Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad DOMINGO 16 1 2005 ABC Los científicos europeos, pasmados por los sonidos y los datos recibidos de Titán Los primeros análisis confirman la presencia de ríos de metano en ese lejano y frío mundo J. M. NIEVES MADRID. Una superficie pantanosa y anaranjada, azotada por el viento y surcada por lagos y ríos de metano, cubierta por densas nieblas y rocas hela- Composición de imágenes tomadas durante el descenso de la Hugyens en Titán ESA das de todos los tamaños, a ciento ochenta grados bajo cero y, sí, con gran cantidad de materia orgánica, lo que no hace más que recordar las condiciones de la Tierra, la nuestra, antes de que en ella floreciera la vida. Los responsables de la ESA no terminan aún de creer en su propia suerte. Los primeros resultados me dejaron pasmado aseguraba ayer el director científico de la Agencia Espacial Europea, David Southwood, durante una conferencia de prensa en Darmstadt. Los datos científicos obtenidos responden a nuestros objetivos más ambiciosos, e incluso más añadía JeanPierre Lebreton, director de la misión Huygens. Para empezar, cada uno de los seis instrumentos de la sonda funcionó a la perfección aunque, eso sí, falló uno de los dos canales de transmisión, cuyos datos (mediciones de vientos y unas 350 imágenes) se perdieron, aunque el 90 por cien de esa información podrá ser reconstruida por los científicos en tierra, gracias a que la señal fue recogida por dieciocho radiotelescopios terrestres. A los científicos les espera mucho trabajo- -afirmó Southwood- -pero los científicos aman el trabajo, para eso viven Sonidos de otro mundo Marty Tomasko (planetólogo de la universidad de Tucson, Arizona) encargado de la cámara de la sonda, dijo por su parte que es imposible resistirse a la especulación de que son canales de drenaje, o una ribera A propósito de la foto que muestra guijarros en la superficie, afirmó que no tienen más de 15 cm. de ancho y los más visibles se encuentran a tan sólo 85 cm. de la sonda. No tenemos respuesta a todas las preguntas ahora, sólo podemos especular sobre esos guijarros, aunque podrían ser pedruscos de agua helada Y luego están los sonidos. Los de la sonda durante su descenso y los obtenidos más tarde, sobre la superficie misma de Titán, después del aterrizaje. Gracias a internet, cualquiera puede hoy escuchar además de ver, ese mundo distante, a casi mil quinientos millones de kilómetros de nosotros, con sólo acceder a www. esa. int y pinchar después en el recuadro Sounds of Titan Parece un simple ruido de fondo, una de esas interferencias que hace la televisión cuando no sintoniza bien un canal. Aún así, cualquier pequeña variación en ese soplo, que es el de los vientos de aquel mundo lejano, consigue sobrecoger a quien lo escucha, despertar la imaginación y subrayar el hecho, ya convertido en realidad, de que un ingenio construido por el hombre ha conseguido llegar hasta allí.