Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Los domingos DOMINGO 16 1 2005 ABC ÁLAVA RESISTE José Ángel Cuerda, ex alcalde de Vitoria Viene de la página anterior ABC Javier Guevara, diputado foral de Presidencia B. CORRAL José María Salbidegoitia, profesor de la UPV B. C. En el empresariado alavés se ha encendido la luz roja. Como la Diputación, venía clamando apoyo a Madrid. En cierta ocasión, el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, les respondió: posiciónense en contra del plan Ibarretxe y luego ya veremos. Con la llegada de Zapatero las cosas, si cabe, han empeorado. Los Presupuestos de 2005 reservan para Álava un 0,3 por ciento de las inversiones, convirtiéndola así en el territorio vasco más perjudicado. Álava no recibe un duro en los últimos años y luego en Madrid quieren que hagamos de escudo, que seamos la trinchera para impedir el avance del plan Ibarretxe se quejan. Y tras la queja, la alarma: en los últimos meses varias empresas nacionales que iban a invertir en este territorio histórico han decidido desviar sus proyectos hacia otras zonas con menos incertidumbre. Y tras la alarma, la denuncia del agravio. Fuentes empresariales denuncian cómo Renfe ha adjudicado el contrato del siglo por valor de unos 300 millones de euros, a Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) Una empresa radicada en la localidad guipuzcoana de Beasain, en sintonía con el plan Ibarretxe y que incluso ha acogido en su plantilla a ex presos de ETA. Se castiga en Madrid a un territorio que mayoritariamente apuesta por la Constitución. ¿Cómo se entiende esto? El malestar sube de tono. Si quieren héroes, si quieren mártires, vengan ustedes aquí a defender el Estado de Derecho Nos piden a los empresarios que nos inmolemos, pero somos tremendamente desconfiados con lo que vayan a hacer los políticos Pese a estas protestas, altas y claras, los empresarios alaveses insisten en mostrar respeto a la legalidad, piden que se garantice la unidad de mercado, el pan nuestro de cada día El 40 por ciento del mercado del País Vasco está en España. Pedimos que no haya barreras para vender en Murcia. Y las ba- sus mayores encrucijadas. Sólo se acuerdan de santa Álava cuando truena dice, con más ironía que enfado, una mujer que hace sus compras en los aledaños de la Virgen Blanca, en el centro de Vitoria, la fría mañana del pasado 13 de enero. Es consciente, porque lo leo en el periódico de que Álava ha entrado en el juego de la disputa entre nacionalistas y constitucionalistas. Me temo que nos quieren como moneda de cambio concluye con sabiduría popular. Muy cerca del casco viejo, don José acaba sus rezos frente al altar principal de la catedral. No hijo, no. No rezo por el plan Ibarretxe, sino por mis fieles dice bonachón. Es cierto, la sociedad alavesa está dividida, pero confío en que las cosas se serenen añade para eludir una más precisa opinión sobre Ibarretxe y su proyecto. A pocos metros, dos ertzainas vigilan las inmediaciones del Parlamento vasco. El plan Ibarretxe es inoportuno dice uno, mientras su compañero de guardia corta la conversación con un mejor, déjenos La Diputación Foral, gobernada por el PP, lo venía advirtiendo. Dice Javier Guevara: Álava es pieza clave para el plan Ibarretxe y los nacionalistas van a intentar su reconquista con todos los medios a su alcance, mientras los constitucionalistas están más divididos que nunca Su SOS caía en saco roto en un Madrid autista Pese a ello, la institución foral está dispuesta a llenar el vacío legal que puedan dejar un Ejecutivo vasco y una Cámara en irresponsable carrera hacia la desobediencia civil. No vamos a permitir que el lendakari celebre ese referéndum- -afirma Guevara- Pero si se sitúa aún más fuera de la ley con su convocatoria, la Diputación se plantea suspender cualquier tipo de relación política y económica con el Gobierno vasco ¿Que si hay posibilidad de que Álava abandone la Comunidad Autóno- ma? En principio no está previsto que un territorio se desmarque reconoce Guevara, aunque, a título personal, plantea una posibilidad que abre las puertas al debate. Como primer argumento alude al artículo 2 del Estatuto de Guernica: Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, así como Navarra, tienen derecho a formar parte de la Comunidad Autónoma del País Vasco Es decir, tienen derecho, pero no obligación Por ejemplo, Navarra eligió su propio futuro convirtiéndose en autonomía propia. Como segundo argumento, esgrime la Disposición Adicional Primera de la Carta Magna: La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales. La actualización general de dicho régimen foral se llevará a cabo, en su caso, en el marco de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía Guevara advierte que los nacionalistas van a echar el resto para recuperar Álava. Por ello propone un acuerdo con el PSE, aunque se confiesa pesimista por la intransigencia de los socialistas, que quieren desgastar al PP en Ála- va Las perspectivas para frenar esta ofensiva nacionalista no son halagüeñas. El diputado de Presidencia lamenta que a Álava no se le ha dado la importancia que tiene Sus críticas se dirigen ahora a Rodríguez Zapatero pero Aznar tampoco se libra de esos reproches. Se tenían que haber dado cuenta en Madrid de que en este follón el papel de Álava es clave. Si el plan Ibarretxe tiene un punto débil es Álava. Sin ella, el proyecto del PNV no tiene posibilidad de salir adelante. Los nacionalistas pueden seguir 50 años o más sin Navarra y sin el País Vasco francés, pero sin Álava no Goodbye España El presidente del PNV de Álava, Iñaki Gerenabarrena, afín a Egibar, asegura que en el caso de que no sea refrendado en este territorio, el lendakari retirará el plan y habrá que empezar de nuevo. Un plan que, aclara, no es el que hubiera diseñado el PNV, ya que ha sido hecho para que pueda ser asumido por los no nacionalistas. La pegatina con el lema goodbye España (adiós España) que se exhibe, junto a otras muchas, en una de las paredes del Araba Buru Batzar, da las claves de las pretensiones nacionalistas. Gerenabarrena insiste en que ya no hay que hablar del plan Ibarretxe, porque se ha convertido en ley aprobada por el Parlamento. De hecho, considera que si López o San Gil ganaran las autonómicas, recibirían como herencia la citada ley de libre asociación. Si quisieran retirarla, tendrían que contar con mayoría absoluta El dirigente de los nacionalistas alaveses asegura que el referéndum se celebrará pese a quien pese Niega, contundente, que se pueda convertir en una consulta de caserío La Consejería de Interior tiene las competencias ¿Que si no nos ceden algunos colegios, si no colaboran algunos ayuntamientos? pues colocaremos las urnas en otros lugares Si quieren mártires vengan ustedes aquí a defender el Estado de Derecho se quejan los empresarios alaveses ante el olvido de Madrid El ex alcalde de Vitoria José Ángel Cuerda, del PNV, advierte que la sociedad vasca se está resquebrajando y lo vamos a notar