasta el 16 de sus costes operativos, las compañías volverán a concentrar sus esfuerzos este nuevo curso en reducir al máximo esta partida. Según Giovanni Simone, consultor gerente de Transportes y Turismo de Unisys España, la estimación de reducción de costes de la industria europea oscilará este año entre el 1 y el 4 excluyendo el combustible. Personal Comerciales Combustible Alquileres aviones amortizaciones Servicio a bordo Tasas navegación derechos tráfico aéreo TOTAL +5,7 -16,5 +10,6 +4,7 -24,9 +7,2 +3,6 REDUCCIÓN DE COSTES EN 2005 Estimaciones en millones de euros Utilización de activos Costes de personal Costes comerciales Servicio a bordo Otros costes TOTAL 35- 45 65- 75 100- 110 40- 50 110- 120 350- 400 Infografía ABC la aerolínea. United Airlines se ha marcado como objetivo ahorrar 7.000 millones de dólares mediante recortes salariales, la rebaja de las aportaciones a los fondos de pensiones y la supresión de 6.000 puestos de trabajo (el 10 de la plantilla) medida esta última con la que dejará de gastar 655 millones de dólares. U. S. Airways también ha cerrado un acuerdo con sus pilotos para reducir en 300 millones sus salarios y conseguir que los gastos disminuyan 1.000 millones este año. Aguas más tranquilas En Europa las aguas discurren por cauces parecidos, aunque la situación financiera de las aerolíneas no alcanza el grado de dramatismo de sus competidoras norteamericanas. Lufthansa, que en 2003 perdió cerca de 1.000 millones de euros, confía en ganar 200 millones en 2004 y para consolidar este giro se ha marcado como objetivo reducir sus costes en 1.200 millones de euros hasta 2006. La escandinava SAS se desprenderá de diez aeronaves (el 4 de su flota) para ajustar su capacidad y ahorrarse 44 millones de euros. Air France se ha sumado a esta carrera contrarreloj y reducirá sus costes en 1.000 millones de euros anuales durante el periodo 2004- 2007, de acuerdo con un nuevo plan trienal que incluiría un ahorro de 100 millones al año en su actividad de medio radio. British Airways, por su parte, ya ha puesto en marcha el programa destinado a ahorrar 675 millones de euros hasta marzo de 2005. Conscientes de que es necesario buscar alternativas, las aerolíneas tradicionales han emprendido nuevos caminos para comprimir sus gastos, en su mayor parte heredados de las compañías de bajo coste, de forma que este proceso convergente ha acabado por acercar los modelos de negocio de unas y otras, circunstancia impensable hace pocos años. La sustitución del servicio de comidas y bebidas gratuitas por un catering de pago, la distribución de periódicos limitada a horarios y vuelos, la reducción del número de tripulantes de cabina, el recorte programado de las dietas que abonan a las agencias de viajes, la revisión de los costes de aprovisionamiento de bienes y servicios, así como la decidida apuesta por la venta de billetes a través de internet son algunas de las vías elegidas. De este proceso tampoco se escapan las compañías de bajo coste, sumidas en una competencia feroz, que este año se verá incrementada con la aparición de nuevos operadores al calor del aumento esperado en tráficos con China o India. Coste asiento por kilómetro ofrecido: -5,2 FUENTE: Iberia La cuestión por dilucidar ahora es la capacidad y efectividad del nuevo tijeretazo que acometerá la industria aérea, teniendo en cuenta que los métodos tradicionales (despidos, recortes salariales, pactos para mejorar la productividad, abandono de tráficos no rentables, eliminación de servicios, etc) están cada año más agotados. Las aerolíneas norteamericanas han apostado por fórmulas clásicas, centradas en adelgazar sus plantillas con despidos masivos y rebajar el sueldo de sus empleados, con especial incidencia en el colectivo de pilotos. Continental, por ejemplo, calcula que en 2005 deberá recortar sus costes en 1.600 millones de dólares para seguir operando, gracias a la mejora de la productividad de sus empleados y a la rebaja de salarios. Delta Airlines nego- El precio del combustible representa hasta el 16 de los costes operativos de algunas compañías aéreas ció en octubre pasado con el colectivo de pilotos una reducción de 1.000 millones de dólares anuales, mediante una combinación de cambios en salarios, pensiones y otros beneficios, y despedirá a 6.900 de los 60.000 trabajadores que emplea. Los pilotos de Northwest Airlines han accedido a recortar 265 millones sus remuneraciones durante los próximos dos años, el equivalente al 15 para garantizar la viabilidad de Iberia quiere ahorrar 400 millones Iberia ha confirmado en 2004 que es una compañía capaz de soportar con entereza los vaivenes cíclicos provocados por la guerra, el terrorismo internacional, la caída de la demanda o la subida de los precios del crudo. Si las estimaciones se cumplen, la aerolínea obtendrá unos resultados ordinarios de 200 millones de euros. Al igual que sus competidores, Iberia ha puesto en marcha un plan para reducir en 400 millones de euros sus costes operativos en 2005, mediante la mejor utilización de sus activos y la reducción de costes de personal, comerciales y servicio a bordo. En los nueve primeros meses del pasado año los costes de la compañía medidos por asiento- kilómetro transportado (AKO) habían descendido un 5,2 con especial incidencia en el servicio a bordo, que se redujo casi un 25 En materia de coberturas de carburante la compañía sólo tiene garantizado un 30 del precio fijado de queroseno que piensa consumir este año, frente al 66 de Air France- KLM o el 25 de Lufthansa. Un porcentaje reducido teniendo en cuenta que en 2004 negoció el 80 de su consumo entre los 23 y los 32 dólares. Iberia calcula que los precios del petróleo se moverán cerca de la banda de 40 dólares durante 2005, muy por encima de los 24,5 dólares que contemplaba su plan de negocio.