Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Los domingos DOMINGO 16 1 2005 ABC EL PERFIL DE LA SEMANA EN LA ACERA ESCRIBÍ TU NOMBRE FERNANDO IWASAKI JULIÁN LANZAROTE Alcalde de Salamanca Tan amado como odiado, el político salmantino cuenta con el respaldo de tres mayorías absolutas y una perseverancia que garantiza la batalla Un alcalde con papeles ontrincantes políticos le definen como una persona arrogante, de imposiciones, prepotencias e intemperancias mientras sus partidarios le consideran directo, franco y con autoridad, pero lo cierto es que Salamanca es más popular que nunca desde que en 1995 Julián Lanzarote arrebató el sillón de la Alcaldía al socialista Jesús Málaga y apaciguó las aguas turbulentas de su partido. Aquel año la sociedad charra se había conmocionado con la amenaza de devolución a Cataluña de unos desconocidos papeles del Archivo y la ciudad se echó a la calle para protestar por el atraco a su patrimonio y defender con uñas y dientes su orgullo herido frente a negociaciones políticas. Policías en la puerta de la sede de la todavía Sección Guerra Civil del Archivo Histórico Nacional, proclamas del tipo de no saldrá ni un legajo si no es por encima de mi cadáver Lanzarote no desaprovechó la lección. Podría decirse que tomó buena nota, por eso nadie se extraña de que tiemblen las losetas que dan pie al Archivo o que cualquier carga y descarga en las calles adyacentes deba contar con permiso municipal. Nadie como este abogado sabe tocar la fibra de sus paisanos apelando a los sentimientos más hondos, los que despiertan la carcajada y donde se siente cómodo, implacable en la ridiculización de diestro y siniestro. Las hemerotecas matan, como el gas mostaza recordó al amnésico Jesús Caldera en uno de esos arrebatos de sinceridad brutal del alcalde que un día sí y otro también saltan a los titulares. No le falta razón a un regidor que sabe ganarse las portadas con un populismo que causa furor entre sus adeptos, pero sobre todo deja un rastro de enemigos fruto de la perseverancia de este padre de cuatro hijos convencido de que siempre ha utilizado su carácter para defender ante todo y sobre todo la ciudad que representa. La ministra Carmen Calvo lo siente en sus carnes y se cansará de escuchar a Lanzarote en su batalla por la unidad del Archivo ante la idea que repite con tenacidad guerrera: que la restitución a Cataluña es un pago político a ERC. En sus diez años al frente del Ayuntamiento, sin duda la Capita- PORTUGAL Y DINAMARCA aya por delante que uno siempre había creído que ser nacionalista y de izquierdas era en sí mismo un contrasentido- como la carpintería metálica o las bombas inteligentes pues para Marx los obreros no tenían patria y nación era lo mismo que burguesía, como se puede comprobar hojeando por encima El Manifiesto El Capital o la Crítica del programa de Gotha No obstante, incluso aceptando nacionalista como izquierdista de compañía en numerosas declaraciones de los líderes de ERC uno advierte chulería, extorsión y deslealtad hacia sus socios del PSOE. ¿A qué viene anunciar que ERC se propone ir más lejos que el Plan Ibarretxe el mismo día que el Lehendakari es recibido en La Moncloa? ¿Qué quiere decir ERC cuando reclama una independencia como la de Portugal o Dinamarca? No es razonable invocar el respeto a las minorías autonómicas en el gran escenario español, mientras en los pequeños escenarios autonómicos se machaca a las significativas minorías nacionales. Puedo comprender que el PSOE necesite el apoyo de ERC para seguir gobernando el país, pero no entiendo la abnegación con que asume la violencia de género político que le inflige ERC, aunque al día siguiente comparezcan Carod o Puigcercós a pedir perdón, como los maridos pegones. ¿En qué quedamos? ¿No había que oponerse a los malos tratos? Todo parece indicar que la reunión entre Rajoy y Zapatero ha sido más constructiva de lo previsible y uno que se alegra, pero me gustaría creer que los líderes de las dos principales fuerzas políticas se han puesto de acuerdo en algo que considero imprescindible para acabar con la crispación. A saber, que el PSOE no vuelva a decir que el 11- M fue consecuencia de la guerra de Irak y que el PP no vuelva a decir que el PSOE ganó las elecciones como consecuencia del 11- M. Ni los políticos ni los ciudadanos somos tontos y todos sabemos que lo sabemos, pero ha llegado la hora de tragarse esos sapos y los sapos saben mejor cuando se tragan en nombre de la verdadera mayoría de ciudadanos de este país: los votantes de la España constitucional del PSOE y del PP. No creo- en cambio- que el PP le permita gobernar al PSOE si rompiera su alianza con ERC, ni se me pasa por la cabeza que el PSOE renuncie a seguir laminando al PP en la inquieta compañía de ERC y del PNV. Si PP y PSOE ni siquiera fueron capaces de unirse en el País Vasco- donde los matan, amedrentan y persiguen- sería de incautos creer que podrían hacerlo a nivel nacional. Dentro de unos días se cumplirá un aniversario más del asesinato de mis amigos Alberto y Ascen, quienes murieron porque creían en esta democracia que es capaz de consentir que una alimaña como Juana de Chaos se zurre en sus tres hijos huérfanos. En sus nombres y en el de tantos otros como Luis Portero, Tomás y Valiente, Miguel Angel Blanco, Fernando Buesa, Enrique Cuesta o Gregorio Ordóñez, me gustaría recordar que ellos no derramaron su sangre ni por Dinamarca ni Portugal. Susc POR ANA BELÉN HERNÁNDEZ V lidad Cultural le ha granjeado los mayores éxitos, tan sólo empañados por los agujeros que las infraestructuras acarrearon a las arcas municipales y los desencuentros personales con instituciones claves en la celebración. La herencia, el buen ritmo turístico y cultural que ha mantenido la ciudad, al que se suma el reto del 250 aniversario de la Plaza Mayor. En paralelo a su lucha por situar a Salamanca en la cabeza de las capitales que hacen de la cultura su bandera, Lanzarote acapara las críticas de vecinos, ecologistas y, fundamentalmente, asociaciones de defensa del patrimonio, que denuncian sus actuaciones urbanísticas ignorando la protección de la Unesco en tanto que Patrimonio de la Humanidad; la última, la licencia para derruir el Gran Hotel, edificio emblemático a veinte metros de la plaza Mayor, y construir viviendas. Pero que nadie piense que Lanzarote elude las críticas. No, el alcalde las responde a todas en su tono bronco capaz de exasperar al más pintado, así que los conflictos crecen a sus pies. El más constante de los últimos tiempos, el espectáculo que ha supuesto la participación del Consistorio en la Casa Lis, donde al alcalde le ha estallado en la cara una campaña de anónimos amenazantes presuntamente enviados por su jefe de gabinete para hacer mella en la lucha que mantuvo con el director del museo y parte del Patronato. Sin embargo, Lanzarote tiene seguro su feudo. Su figura política crece pese a muchos; forma parte de la Junta Directiva Nacional y del Comité Ejecutivo Regional, y tiene su escaño en el Senado. Tres comicios con mayoría absoluta le permiten citar a Churchill sin complejos y como aviso: Uno gana y los demás pierden www. fernandoiwasaki. com